«

»

Imprimir esta Entrada

El día después del descenso de Mandiyú

El descenso hasta ahora es una realidad, los dirigentes abrigan la esperanza de que el Consejo Federal pueda cambiar de opinión en cuanto a la reestructuración. Pero la historia no termina allí, siguen las peleas dirigenciales con el agregado de una importante deuda.
Co­mo un fi­nal anun­cia­do, el pa­sa­do do­min­go otro de los des­cen­di­dos, Spor­ti­vo Pa­tria de For­mo­sa, con un aplas­tan­te cin­co a uno se­lla­ba los des­ti­nos de De­por­ti­vo Man­di­yú. No fue una sor­pre­sa, una Re­vá­li­da po­bre, sin re­sul­ta­dos y re­fuer­zos que no des­co­lla­ron ha­cí­an pre­su­mir lo que hoy es una re­a­li­dad.
Aún el Con­se­jo Fe­de­ral de la Aso­cia­ción del Fút­bol Ar­gen­ti­no (A­FA) no ter­mi­na de de­fi­nir la ju­ga­da a se­guir.
Des­pués de la úl­ti­ma re­so­lu­ción tan cues­tio­na­da que bo­rra­ba de un plu­ma­zo a dos ca­te­go­rí­as del tor­ne­o, el Fe­de­ral B y el Tor­neo del In­te­rior, hoy na­da es cla­ro, las pre­gun­tas abun­dan, los que es­tán ju­gan­do el Federal C no sa­ben a qué ca­te­go­ría lo ha­rán y los equi­pos del Fe­de­ral B, tam­po­co tie­nen cla­ro qué ti­po de com­pe­ten­cia tie­nen por de­lan­te, to­do es de­sor­de­na­do y po­co cla­ro.

Por aho­ra Man­di­yú sa­be que des­cen­dió, jun­to a Gua­ra­ní An­to­nio Fran­co y Spor­ti­vo Pa­tria por es­ta Re­gión Li­to­ral Nor­te en su zo­na D. Pe­ro ellos, co­mo los otros cin­co equi­pos que han de­ja­do el tor­neo Fe­de­ral A, co­mo aque­llos del Fe­de­ral B que por aho­ra no ter­mi­nan de en­ten­der lo que Pa­blo To­vig­gi­no, man­da­más del Con­se­jo Fe­de­ral y Clau­dio “Chi­qui” Ta­pia de la AFA, quie­ren lle­var ade­lan­te en el fút­bol ar­gen­ti­no y por con­si­guien­te, a pe­sar de que ya fue apro­ba­da por una­ni­mi­dad la re­es­truc­tu­ra­ción, aguar­dan de que am­bos den un pa­so atrás, pi­dien­do que que­den sin efec­to los des­cen­sos y los del B, por­que con­si­de­ran in­jus­to que lue­go de es­tar com­pi­tien­do en la cuar­ta ca­te­go­ría del fút­bol ar­gen­ti­no, pa­sen de un plu­ma­zo a te­ner que ju­gar el año pró­xi­mo un tor­neo pro­vin­cial, que los lle­va­ría lue­go a un re­gio­nal pa­ra de allí co­men­zar a pug­nar por as­cen­der al Fe­de­ral A.
Es por ello que se di­ce que en los pró­xi­mos dí­as irán a gol­pe­ar las puer­tas del quin­to pi­so del edi­fi­cio de la ca­lle Via­mon­te en la Ca­pi­tal Fe­de­ral, don­de es­tá la ca­sa del Con­se­jo Fe­de­ral.
Los clu­bes del Fe­de­ral B di­cen que irán de­trás de los del A, por­que so­lo es­tos úl­ti­mos allí lo atien­den. Pe­ro qué pa­sa hoy, to­dos ellos pa­sa­ron a for­mar par­te de lo que han da­do en lla­mar Tor­neo Re­gio­nal Fe­de­ral Ama­teur.
Es­te es un pro­ble­ma de Man­di­yú, que tie­ne otros co­mo por ejem­plo las in­ter­mi­na­bles pe­le­as in­ter­nas, hoy pro­fun­di­za­das por el des­cen­so, bus­can­do al cul­pa­ble del fra­ca­so de­por­ti­vo. Na­die ha­ce un mea cul­pa, cuan­do to­dos son res­pon­sa­bles en par­tes igua­les de lo su­ce­di­do.
No se­ría más se­rio que Ir­gar­za­bal y Za­ra­bia en lu­gar de sa­lir por los me­dios a dis­pu­tar­se la con­duc­ción y a echar­se cul­pas pien­sen qué ha­rán con la abul­ta­da deu­da que po­see el club con los ju­ga­do­res, más los al­qui­le­res im­pa­gos al Club Hu­ra­cán Co­rrien­tes por el uso de su es­ta­dio, la Po­li­cí­a, de­par­ta­men­tos, li­ga y una lar­ga lis­ta que su­pe­ra los 3.000.000 de pe­sos pe­ro cla­ro más fá­cil es men­tir y mi­rar al cos­ta­do co­mo si na­da pa­só y fan­ta­se­ar con una in­vi­ta­ción.
Mu­chas fue­ron las reu­nio­nes y no me­nos las al­ter­na­ti­vas ma­ne­ja­das, el ru­mor de una nor­ma­li­za­do­ra y de una re­nun­cia ma­si­va de los di­rec­ti­vos es al­go que sue­na con fuer­za pe­ro cues­ta de­ter­mi­nar quién se ha­rá car­go del pa­si­vo del club, los ju­ga­do­res se fue­ron a sus ca­sa pe­ro con la pro­me­sa que des­pués de Se­ma­na San­ta, o sea en los pró­xi­mos dí­as, le da­ban so­lu­cio­nes. Al­gu­nos has­ta re­ci­bie­ron mo­bi­lia­rio del club co­mo com­pen­sa­ción de las deu­das.
Co­mo es­tán da­das las co­sas pa­re­ce emi­nen­te la in­ter­ven­ción por par­te de la ins­pec­ción ge­ne­ral de Per­so­ne­ría Ju­rí­di­ca pa­ra po­ner blan­co so­bre ne­gro, aho­ra quién se ha­rá car­go del club, quién se­rá el hé­roe que to­me la pos­ta y sal­ga a bus­car re­cur­sos pa­ra pa­gar deu­das y re­cons­truir Man­di­yú con un ob­je­ti­vo de­por­ti­vo, por aho­ra es to­do una in­cóg­ni­ta.
La his­to­ria se re­pi­te una y otra vez, jun­tos o se­pa­ra­dos, pe­ro es la mis­ma; pro­ble­mas en­tre di­ri­gen­tes, deu­das y ob­je­ti­vos de­por­ti­vos no lo­gra­dos co­mo si fue­ra un ve­ne­no sin an­tí­do­to co­rrien­do por la san­gre de un glo­rio­so Man­di­yú que se re­sis­te a de­sa­pa­re­cer.
Se­ño­res di­ri­gen­tes y sim­pa­ti­zan­tes ¿Po­dre­mos por una vez pen­sar en gran­de, de­jar de la­do las am­bi­cio­nes per­so­na­les y sa­car del fon­do a Man­di­yú o siem­pre co­me­te­re­mos los mis­mos erro­res? No que­da mar­gen y la vi­da de la ins­ti­tu­ción pen­de de un hi­lo; re­ac­cio­nen o há­gan­se car­go del fi­nal de es­ta his­to­ria, que por cier­to, a có­mo va­mos no va a ser fe­liz.

Fuente: diario Época.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/destacados/2018/04/01/el-dia-despues-del-descenso-de-mandiyu/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE