«

Imprimir esta Entrada

Matías Fesztein debutó en Mandiyú ante Antoniana

El Albo dispuso de los elementos al alcance de la mano y sin embargo no pudo rubricar su primer triunfo en el torneo Federal A. Había conseguido tomar ventaja en el marcador, tenía dos hombres más que su adversario dentro del campo de juego y oficiaba de local; no obstante debió conformarse con el reparto de puntos tras empatar 1 a 1 frente a Juventud Antoniana de Salta por la tercera fecha de la zona 4.
Una nueva igualdad en el torneo para Deportivo Mandiyú, que pasó por todas las estaciones del empate: en el 0 a 0 frente a Crucero del Norte se retiró con una sensación de equilibrio en el marcador; luego en su visita a San Jorge el marcador 1 a 1 le supo a triunfo; y en cambio la igualdad de ayer resultó un trago amargo y difícil de digerir, casi una derrota.
El delantero posadeño Matías Fesztein, hizo su debut en la categoría, ingresando a los 14′ del complemento.

También el desarrollo del partido contra Antoniana pasó por diferentes momentos para el Algodonero correntino. Un primer tiempo donde el equipo se mostró decidido a llevarse los tres puntos en discusión, con pasajes de juego asociado, profundo, y situaciones de riesgo contra el arco defendido por Diego Pave, a tal punto que se retiró al entretiempo con la sensación de haberse quedado corto con el 1 a 0 parcial; la otra cara de la moneda se vio en la segunda mitad, en la que perdió el rumbo y fue víctima de sus propios errores, que le nublaron la visión en ataque y lo llevaron a complicarse la existencia en el juego defensivo, tanto que le permitió a un rival con 9 jugadores en el campo igualar las acciones sacando provecho de una desafortunada acción.
Finalmente para el partido de ayer, Pablo Suárez se inclinó por una formación inicial con Germán Mayenfisch de enlace y Raúl Acosta como compañero de ataque del “Beby” Morales. Estas variantes, sobretodo el ingreso desde el arranque del enganche, le dieron mayor dinámica al juego ofensivo del Albo, que recobró su fortaleza por las bandas con los avances de Nicolás Monje y Gonzalo Ramírez a diestra y siniestra.
Pero pese a una primera jugada en la que Mayenfisch se asoció con Nicolás Ferreira y este con Ramírez, cuyo remate exigió a Pave, al local le costó algunos minutos para desplegar su mejor versión: antes de eso César Ibáñez se fue expulsado por agredir a Rafael Blasco (le aplicó un codazo) y un extraño despeje de Monje terminó en las manos de Cristian Mazzon, jugada que el árbitro interpretó como pase al arquero, concluyendo en un tiro libre indirecto que los salteños no supieron aprovechar. Después sí el Albo aprovechó los espacios, se hizo ancho, y jugó con la profundidad necesaria para merodear el arco rival. Lo buscó y lo encontró, y tras un par de atajadas de Pave, finalmente llegó al gol en una jugada a puro desequilibrio de Mayenfisch, en la que el arquero no logró retener del todo el envío del enganche, y que Pablo Garnier en su intento por completar la labor del guardameta no hizo más que empujar el balón dentro del arco de los salteños.
Fueron minutos de un explosivo Mandiyú, aunque no pudo reafirmarlo en el marcador más allá de ese primer gol y se fue al descanso en la cresta de la ola, pero en mínima ganancia. No obstante, nada hacía imaginar que el triunfo podría escaparse dado que antes del descanso la visita sufrió una segunda expulsión cuando a Juan Antunes no le quedó otra salida que derribar a Acosta cuando el “Rauli” se enfilaba con destino al área visitante.
Pero el fútbol tiene sus ondulaciones y una lógica irregular, que el salteño supo descifrar mejor: se agrupó como pudo, esperó a que Mandiyú pierda el rumbo y le jugó todas sus fichas a un error, que finalmente ocurrió, y esto le permitió estampar el 1 a 1 definitivo. Una jugada de balón detenido ejecutada por Garnier, con destino al colombiano Yony Angulo (ingresó por Leandro Zárate), fue despejada a medias por la defensa Algodonera, en realidad el despeje de Emanuel Tarabini rebotó en Blasco, y el balón le llegó a Agustín Bellone que con golpe de cabeza silenció al público presente Gigante del Berón de Astrada.
Es que Mandiyú ya no volvió a ser aquel equipo del frenético cierre de la primera parte, persistió en los caminos menos provechosos (no supo cómo desnudar los espacios disponibles), y de esta manera le permitió a un debilitado oponente sacar la cabeza del pozo y respirar aire puro.
Al margen de los errores cometidos, no está en discusión la búsqueda permanente por recobrar el triunfo, que le permitió al Albo disponer de un par de claras ocasiones en los minutos de desenlace del partido: pero ni Matías Fesztein ni Ariel Reinero, ambos enviados a la cancha para sumar gente en ataque pudieron vulnerar a un sólido Pave, otro de los responsables de la igualdad antoniana.

Fuente: El Litoral.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/futbol/argentino-a/2017/10/01/matias-fesztein-debuto-en-mandiyu-ante-antoniana/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE