«

»

Imprimir esta Entrada

Crucero recuperó su poder de gol

Con lo justo pero con el oficio de un experimentado. Crucero derrotó 2-0 a Huracán Las Heras, dio vuelta la serie en Santa Inés y se metió en la tercera etapa de la Reválida del Torneo Federal A. Los goles de Tacuarita Cardozo y el joven Molinas fueron suficientes para revertir el 1-0 de la ida y generar muy buenos augurios.
El Colectivero salió decidido a buscar el resultado apremiado por las circunstancias. Si bien se hizo dueño del juego en mitad de cancha, la estocada final fue el principal déficit en los primeros 45 minutos.
Rivoira apostó en cancha por un equipo de buen pie con Dujaut, Bruno y Oviedo en el mediocampo, aunque las falencias se vieron en la ofensiva con la pobre colaboración de Perussato, quien tuvo la difícil tarea de reemplazar a Marinucci.

El cerrojo parecía no abrirse. La experiencia de Bastianini fue el timón en los contraataques de un Huracán que apostó a la faceta defensiva y dejó libre al habilidoso Matías Navarro en zona de gigantes.
Sin recursos de conexión, la pelota parada fue el arma más utilizada. En ese contexto la muralla defensiva tuvo la filtración esperada en la agonía de la primera mitad.
Sobre los 47’ Bruno remató desde afuera, el arquero dio rebote y Cardozo, que hasta el momento no gravitaba en el campo, definió con clase sobre la humanidad de un Gómez vencido por la desesperación.
Crucero se fue a los vestuarios con la tranquilidad en el marcador, pero sin la superioridad esperada.
El golpe fue muy duro en el sistema del Globo, que en el complemento sintió el rigor del campo y el cansancio. Oviedo fue el comandante del Colectivero, la voz de mando. Los toques aparecieron en todos los sectores y Huracán esperó agazapado, aguardando un guiño del destino.
En una de las pocas jugadas aisladas, el habilidoso Navarro aprovechó la desatención defensiva para quedar mano a mano con Argüello; su remate se fue pegado al palo. El signo de recuperación aparecía como una amenaza en el horizonte y en ese momento Molinas se encargó de despejar las dudas con una obra maestra.
A los 33’ el ingresado Rivas limpió el camino apilando dos hombres y Molinas pinchó el esférico con clase tras la salida del uno. Un golazo de otro partido, un golazo desmoralizador. El 2-0 esperado.
Huracán se vio obligado a buscar la igualdad y dejó espacios. Así se fue la historia. El Colectivero demostró actitud, dio vuelta la historia, selló merecidamente la clasificación a la tercera etapa de la Reválida y ahora se verá las caras con Sarmiento de Resistencia.

Fuente: Cristian Avellaneda, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/futbol/argentino-a/2018/04/09/crucero-recupero-su-poder-de-gol/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE