«

»

Imprimir esta Entrada

Le sacó el cuero

Crucero regaló el primer tiempo, Banfield aprovechó y se encaminó a la victoria. Con el 2-1, los de Vivas pelean por ingresar a la Libertadores. El Colectivero llega golpeado al choque ante River.

El colombiano Mauricio Cuero aprovechó la siesta de Dematei y abrió la cuenta en el inicio (Foto: Télam)

Crucero del Norte tiene desde hace algunas semanas sus días contados en Primera División. Ayer las respuestas nunca aparecieron en el Florencio Sola y se consumó una nueva derrota, esta vez por 2-1 ante el encumbrado Banfield.

El Colectivero ocupa el último casillero de las posiciones y los promedios y la película de terror no termina. El barco parece estar hundido y no había nada que perder, por eso Lechner, Barraza y Rosso se hicieron cargo del fondo, escoltados por Alejandro Pérez y Nicolás Dematei en una línea de cinco poco utilizada por el técnico Rambert.
Pese a este panorama, el Taladro se adelantó para lograr de movida la apertura del marcador. En un avance por izquierda el peligroso Juan Cazares se filtró entre líneas, exigió a Ramírez y el angustioso rebote al centro del área le permitió a Mauricio Cuero estirar su racha goleadora (convirtió el gol de la victoria en el clásico del sur).
La casi sorpresiva ventaja le permitió a Banfield manejar los hilos del partido, mientras que el Colectivero se resumió en pelotas paradas. Nada parecía torcer el rumbo de la historia. Y más aún cuando a los 22’ el delantero Giovanni Simeone le dio la pincelada final a una obra maestra, esta vez por derecha, que encontró a una defensa estática y la combinación letal de la sociedad Walter Erviti-Cazares-Cuero. Casi sin despeinarse, el local ya ganaba 2-0. Victoria justificada desde el vamos tras un primer tiempo sin respuestas en Crucero.
La réplica se hizo sentir en el complemento. Esta vez el sismo se sintió menos, aunque la liquidación apareció en vidriera. El pasaje estaba de oferta para Banfield y parecía que el golpe de nocaut era inevitable.
El Colectivero intentó pisar el acelerador pero Cólzera no estuvo en su día y tampoco Martínez, este último mostrando una pobre imagen por el costado derecho, errático en sus pases y en la definición.
El Taladro lo pudo haber liquidado, pero perdonó y el ingresado Pablo Stupiski descontó de cabeza tras el centro de Tarrito Pérez. El suspenso copó la parada por culpa de su propio director que jamás pisó el acelerador.
Al final fue figurita repetida para el conjunto misionero, que acumula 10 juegos sin victorias, 17 derrotas en el campeonato y 13 en forma consecutiva como visitante. Todo justo antes de enfrentar a River, en Chaco, el próximo sábado.

Fuente: Cristian Avellaneda, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/analisis/2015/09/21/le-saco-el-cuero/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE