«

»

Imprimir esta Entrada

Yenni Ortiz, a segundos de su gran objetivo

Yenni Ortiz entrena en Eldorado con vistas a la dura temporada de torneos que llegarán desde febrero (Foto: Miguel Mendieta, El Territorio)

Para la mayoría de las personas, las vacaciones de verano son sinónimo de descanso y disfrute, de reuniones familiares y viajes, pero no es así para un atleta que toma esta época como pretemporada y menos si el objetivo es claro: bajar el récord argentino en los 10 mil metros de marcha.
Este es el caso de Yenni Ortiz, que regresó a su casa en el Alto Paraná y pasó las fiestas con su familia, pero sin dejar de lado el entrenamiento con vistas a un 2017 con muchas competencias por delante.
En el top del ranking argentinos de marcha atlética, la eldoradense se pasó incluso la jornada de año nuevo entrenando en doble turno en busca de su mejor nivel.
“El año pasado estuve en Ecuador desde octubre y pasé todo el verano allá; ahora decidí volver para poder pasar las fiestas acá e iniciar la pretemporada y en febrero seguir el entrenamiento allá”, explicó Yenni, quién se hizo lugar en su agenda para un mano a mano con El Territorio, al cual llegó después de salir a correr.

Eligió la marcha atlética desde los 13 años, una actividad muy poco difundida en ese entonces e incluso en la actualidad, pero fue una sabia decisión teniendo en cuenta que lleva varias temporadas como número uno en el ranking argentino, tanto en los 10 mil y los 20 mil metros, y actualmente ostenta el bicampeonato nacional y es campeona sudamericana en los 10 mil.
Como muchos de los atletas, entre sus objetivos está ir mejorando sus propias marcas, sobre todo en los 20 mil, pero sin duda este año también apunta a quedar en la historia de la disciplina.
“Uno de mis objetivos es superar el récord argentino de 10 mil metros en marcha. La marca actual está en 53m53s y mi mejor tiempo oficial es de 54 minutos”, explicó la atleta misionera que trabaja intensamente para poder bajar esos segundos.
Además, tiene un año bastante cargado por delante, ya que le esperan, en abril, el Nacional Universitario, en Mar del Plata, un clasificatorio para el Mundial de Atletismo en Taipéi, China, a mitad de año; el Panamericano en Lima, Perú, el Nacional de Mayores, en mayo, y después el Sudamericano en Ecuador.
Todo esto en la primera mitad del año, lo que hace muy ajetreada la agenda de la marchista, que luego le queda aún competir en el Nacional de Clubes, que se realizará en diciembre. Además, lidia cotidianamente con alguno de los límites de destacarse en una disciplina no muy popular.
En esta línea, aclara que incluso desde la confederación es difícil que costeen participaciones en challengers y entrenamientos fuera del centro, mucho menos reciben patrocinio de otras entidades, pero hace el sacrificio para poder cumplir sus metas.

La disciplina para entrenar en casa
Estar lejos del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo, en Buenos Aires, donde reside, y de sus entrenadores puede hacer que el atleta se relaje, entre comidas, fiestas de reencuentro, pero “uno tiene que seguir siendo deportista de alto rendimiento”.
“Acá querés estar con tus amigos, con tu familia que no ves nunca pero mis amigos cuando organizan una comida saben que voy y preparan algo que pueda comer y el horario en el que puedo estar. Ellos también se esfuerzan en incluirme y eso te hace sentir muy bien, porque siento que reconocen mi trabajo”, reflexionó la misionera.
Además, se refirió a las dificultades de alejarse de sus raíces para poder desarrollarse profesionalmente, algo que no muchas personas logran con éxito.
“Mis objetivos son más fuertes que las emociones, la pasión por el deporte y por cumplir mis propias expectativas pesan más que cuestiones personales que puedan hacerme perder el enfoque en mi carrera. Voy a extrañar, me va a doler, pero no hay nada más lindo que pasar por eso para cumplir con algo que a vos te gusta”, enfatizó.

Tokio a la vista
Uno de los planes a largo plazo de la deportista eldoradenses es llegar a un Juego Olímpico, y sin duda, inició el año con la idea de invertir los próximos cuatro años en llegar a este objetivo.
“Ya vamos viendo donde hago las pretemporadas, las competencias que vamos a tener con respecto a la clasificación, que son sólo en encuentros internacionales; entonces es mucha planificación que hay que tener en cuenta desde ya”, agregó Yenni.
Sin embargo entiende el trabajo que implica y lo difícil que puede ser el objetivo, pero inició este proyecto y en el camino se cruzará con clasificaciones a mundiales y sudamericanos, pero como le explica su entrenador “lo importante es cuidar la máquina, ya que es muy joven para su disciplina y tendrá muchas oportunidades”.

Más allá de la competencia
Fuera de la pista, Yenni se prepara en la universidad para ser profesora de educación física, por eso sus actividades no terminan en la pista.
El costado artístico de la atleta encuentra lugar en la demandante agenda de la deportista por lo que es sus tiempo libre; además de descansar, se dedica al amor por la guitarra y perfeccionando sus aptitudes en el saxofón, una mujer todo terreno que disfruta de lo que hace “siempre con pasión”.

Fuente: El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/destacados/2017/01/25/yenni-ortiz-a-segundos-de-su-gran-objetivo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE