«

»

Imprimir esta Entrada

Se construye de a poco

En el debut localista de la dupla Zuccarelli, Guaraní derrotó 3-1 a Juventud Unida y sumó tres puntos vitales.

El nuevo Guaraní de los Zuccarelli se va construyendo de a poco y con buenos cimientos. Luego de lo que fue el empate con sabor a triunfo en Mendoza, la Franja derrotó a Juventud Unida de Gualeguaychú por 3 a 1 y encontró un poco más de aire en su lucha por mantener la categoría en la B Nacional. Miguel Alba, en el primer tiempo, y Tobías Albarracín y Luciano Leguizamón,en el segundo, le dieron el triunfo a los de Villa Sarita. Para la visita descontó Fernando Zampedri.

El arranque del partido dejó en claro las intenciones de un equipo visitante que llegó hasta Villa Sarita con la voluntad de jugar en campo adversario y no refugiarse contra el arco de Pelerman.
La primera acción de peligro fue favorable a los visitantes con un cabezazo de Zampedri que se estrelló contra el travesaño de Medina.
Luego de esa jugada el partido navegó en la intrascendencia y, pese a que Juventud era levemente superior, nada hacía presagiar lo que vendría porque la Franja se encontró con un gol de esos que se dicen “de otro partido”.  Corrían 22 minutos cuando Miguel Alba se encontró con el balón de frente al arco de Pelerman y sin dudar sacó un derechazo desde afuera del área que dejó sin chances al 1 visitante.
Casi sin merecerlo, Guaraní  encontró la ventaja y luego comenzó a manejar con mayor tranquilidad el balón ante un rival que se puso nervioso y perdió esa claridad que había mostrado en los primeros instantes.
El segundo tiempo fue totalmente opuesto a lo visto en el primero. Por las emociones y por la intensidad.  De arranque nomás Guaraní puso el 2-0 con un excelente cabezazo de Tobías Albarracín luego de un tiro libre de Leguizamón y, sin acusar el golpe, respondió de inmediato Juventud Unida con Zampedri, quien fusiló a Medina dentro del área para darle vida la visita.
Las emociones tempraneras terminaron tornando un partido de ida y vuelta y jugado con más ganas que fútbol. Por el lado de los misioneros lo mejor se vio desde los pies de un Luciano Leguizamón que quizá jugó su mejor partido con la camiseta de Guaraní , mientras que en la visita Bandiera fue siempre un dolor de cabeza para Lautaro Formica en esa segunda etapa.
Con el correr de los minutos Guaraní se retrasó algunos metros para cuidar el resultado y le cedió el protagonismo a su rival. Sin embargo, los entrerrianos no pudieron volver a vulnerar una defensa que tuvo a su valor más destacado en Jossimar Mosquera.
Para el final quedó el gol de Leguizamón, que encaró al arquero en un mano a mano y se la terminó picando para desatar un festejo que se venía postergando para toda la parcialidad franjeada.
Fue 3-1 para Guaraní, que sin jugar del todo bien se las ingenió para quedarse con los tres puntos en el primer partido de la dupla Zuccarelli en Posadas.

Fuente: Facundo Alzaga, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/analisis/2015/05/31/se-construye-de-a-poco/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE