«

»

Imprimir esta Entrada

Se terminó la agonía: Textil Mandiyú descendió

Patria-MandiyúEra cues­tión de tiem­po, pu­do ha­ber si­do unas se­ma­nas atrás, co­mo tam­bién en la fe­cha pa­sa­da, pe­ro el des­ti­no qui­so que vuel­va a ser For­mo­sa el es­ce­na­rio de un nue­vo des­cen­so de Man­di­yú. Unos años atrás de­jó el por en­ton­ces Ar­gen­ti­no B a Spor­ti­vo Pa­tria, con un 3 a 1 que no ad­mi­te nin­gu­na dis­cu­sión.
Así se pu­so fin a una tem­po­ra­da que se­rá re­cor­da­da no so­lo por el des­cen­so, si­no es el úni­co res­pon­sa­ble de es­to, él ar­mó es­to y él mis­mo se en­car­gó de de­sar­mar­lo, pa­ra ter­mi­nar de es­ta ma­ne­ra, con Co­rrien­tes de­jan­do un lu­gar en la que pa­ra ha­blar más en de­ta­lle del te­ma lo ha­re­mos más ade­lan­te, hoy nos ocu­pa­re­mos pun­tual­men­te de lo que se per­dió en For­mo­sa, que va más allá de la de­rro­ta con Spor­ti­vo Pa­tria.

Man­di­yú lle­gó a es­te par­ti­do co­mo esos en­fer­mos ter­mi­na­les que so­bre­vi­ven gra­cias a un res­pi­ra­dor que le da­ba oxi­ge­no pa­ra se­guir se­ma­na tras se­ma­na con la ago­ní­a. A tal pun­to que se lle­gó a es­te par­ti­do ya sin mar­gen de error, sa­be­dor que lo úni­co que lo po­día man­te­ner con vi­da has­ta la úl­ti­ma fe­cha era ga­nar y es­pe­rar que hoy no lo ha­ga San Jor­ge cuan­do re­ci­ba a Gim­na­sia.
Pe­ro Man­di­yú, por sí mis­mo se en­car­gó de que es­to lle­gue a su fin sin te­ner que es­pe­rar lo que su­ce­da es­ta no­che en Tu­cu­mán. Es que ayer se vio a un equi­po, que qui­zás lle­va­do por los mis­mos ner­vios por lo que se es­ta­ba ju­gan­do, no mos­tró la mis­ma ac­ti­tud que ve­nía te­nien­do has­ta su pre­sen­ta­ción an­te­rior, cuan­do se ve­ía que pe­se a sus li­mi­ta­cio­nes, sa­lía de­ci­di­do a ir en bus­ca de la vic­to­ria. Ayer an­te Pa­tria, mos­tró una fa­ce­ta en pri­mer tiem­po has­ta que se pu­so en ven­ta­ja, y mos­tró otra ca­ra lue­go de que el equi­po for­mo­se­ño lo em­pa­ta­ra. Fue co­mo si allí hu­bie­se ter­mi­na­do la his­to­ria, sin im­por­tar que aun que­da­ba por de­lan­te más de 40 mi­nu­tos de jue­go.
Los ner­vios y la ju­ven­tud de es­te plan­tel pu­die­ron ha­ber si­do el de­ter­mi­na­dor pa­ra que ello su­ce­da.
Hu­bo ca­sos pun­tua­les, co­mo los de Her­nán Va­len­zue­la o Car­los Arrio­la, o el mis­mo Pa­blo Re­ta­mar cuan­do le to­có in­gre­sar en la se­gun­da par­te en lu­gar de Jo­el Ba­da­ró, que de­mos­tra­ron que no es­ta­ban a la al­tu­ra de otras tar­des, cuan­do se los vio de­jar la “vi­da” en la can­cha.
Lo de ello fue muy dis­pli­cen­te y Man­di­yú lo sin­tió, por­que es­te plan­tel en los úl­ti­mos tiem­pos era una co­sa con Arrio­la en su ple­ni­tud y otra muy dis­tin­ta cuan­do el sa­la­de­ño se apa­ga; tam­bién es­te equi­po ne­ce­si­ta­ba ayer que Va­len­zue­la apor­te al­go más con sus pro­yec­cio­nes por el sec­tor iz­quier­do y que Re­ta­mar gra­vi­te en la mi­tad de can­cha y no se mues­tre co­mo un ju­ga­dor ve­te­ra­no ca­mi­nan­do el te­rre­no de jue­go.
Pe­ro es­to fue ayer, el día que se con­su­mó el des­cen­so, el día que se ne­ce­si­ta­ba ga­nar pa­ra pro­lon­gar aun­que más no sea por unas ho­ras la vi­da de es­te pa­cien­te ter­mi­nal.
Las ac­ti­tu­des no se ne­go­cian, se de­jan so­bre el ver­de cés­ped. Se pue­de te­ner li­mi­ta­cio­nes fut­bo­lís­ti­cas, pe­ro que no fal­te en­tre­ga, por­que en la ad­ver­si­dad es cuan­do uno de­be ha­cer­se más fuer­te, y ayer no se vio ello.
Man­di­yú sa­lió a pre­sio­nar a Pa­tria. A los 5 mi­nu­tos, Arrio­la des­bor­dó por iz­quier­da y me­tió el cen­tro que Ariel Rei­ne­ro no pu­so dar­le bue­na di­rec­ción. Lue­go fue Va­len­zue­la el que apa­re­ció por ese mis­mo sec­tor sa­can­do un pa­se pa­ra Arrio­la, pe­ro lo del vo­lan­te ter­mi­nó en las ma­nos de Gas­tón Ca­nu­to.
Spor­ti­vo Pa­tria re­cién arri­mó pe­li­gro a los 18, con un des­bor­de de Cam­pos pa­ra Tro­che que ca­be­ceó pa­ra que Arias se adue­ñe del ba­lón.
Un par de mi­nu­tos des­pués fue Rei­ne­ro el que de ca­be­za in­ten­tó pe­ro lo su­yo mu­rió en las ma­nos de Ca­nu­to.
Has­ta que a los 29 mi­nu­tos lle­gó la aper­tu­ra del mar­ca­dor, un pe­lo­ta­zo lar­go que Al­ber­to Que­ve­do lo tra­jo al área chi­ca pa­ra que Rei­ne­ro so­lo de­fi­nie­ra y pu­sie­se a Man­di­yú 1 a 0 arri­ba.
Ale­gría co­rren­ti­na en el An­to­nio Ro­me­ro, es que por en­ton­ces se es­ta­ba lo­gran­do el ob­je­ti­vo, ese de ga­nar y es­pe­rar.
An­tes de que fi­na­li­ce el pri­mer tiem­po, Arias se lu­ció ta­pan­do un ma­no a ma­no a To­más Gon­zá­lez. Con ello se fue­ron los 45 mi­nu­tos ini­cia­les, de­jan­do una sen­sa­ción de que se que­ría más de lo que se ju­ga­ba, por­que los dos, por dis­tin­tas ra­zo­nes ne­ce­si­ta­ban ga­nar, pe­ro no ha­cí­an mu­cho por ello.
El se­gun­do tiem­po fue otra his­to­ria, por­que fue co­mo que Pa­tria to­mó con­cien­cia de que ga­nan­do, y por una bue­na di­fe­ren­cia de go­les, to­da­vía po­día as­pi­rar a es­tar en la ter­ce­ra fa­se del tor­ne­o. En­ton­ces se ade­lan­tó más, y lo em­pu­jó a Man­di­yú con­tra su áre­a, Cas­tro cor­tó con fal­ta una ju­ga­da a po­cos me­tros del área gran­de, ca­si en lí­nea rec­ta, Os­val­do Ra­mí­rez eje­cu­tó y Arias que no pu­do con­te­ner el ba­lón, dio re­bo­te pa­ra que Ro­dri­go Ra­mí­rez de ca­be­za pon­ga las co­sas 1 a 1.
Un bal­da­zo de agua fría pa­ra las ilu­sio­nes de Man­di­yú, que in­ten­tó en un par de oca­sio­nes ir en pos de la vic­to­ria, pe­ro Rei­ne­ro pri­me­ro cho­có con la bue­na re­ac­ción de Ca­nu­to pa­ra sa­car­le su ca­be­za­zo cuan­do és­te se me­tía ca­si en el án­gu­lo y lue­go le pe­gó mal al ba­lón en una ju­ga­da que que­dó só­lo den­tro del área chi­ca.
Y co­mo siem­pre, lo que des­per­di­ció Man­di­yú lo ca­pi­ta­li­zó Pa­tria con dos con­tras, pri­me­ro por in­ter­me­dio de Clau­dio Acos­ta y lue­go, a uno del fi­nal, Ma­tí­as Ro­me­ro le pu­so las ci­fras de­fi­ni­ti­vas al par­ti­do.
Se ter­mi­nó la his­to­ria pa­ra Man­di­yú, que­da un par­ti­do, an­te Con­cep­ción en Co­rrien­tes, so­lo pa­ra com­ple­tar con el fix­tu­re.

Fuente: diario Época.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/futbol/argentino-b/2015/10/19/se-termino-la-agonia-textil-mandiyu-descendio/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE