«

»

Imprimir esta Entrada

Se avecinan tiempos de cambios en Textil Mandiyú

Abid MandiyúAbib busca su sucesor al frente de Mandiyú. Luego de ocho años de gestión al frente del club, el político devenido en dirigente parece estar decidido a dar un paso al costado y entregar la institución a quien esté interesado en tomar la posta.
“Que me voy, que me que­do, que es­toy can­sa­do de po­ner pla­ta de mi bol­si­llo y na­die va­lo­ra eso”. Al fi­nal to­do pa­re­ce in­di­car que se ave­ci­na el fi­nal del ci­clo de Jor­ge Abib al fren­te de Man­di­yú. El di­ri­gen­te ten­dría de­ci­di­do dar un pa­so al cos­ta­do y de­jar que lle­gue otra gen­te a ma­ne­jar los des­ti­nos de la ins­ti­tu­ción.
La no­ti­cia de que Abib es­tá dis­pues­to a dar un pa­so al cos­ta­do co­men­zó a to­mar fuer­za en los úl­ti­mos dí­as, y en­tor­no a ello co­men­za­ron a cir­cu­lar dis­tin­tos nom­bres co­mo po­si­bles su­ce­so­res a la pre­si­den­cia de Man­di­yú.

En un prin­ci­pio se di­jo que Wal­ter Ri­va­ro­la, pre­si­den­te de la com­par­sa Ka­man­du­ka­hia, po­día to­mar la pos­ta y jun­to con él ven­dría gen­te que es­ta­ría dis­pues­ta a po­ner al­gún di­ne­ro en es­te pro­yec­to que se lla­ma Man­di­yú.
Ri­va­ro­la se acer­có al club lle­va­do por uno de sus hi­jos que for­ma par­te del plan­tel de la ins­ti­tu­ción. Fe­cha a fe­cha acer­ca su equi­po de so­ni­do en ca­da par­ti­do que jue­ga Man­di­yú de lo­cal en el es­ta­dio de Hu­ra­cán Co­rrien­tes, y tam­bién acer­có al­gu­na pu­bli­ci­dad es­tá­ti­ca que se ins­ta­ló en ca­da par­ti­do.
Pe­ro no to­das fue­ron bue­nas las de Ri­va­ro­la, por­que su nom­bre so­nó con fuer­za el día que asu­mió Da­niel Cra­ve­ro co­mo téc­ni­co, con quien tu­vo un fuer­te cru­ce ver­bal y has­ta lo ame­na­zó. Por esos dí­as se lo ve­ía co­mo un hom­bre muy cer­ca­no a Abib, y se lo men­cio­na­ba co­mo uno de los fir­mes can­di­da­tos a su­ce­der­lo en la pre­si­den­cia de Man­di­yú.
Pe­ro lo de Ri­va­ro­la así co­mo lle­gó se es­fu­mó de un día pa­ra el otro, y ya no se lo vio en las úl­ti­mas pre­sen­ta­cio­nes del equi­po co­rren­ti­no.
Otro nom­bre que siem­pre apa­re­ció co­mo pa­ra to­mar la pos­ta es el de Jor­ge Te­rri­le, vo­cal pri­me­ro del club, un hom­bre muy cer­ca­no a Abib que prác­ti­ca­men­te lo acom­pa­ñó en to­da es­ta ges­tión.
Pe­ro el mis­mo Te­rri­le nos ma­ni­fes­tó dí­as atrás que eco­nó­mi­ca­men­te él no es­tá en con­di­cio­nes de to­mar la pos­ta de con­ti­nuar con es­te pro­ce­so de Man­di­yú en el tor­neo Fe­de­ral A. “No ten­go los re­cur­sos eco­nó­mi­cos co­mo pa­ra ha­cer­me car­go del club, no dis­pon­go de más de 30 mil pe­sos que hay que te­ner pa­ra ca­da par­ti­do que Man­di­yú jue­ga de lo­cal, por­que 15 mil nos sa­le el al­qui­ler del es­ta­dio y otros 15 más te­nés de gas­to de ár­bi­tros. A to­do ello hay que su­mar­le la can­ti­dad de po­li­cí­as que nos obli­gan pa­ra ca­da par­ti­do. Y yo no dis­pon­go de ese di­ne­ro”, nos de­cía el “To­po”.
Los in­gre­sos con que cuen­ta hoy por hoy Man­di­yú se cir­cuns­cri­ben al apor­te que lle­ga des­de el Go­bier­no de la Pro­vin­cia, que son unos 300 mil pe­sos men­sua­les, con ello se de­ben cu­brir los gas­tos de suel­dos de los ju­ga­do­res, más los gas­tos de al­qui­ler de es­ta­dio, no só­lo pa­ra los dí­as de par­ti­do si­no tam­bién ca­da vez que se lo uti­li­za pa­ra re­a­li­zar una prác­ti­ca, y tam­bién con esa su­ma ha­cer fren­te los cos­tos que tie­nen ca­da uno de los via­jes, ho­te­les, co­mi­das y trans­por­te.
Otro di­ne­ro que in­gre­só fue­ron 60 mil pe­sos, que vi­nie­ron de la ga­se­o­sa Sec­co, pu­bli­ci­dad que apa­re­ce en el pe­cho de la ca­mi­se­ta. Pe­ro ese mon­to fue des­ti­na­do en su to­ta­li­dad a la com­pra de la nue­va in­du­men­ta­ria, pues­to que la mar­ca que an­tes ves­tía al club de­ci­dió de­jar de ha­cer­lo y aho­ra hay que ad­qui­rir to­da la ves­ti­men­ta.
Por to­do ello es­tá vis­to que con esa su­ma que lle­ga des­de el es­ta­do no cie­rran los nú­me­ros, por­que los gas­tos por mes de la par­ti­ci­pa­ción del equi­po en es­ta di­vi­sio­nal lo su­pe­ran, al mar­gen de que es­te es un plan­tel de los lla­ma­dos ba­ra­tos en com­pa­ra­ción al pre­su­pues­to que ma­ne­jan otros clu­bes de la ca­te­go­rí­a, pe­ro el só­lo he­cho de te­ner que pa­gar la su­ma an­tes ci­ta­da por al­qui­ler de es­ta­dio, más los cos­tos que re­pre­sen­tan ca­da via­je, es muy di­fí­cil ha­cer fren­te a es­ta si­tua­ción.
Otro nom­bre que sue­na pa­ra su­ce­der a Jor­ge Abib en la pre­si­den­cia de Man­di­yú es el del em­pre­sa­rio Gon­za­lo Vi­la, quien en va­rias oca­sio­nes apa­re­ció co­mo un can­di­da­to po­ta­ble co­mo pa­ra ha­cer­se car­go del club. Lo que hay que ver es si es­te se­ñor es­tá dis­pues­to a po­ner di­ne­ro de su bol­si­llo pa­ra se­guir ha­cien­do fren­te a es­te pro­yec­to de Man­di­yú en el tor­neo Fe­de­ral A.
Hay que te­ner en cla­ro una co­sa en es­te tor­ne­o, por­que son con­ta­dos con los de­dos de una ma­no los clu­bes que pue­den de­cir que con el apor­te de so­cios e in­gre­so por ca­da pre­sen­cia ju­gan­do de lo­cal pue­den in­cre­men­tar los fon­dos de sus ar­cas. De lo que se pu­do ver has­ta aquí, en es­tas dos tem­po­ra­das del Fe­de­ral A, só­lo Mi­tre de San­tia­go del Es­te­ro ge­ne­ra una bue­na re­cau­da­ción por par­ti­do ju­ga­do en su es­ta­dio, con­vo­can­do co­mo mí­ni­mo, co­mo en el ca­so que en­fren­tó a Man­di­yú, a unos 9 mil es­pec­ta­do­res que de­ja­ron una bue­na su­ma en bo­le­te­rí­a.
El res­to no con­vo­ca mu­cho más de lo que ha­ce Man­di­yú. El do­min­go pa­sa­do, Sol de Amé­ri­ca, uno de los equi­pos de pun­ta del tor­neo y con un pre­su­pues­to men­sual cer­ca­no al mi­llón de pe­sos, no reu­nió en su can­cha au­xi­liar a más de 300 per­so­nas, a tal pun­to que lla­mó la aten­ción que pa­ra esa can­ti­dad de es­pec­ta­do­res ha­ya ha­bi­do en el es­ta­dio de la ins­ti­tu­ción for­mo­se­ña al­go así co­mo unos 100 efec­ti­vos po­li­cia­les.
Es­te es el pre­sen­te de Man­di­yú, no to­do pa­sa por la po­bre cam­pa­ña que es­tá de­sa­rro­llan­do en es­ta tem­po­ra­da, a ello hay que agre­gar­le la si­tua­ción eco­nó­mi­ca por la que atra­vie­sa, que es­tá lle­van­do a que tras 8 años de ges­tión, Jor­ge Abib es­té de­ci­di­do a dar un pa­so al cos­ta­do.

Fuente: Luis Rei­nal­do Gó­mez, diario Época.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/futbol/argentino-a/2015/06/04/se-avecinan-tiempos-de-cambios-en-textil-mandiyu/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE