«

»

Imprimir esta Entrada

Gabriel Schurrer dio vuelta la página y se fue

Schurrer se va de CruceroLas seis derrotas y los tres empates, apenas maquillados por la primera y única victoria hasta ahora en la elite del fútbol argentino, fueron determinantes para que Gabriel Schurrer reciba la noticia de que no continuaría luego de vencerse su contrato, con extensión hasta junio de 2015. Ese anuncio que hizo el club terminó acelerando los procesos propios de una persona que, con mucho amor propio y dignidad deportiva, prefirió dar un paso al costado por decisión propia, sin esperar a que le junten las pertenencias y tener que irse por alguna puerta alternativa.
Schurrer hizo lo que el club esperaba: se juntó con los dirigentes, arregló los pormenores de su ida y llamó a una conferencia de prensa. “Después del entrenamiento hablará el técnico de Crucero”, se dijo desde el club. Lo cierto es que el DT nunca participó de dicha práctica. Habló con sus jugadores, les comunicó lo decidido y esperó por los micrófonos.

Hace exactamente un año, Gabriel Schurrer disfrutaba de uno de sus triunfos más resonantes como técnico de Crucero. El Colectivero le ganaba 3-1 a Independiente en Santa Inés y el equipo ilusionaba. Se prendía en la lucha por el ascenso y todos soñaban con desplazar al Rojo de una de las plazas hacia Primera División.
Un año después, el entrenador anunció el fin de su vínculo con el equipo de Santa Inés. Así de efímero y cambiante es todo en el fútbol argentino, donde los resultados, está más que claro, no se discuten.
La prensa llegó y, en otro aspecto llamativo, fue invitada al centro del polémico césped del Andrés Guacurarí. Sonriente y entero, Schurrer salió acompañado por Darío Guimaraez, director deportivo del colectivero. “Hablo un ratito y después respondo sus preguntas”, avisó, siempre con buena predisposición.
“El club hizo público que después de estos seis partidos no iba a continuar porque era lo que me quedaba de contrato. Sabiendo esto y pensando en lo mejor para el club, es mejor que pueda venir un entrenador antes”, comenzó el rafaelino, que asumió el rol esperado y que decidió un final acorde a lo que fue su estadía en el club: prolija.
“Crucero del Norte fue un proyecto hermoso, el club siempre se ha portado muy bien con nosotros. Como corresponde, tengo que remarcar que el objetivo se cumplió y lo dejamos en Primera División”, continuó, para luego agradecer el calor que le brindó el pueblo misionero.
“Las chances de seguir en Primera están intactas, acá se trabaja bien y todo puede salvarse”, afirmó.
“Hablé con los jugadores, me despedí de ellos”, contó, antes de volver a agradecer el paso que dio junto al club de Santa Inés.
El nombre del futuro técnico es una incógnita, aunque según declaró Guimaraez, “esperamos que ante Colón (el lunes 4 de mayo) ya esté trabajando el nuevo cuerpo técnico”.
De nombres vive el fútbol argentino. El paraguayo Pablo Caballero suena con fuerza, al tiempo que el Bichi Fuertes fue claro en diálogo con El Territorio: “Todavía no sé nada, pero iría encantado”.

De la gran B Nacional al pobre inicio en Primera División
El 2 de marzo del año pasado Gabriel Schurrer dirigió su primera práctica en Santa Inés. Llegaba con una mochila de esperanzas y con evidentes ansias de revertir el mal trabajo que había realizado en su última experiencia en Argentinos, donde apenas consiguió un empate y sufrió seis derrotas en su corta estadía como técnico.
Cuando llegó a Crucero, el equipo misionero arrastraba una serie de siete encuentros sin victorias. Debutó en el banquillo del Colectivero el 9 de marzo, cuando por la 27ª fecha del torneo de la B Nacional igualó 0-0 con Unión de Santa Fe en el estadio Andrés Guacurarí. Luego sufrió su primera caída, 1-0 ante Douglas Haig en Pergamino, pero en su tercer partido como DT ya festejó su primer éxito, el 2-1 a Sportivo Belgrano en Santa Inés. El equipo se afianzó como local ganando cinco partidos seguidos, pero afuera fue la contracara, con siete derrotas en ocho encuentros.
Si bien ese Crucero fue protagonista de aquel torneo, se quedó con las ganas del ascenso en la recta final.
Pero el Torneo de Transición de la B Nacional, en el segundo semestre del año, le iba a dar revancha. Una racha de siete partidos sin derrotas (con cinco victorias y dos empates) rápidamente posicionaron al equipo en los primeros puestos, y a partir de ahí administró la ventaja y se encaminó al ascenso. Más allá que se descuidó en las fechas finales, terminó ascendiendo como el segundo mejor equipo del campeonato.
En total, como técnico de Crucero, Gabriel Schurrer dirigió 48 partidos (18 victorias, 9 empates y 21 derrotas) y cosechó el 44% de los puntos, cifra sólo superior a la que logró Darío Labaroni (38%) en la temporada 2010-11.

Fuente: El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/destacados/2015/04/23/gabriel-schurrer-dio-vuelta-la-pagina-y-se-fue/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE