«

»

Imprimir esta Entrada

Un mal trago para el Cervecero de Alem

En el año de su 80º aniversario, el Club Atlético Alem atraviesa una crisis que le impedirá participar por primera vez en 50 años de la Liga Obereña de Fútbol.

Desazón y desconcierto. Es la mezcla de sentimientos que se cruzan en las charlas de la ciudad desde que comenzó a correr el rumor de que por primera vez en su rica historia el equipo de fútbol del club Atlético Alem  (CAA) no participaría del campeonato que hace más de cinco décadas juega y que lo ha visto campeón decenas de veces.
La situación se mezcla entre la falta de fondos, la escasa participación de cuadros dirigenciales y las exigencias de la Liga Obereña, según relató el presidente del club, Javier Pizzio.

“No podemos seguir así, estoy agotadísimo, entre los pocos que somos pedimos ayuda y nadie nos da una mano”, relató Pizzio al momento de explicar la decisión.
La principal razón fue la imposibilidad de hacer frente a los compromisos de cada fin de semana entre los pagos a los árbitros, la indumentaria, la movilidad, el seguro y los jugadores, que también pretenden cobrar algo “como debería ser y corresponde pero no le podemos dar nada”, dijo el titular del CAA.
Asimismo la imposición este año de parte de la Liga Obereña de Fútbol de imponer “que debemos competir con la Primera y la Quinta ya se nos hace imposible, ya que ni podíamos pagar todos los gastos de un equipo así que menos vamos a poder trasladar y competir con dos equipos” resaltó Pizzio.

Falta de apoyo
El presidente del CAA puso de manifiesto que “me cansé de pedir y salir a casi rogar que nos ayuden, pero no tenemos eco y tenemos que terminar pagando las cosas como podemos muchas veces de nuestros bolsillos”, dijo.
En este sentido resaltó el apoyo del intendente local, Diego Sartori, pero reclamó que “hay importantes empresas del medio que nos prometieron una publicidad, les facturamos y les entregamos las facturas pero nunca nos pagaron y eso nos produce un agujero” decía. Asimismo manifestó Pizzio que “el trabajo no me cansa y en estos nueve años a pulmón logramos cuatro campeonatos y tres sub campeonatos y en este momento se están yendo a jugar con sus pases dos de nuestros jugadores a Tiro Federal de Rosario, dos al club Griffa, uno a Newell’s, uno a Crucero y uno a Mitre, así que por lo menos estamos contentos que pudimos hacer crecer a esos chicos”.

Asamblea
Respecto a la parte institucional del club Javier Pizzio dijo que “estamos atrasados en un balance y por eso ya el contador está trabajando para que en un plazo no mayor a dos meses podamos llamar a Asamblea y renovar la comisión directiva” explicaba.
Uno de los puntos que está trabajando también es “la adecuación de la lista de socios para que todos los que quieran al club puedan participar ya que actualmente hay menos de 100 socios y casi ninguno está al día con sus cuotas”, finalizó.

Un golpe al corazón para Gerardo Speyer
Si hay un apellido que se vincula directamente con el Club Atlético Alem es de los Hermanos Enrique y Gerardo Speyer, históricos jugadores, dirigentes y benefactores. El primero de ellos falleció hace algunos años, mientras que con sus 87 años Gerardo atendió a este matutino y con sus escasas posibilidades de comunicación no dejó dudas de su “dolor” por lo que le está pasando a “su” club.
Don Gerardo recordó “cuando jugábamos en la vieja cancha” un predio lindante a la actual Cooperativa Frigorífica de Alem (Cofra). Antes de comenzar a jugar en la Liga, en el año 1958, “ya hacíamos historia jugando en toda la zona y en Paraguay” recordó que de esa manera comenzaron a formar los equipos que ingresarían a la Liga y lograrían su primer campeonato en las categorías Primera, Reserva y Quinta en el año 1965.

Mario Haas, entre los recuerdos y la tristeza
Mario Haas fue uno de los integrantes del equipo campeón de 1965, desde hace muchos años vive en Israel y el destino hizo que esta semana estuviera de visita a Alem y se enteró de esta situación. “Estamos en contacto con los jugadores del 65 para ver si hacemos algo”, aseguró. Al enterarse de esta situación y recordar ese primer campeonato no pudo disimular su emoción y entre tantas anécdotas recordó que “ lo hacíamos por la camiseta”.  Rememoró que para la final del 65 que se tenía que jugar contra Atlético Oberá en su cancha “esa semana comenzó a llover el miércoles y el sábado seguía pero queríamos jugar, entonces nuestro delegado que era el papá de Evelio Urizar se fue con unos amigos a sacar el agua de la cancha con jarritos para poder jugar el domingo”.

Opinión
Choque de números
El 12 de octubre próximo el Club Atlético Alem cumplirá 80 años desde su fundación, también conmemorará los 50 años de la hazaña de coronarse por primera vez campeón en las tres divisiones que competían en la Liga Obereña y será, tristemente, el primer año que no estará en los choques futboleros del fin de semana. La crisis de las instituciones de las ciudades no es nueva, pero he aquí parte de la identidad de una ciudad que deja de ser porque quién sabe por qué y cuándo nos dejaron de interesar el hecho de colaborar, participar y ayudar sin que nos llamen, sin que nos nombren y sin que el ego y la vanidad nos dominen de querer ver estampados nuestros rostros en alguna foto. Quizá este fuerte choque a la historia, esta tarjeta roja a la indiferencia, sirva para rearmar el equipo y salir a la cancha entre todos, a jugar un partido de compromiso social despojado de mezquindades.

Fuente: Horacio Ortiz, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/futbol/futbol-misionero/2015/02/26/un-mal-trago-para-el-cervecero-de-alem/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE