«

»

Imprimir esta Entrada

Leandro Benítez ya se sumó al trabajo franjeado

Leandro Benítez GuaraníLeandro Benítez ya arregló condiciones para jugar en Guaraní Antonio Franco y este viernes se sumó al trabajo en doble turno: por la mañana realizó físicos en el predio La Rana junto a sus nuevos compañeros y a la tarde, en un gimnasio.
El equipo franjeado volverá a trabajar por la mañana y luego los técnicos darán los nombres de los concentrados.
El domingo a las 16 la Franja recibirá la visita de Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

Todo al revés: El “Chino” Benítez, que sería ideal para Crucero, llega a un Guaraní poblado de creativos

Leandro “Chino” Benítez, el talentoso volante de 34 años que fue compadre de la “Bruja” Verón en el Estudiantes multicampeón de hace unos años, llegó como primer refuerzo a Misiones.
El “Chino” ya se encuentra entrenando con sus compañeros desde hace dos días aunque no será de la partida este fin de semana porque aún no se hizo la transferencia (el libro de pases se abre el próximo lunes).
Sin embargo, haciendo un análisis de las necesidades y existencias de Crucero del Norte y Guaraní A. Franco, todo parece indicar que Benítez desembarcó en la provincia correcta pero en el equipo equivocado.
El club que más necesita hoy a un jugador de sus características: talento creativo, roce en Primera y capacidad para abastecer a los delanteros y generar juego es, sin dudas, Crucero del Norte. Cuya principal falencia en el plantel, parece ser la carencia de un enganche o volante de creación. No termina de cubrir ese rol con el “Diablito” Monserrat o con Ariel Cólzera.
En cambio, Benítez llegó a un Guaraní que parece superpoblado de jugadores creativos. Con Cristian Barinaga, un media punta que puede hacer de enganche, a la cabeza. Con Luciano Leguizamón, de características similares, en segundo lugar. Pero también con jugadores como Milton Zárate, de gran categoría, o incluso Sebastián Battaglia, volante mixto con muchas más caractertísticas de creativo. A todos estos hay que sumarle la vuelta, en breve, de Enzo Bruno, otro mediapunta que también puede tirarse atrás y jugar detrás de los delanteros.

¿Y el nueve?
Por otra parte, en Guaraní brilla por su ausencia un centrodelantero neto, un “9” bien de área. Que juegue bien cerca del punto del penal y termine todas o casi todas las jugadas o bien arrastre marcas para la llegada desde atrás de volantes como Exequiel Narese, Barinaga, Leguizamón o Sagarzazu.
La última vez que la Franja tuvo un jugador así fue Enzo Noir, quien si bien no convirtió tantos goles en el Argentino A, contribuyó mucho a los goles de Barinaga, participando en las jugadas o llevándose las marcas para la entrada al vacío del “10”, quien normalmente comienza todos sus goles en jugadas afuera del área.
Jorge Armando Piñero da Silva, el centrodelantero de la Franja hoy, no es, en rigor, un 9 clásico ya que -habilidoso a pesar de su tamaño- suele tirarse muy atrás para pivotear o jugar, aprovechando sus buenas condiciones técnicas con la bola en los pies.
A Crucero le falta lo que a Guaraní le sobra, un creativo. En cambio, Crucero tiene dos “9” con los paraguayos Gabriel Avalos y Ernesto “Pinti” Alvarez, hoy jugando un poco más retrasado. Es decir, lo que al equipo de Villa Sarita le falta.
Si bien es cierto que lo que abunda no daña y que Benítez tranquilamente puede triunfar en Guaraní (aunque su éxito significará la marginación de alguno de los antes citados), no menos cierto es que los equipos misioneros están ambos en zona de descenso, con presupuestos muy acotados y peleando por mantenerse en la “elite” del fútbol profesional. Tienen pocas “balas” y no se pueden dar el lujo de desperdiciarlas a la hora de buscar mejorar sus planteles.
También hay que decir, en este sentido, que la dirigencia de Villa Sarita tuvo muy buen tino en concretar la desvinculación de Jorge de Olivera. Un arquero suplente de semejante jerarquía, con uno de los contratos más altos del plantel, era un “lujo” innecesario para Guaraní. También era justo para el arquero posadeño, quien ya resignó mucho al bajar de categoría a la B Nacional, darle las posibilidades para que busque otro club en el cual poder volver a los primeros planos, como sus grandes cualidades lo ameritan.
Con la chequera muy limitada Guaraní, y prácticamente cerrada en el caso de Crucero, que ya avisó que no traería refuerzos, la realidad indica que los clubes misioneros hacen lo mejor que pueden. Como dice Sebastián Rambert, el DT de Crucero, “a veces se juega como se quiere, pero la mayoría de las veces se juega como se puede”. La máxima también sirve para los dirigentes de Misiones y el bendito mercado de los refuerzos.

Fuente: club Guaraní y MOL.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/destacados/2015/06/27/leandro-benitez-ya-se-sumo-al-trabajo-franjeado/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE