«

»

Imprimir esta Entrada

En caída libre

Por enémisa vez Crucero cometió dos errores defensivos y, más allá de pegar dos tiros en el palo y dominar a su rival, cayó 2-1 con Brown en Madryn.

El Colectivero sigue a los tumbos cada vez que juega afuera. Pese al buen partido de Olivares, Crucero volvió a perder tres puntos en Madryn

Crucero del Norte dejó escapar ayer una inmejorable chance de cortar la racha de caídas consecutivas como visitante, al perder 2-1 con Guillermo Brown de esta ciudad, en el encuentro válido por la 13ª fecha del torneo de la Primera B Nacional.

Después de cometer dos errores infantiles en el primer tiempo que lo dejaron 0-2 al cabo de los primeros 45 minutos, el Colectivero impuso las condiciones del partido en el complemento, aprovechó las expulsiones de su rival y estuvo cerca de sumar como visitante. Pegó dos tiros en los palos, no estuvo fino en los metros finales y de esa manera sufrió su sexta derrota seguida jugando afuera de Misiones.

Las dos caras de la moneda
Fueron dos tiempos antagónicos. Brown gobernó la primera parte, manejó la pelota, generó situaciones de gol y transformó en figura al arquero Leandro Requena.
A los 19 minutos, el ex Crucero Tobías Figueroa recibió un matemático pase de 60 metros enviado por Fernando Bonjour, con oficio el goleador la bajó de pecho y acomodó su cuerpo para el primer azote del partido. La defensa durmió, la pelota peregrinó desde la puerta del área hasta el fondo del arco y desde ese momento la banda empezó a disfrutar de una dulce victoria sobre un rival indiferente y vacío de ideas.
Cuando el primer tiempo derramaba sus últimas gotas, Claudio Mosca capitalizó un yerro de Coria, se internó dentro del área y sometió nuevamente a Requena marcando el 2-0 parcial con el cual se irían al descanso.
Fue todo de Brown, la mañana pintaba tranquila y pocos podían sospechar un cambio tan brusco en el juego para el resto del partido.

Esfuerzo insuficiente
El segundo tiempo fue un discurso de errores de Brown y un concierto de embestidas del equipo misionero. Crucero gobernó el partido, le quitó la pelota a su rival, manejó el medio y atacó por todos los frentes. A los 6’ Fabio Vázquez achicó la distancia y le dio aire al renacimiento del equipo. Para colmo, a los 22’ Alejandro Manchot se fue expulsado y 10 minutos antes del final, Nicolás Dematei siguió el mismo camino, por lo cual Brown jugó en desventaja gran parte del partido.
Crucero metió dos tiros en el travesaño. Juan Manuel Olivares, el mejor jugador de la cancha, se cansó de meter centros al área, sin embargo y pese a todo el esfuerzo el conjunto de Santa Inés jamás halló la receta para alcanzar el gol de la salvación.
Fueron como conejo detrás de una zanahoria por el empate, pero Brown se refugió en el fondo, clausuró todas las rendijas por donde intentó llegar su oponente, y aunque fue torturado con pelotazos, con ímpetu y coraje soportó el hostigamiento y empinó la victoria.
Para el equipo dirigido por Miguel Salinas fue un nuevo golpe a sus ilusiones. Se apagó la última llama de la esperanza.

Fuente: El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/analisis/2016/04/25/en-caida-libre/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE