«

»

Imprimir esta Entrada

Gorosito: “Yo era testaferro de Grondona”

Patricio Gorosito“Acá quedamos los más boludos”, dijo ayer Patricio Gorosito, uno de los imputados en el juicio por la causa Carbón Blanco, en la que se investiga el tráfico de 1000 kilos de cocaína a España en 2012. En la primera audiencia, realizada en la ciudad de Resistencia, el ex empresario futbolístico preso en el Chaco se negó a declarar, al igual que el resto de los imputados en la causa: el abogado Carlos Salvatore, considerado líder de la organización, y los comerciantes Rubén Félix Esquivel, Carlos Pérez Parga y Héctor Ángel Roberto.

Sentado en el banquillo, Gorosito apenas respondió algunas preguntas del presidente del Tribunal oral federal, Rubén Quiñones: “¿Antes de quedar detenido a qué se dedicaba?”, lo indagó el magistrado. “Trabajé para el señor Julio Grondona. Llevaba jugadores a Arsenal”, dijo el hombre obeso y calvo antes de informar que haría uso de su derecho de no declarar.
Sí lo hizo ante la prensa. Al término de la audiencia aseguró que era “testaferro y amigo personal de Julio Grondona”, el ex presidente de la AFA y ex vice de la FIFA, fallecido en 2014. “El club Real Arroyo Seco era de él. Era de Julio Grondona. Cuando se lo vendí a Rosario Central la plata se la llevó él y yo me quedé con algo”, reconoció.
También admitió el ex empresario haber participado del contrabando de droga a Europa en bolsas de carbón vegetal: “No medí las consecuencias, ni nada. Me daban un dinero: 40 o 50 mil euros para darle a un tipo allá en Europa. Me di cuenta, quise retirarme. Por la plata fácil le hice mucho daño a la familia”, se lamentó.

Auge y caída de un empresario “grondonista” y su club de fútbol
Antes de ser detenido, la figura de Gorosito creció a un ritmo vertiginoso en el mundillo del deporte en parte gracias a su vínculo con Grondona. De la nada, este hombre pudo cumplir el “sueño” de fundar su propio club, Real Arroyo Seco. En 2002, un año antes, había perdido las elecciones en el Athletic Arroyo Seco, cuadro de sus amores.
La creación de Real Arroyo Seco tuvo toda la pompa y significó una inversión millonaria. Había comprado un predio de 21 hectáreas, en el que hizo siete canchas de fútbol profesional, junto a un estadio para 12.000 espectadores sentados en butacas de plástico.
Ese negocio se completaba con un hotel de cuatro estrellas edificado por Constructora Deportiva SA, propiedad de Genaro Aversa, yerno de Grondona. Real Arroyo Seco contó con el DT Oscar Craiyacich, que hizo dupla en la zaga de Rosario Central con Edgardo Bauza, actual entrenador de San Lorenzo. Alcanzó la final del Torneo Argentino A, pero perdió con Gimnasia de Concepción del Uruguay.
Los beneficios de la amistad con Grondona llevaron a Gorosito a pensar en grande. El 4 de octubre de 2006, Patricio firmó un acuerdo con el Barcelona FC. El convenio incluyó acto con el presidente del club catalán, Joan Laporta, quien le entregó la camiseta N° 10, la de Lionel Messi, con la inscripción “Gorosito” en la espalda. Por su parte, Gorosito le dio la casaca del “Real”, con la publicidad del restaurante Katrine. La buena relación con la entidad española no quedó ahí: el crack argentino era vecino del club y usó las instalaciones deportivas durante su recuperación de una lesión, en marzo de 2008.
Cuatro años después, Gorosito vendió el club y el predio a Rosario Central por 16.100.000 dólares. La trama narco acá se despliega de manera alarmante. El diario La Capital publicó que el acercamiento entre Gorosito y el entonces presidente “canalla” Horacio Usandizaga lo había armado el ex jefe de la policía de Santa Fe, Ricardo Milicic. Cabe recordar que toda la cúpula policial fue descabezada por su connivencia con la narcocriminalidad.

El Juicio, las coimas
Durante la primera jornada las defensas no presentaron ninguna solicitud de nulidad y se espera que este jueves declaren cuatro obreros de la firma Carbón Vegetal del Litoral SRL, la empresa de donde supuestamente salió la droga.
Este miércoles también se conoció que la justicia federal de la provincia de Chaco va a investigar el presunto intento de soborno a Zunilda Niremperger, jueza de la localidad de Presidencia Roque Sáenz Peña, por una suma millonaria de dólares que le habrían hecho los imputados.
La semana pasada Niremperger, que estuvo a cargo de la causa, contó ante la prensa que durante la investigación por el decomiso de más de una tonelada de cocaína le ofrecieron una coima de 4,5 millones de dólares para que no siguiera. El fiscal general Federico Carniel, que participa del debate, fue quien solicitó este miércoles que se investigue el intento de soborno a la jueza.
El principal acusado, y considerado líder de la organización, Carlos Salvatore, seguirá el debate desde la cárcel de Ezeiza por videoconferencia. En tanto que los otros imputados, el empresario Patricio Daniel Gorosito y los comerciantes Rubén Félix Esquivel, Carlos Pérez Parga y Héctor Ángel Roberto, lo harán en la sala de audiencias.
A los cinco se los imputa por el delito de contrabando de estupefacientes doblemente agravado por el destino de comercialización, como así también por la participación de tres o más personas en un total de tres hechos.
Según logró establecer la investigación, la cocaína era enviada desde la empresa Carbón Vegetal del Litoral SRL con sede en la ciudad chaqueña de Quitilipi hacia Europa.
El debate continuará este jueves por la mañana y seguirá el viernes próximo ante los jueces Gladis Mirtha Yunes, Eduardo Ariel Belforte y Rubén David Quiñones.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/futbol/2015/06/11/gorosito-yo-era-testaferro-de-grondona/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE