«

»

Imprimir esta Entrada

La nostalgia por los viejos punteros o wings

“En los grandes equipos siempre hubo al menos uno que se destacaba en esa posición, que desborda con habilidad, velocidad o potencia. En la actualidad son escasos. Parecen una raza en extinción”, se decía hace 10 años en un informe de este diario. DOS CLASICOS “WINGS”. Ramón Anastasio Melgarejo y Bernardo Antonio Solís, en el Atlético Posadas del 70 (Foto: Gentileza R.A. Melgarejo)

(Nota publicada el 19 de septiembre de 2006 en la sección “Qué tiempos aquéllos”)

El modernismo del fútbol actual está enterrando uno de los puestos claves para conseguir el desequilibrio en la defensa adversaria.

En la actualidad, ya no aparecen esos clásicos punteros que desbordaban con habilidad, al estilo César “Patito” Brítez, Ramón Roberto Noguera, Samuel Villagra o Máximo “Arañita” Trinidad, por citar algunos de los tantos con esa característica; como tampoco esos que ganaban con velocidad, tal el caso de Salvador María “Poroto” Guenín, Rubén Darío Yegros o Ramón Anastasio Melgarejo.

También, resultaban importantes los potentes como Abel Fontana, Corazón Bienvenido Lezcano, Plinio Alves o Héctor Morínigo y esos “pescadores” como Bernardo Antonio Solís, Fermín González o Wálter Albino Bogado, quienes con estilos diametralmente opuestos tenían la “llave” para abrir las puertas, por más candados que opusieran las defensas adversarias.

Los más destacados
César Oscar Brítez fue quizás uno de los máximos exponentes de habilidad, talento, virtuosismo y picardía que tuvo el fútbol misionero.

Esas cualidades lo llevaron a integrar varios equipos profesionales, uno de ellos ganador de importantes lauros internacionales, como Independiente de Avellaneda, en su etapa más gloriosa.

Su juego no tenía límites. Inventaba y desbordaba, ya sea por el sector izquierdo o el derecho, pues manejaba los dos perfiles con la misma capacidad, virtud que actualmente no se observa con frecuencia, incluso en esos jugadores de elite.

Eran otras épocas. Para esos puestos se contaban con valores de la talla de René Housemann, Daniel Bertoni y Oscar Ortíz, quienes integraron el seleccionado campeón del mundial en 1978 y donde “Patito” tuvo el privilegio de estar preseleccionado y disputar incluso un amistoso en el Maracaná frente a Brasil.

Otro destacado fue Máximo “Arañita” Trinidad, quien estuvo en la inauguración del estadio de Mitre, el 9 de julio de 1968 con la presencia del plantel de River Plate, con todas sus figuras.

Ante un lleno completo, la máxima emoción llegó a los 17 minutos del primer tiempo cuando el puntero local Wálter Albino Bogado enfrenta a Carrizo y su tiro por elevación, tras pegar en el poste, se introduce en la valla. Se encendió el entusiasmo de la gente y Bogadito sufrió un desvanecimiento. El partido terminó 2 a 2.

Los memoriosos de la época recuerdan que la figura del encuentro fue “Arañita” Trinidad, imparable para Roberto Morcillo y luego para el recio y experimentado Roberto Ferreiro, quien llegaba luego de varias copas ganadas en Independiente, y “sufrieron” con el escurridizo delantero “auriazul” que despertaba el “olé” de los hinchas luego de cada freno.

En la delantera de Atlético Posadas, en la década del ‘70, estaban Anastasio Melgarejo y Bernardo Antonio Solís, dos destacados punteros con otras características, pero igualmente efectivas y muy útiles para el rol de encontrar el camino del gol.

En uno de los mejores equipos de Guaraní, ya en épocas más recientes, cuando los misioneros se mezclaban con equipos profesionales, en su plantel contaba con Ramón Roberto “Tito” Noguera, un zurdo potente y muy hábil y Rubén Darío Yegros, quien se podía desempeñar en los dos laterales y con espacio era letal, porque tenía mucha velocidad.

En Bartolomé Mitre, en los Regionales y Nacionales de 1972 a 1975, estaban los potentes Abel Fontana, Plinio Alves y el astuto y muy habilidoso Samuel Villagra, un especialista en ejecutar tiros de esquina, con un récord difícil de igualar con ocho goles olímpicos.

Ahora, incluso en los equipos profesionales, escasean esos clásicos delanteros “tragados” por dispositivos tácticos aburridos y timoratos, funciones a cargo de los marcadores-volantes que no tienen vocación ofensiva y como están más preparados para la marca son incapaces de crear algo de fantasía, como para que la gente disfrute de un buen espectáculo, al menos de algunas jugadas cargadas de picardía, de algún enganche para que un defensor pase de largo y de esa manera se consigan los espacios para que otros puedan llegar con mayor claridad a la definición.

Galería de recuerdos
Entre los destacados nombres que pasaron por esos puestos en el fútbol misionero, se recuerda a los siguientes:

Por la derecha: Antonio Vidal González
(Candelaria, Mitre, Guaraní, Estudiantes La Plata, San Martín Tucumán, Bolivia), Plinio Alvez (Mitre y Venezuela), Ramón Donato Armúa (Guaraní), Julián Noguera (Guaraní), Abel Fontana (Mitre, San Lorenzo), Corazón Bienvenido Lezcano (Independiente, Guaraní y Talleres de Córdoba), Husef Alí (Guaraní), Rubén Galletti (Guaraní) y Julio “Palito” Arce (Guaraní).

Otros fueron Fermín González (Mitre), Ramón Anastasio Melgarejo (Atlético Posadas), Walter Albino Bogado (Mitre), Abel Recalde (Mitre), Felipe Melgarejo (Magallanes), Juan Reyna (Huracán). Jorge Esteche (Guaraní) y Oscar “Pirulo” De Bourgoing (Guaraní, Tigre, River y Francia), Timoteo Meza (Candelaria), Eduardo Nacimiento (Candelaria), Bernardo Gordo (Sarmiento), Ignacio “Calalá” Brítez (Sarmiento, Guaraní), Sigífrido “Eléctrico” Giménez (Magallanes, La Picada), Carlos Baez (Independiente), Roberto Fonzeca (Independiente, Guaraní), José Luis Gazán (Independiente).

“Wines” izquierdos: César Oscar Brítez (Guaraní, Estudiantes de La Plata, Colón de Santa Fe, Independiente de Avellaneda, Independiente Rivadavia de Mendoza), Ramón Roberto Noguera (Guaraní, Mitre, Racing de Avellaneda), José Orlando Blanchard (Huracán, Atlético Posadas, Sarmiento de Resistencia, Mandiyú de Corrientes, Vélez), Rubén Darío Yegros (Guaraní), Bernardo Antonio Solís (Atlético Posadas), Samuel Villagra (Mitre), Domingo Noguera (Guaraní), Tiburcio Ramón Zalazar (Candelaria, Mitre), Oscar Angel Piriz (Villa Urquiza, Mitre, Villa Lanús, Brown), Juan Carlos Oviedo (Ex Alumnos de Oberá), Juan Carlos Rivas (Candelaria, Rosamonte), Redes (Huracán), Juan Dos Santos (Villa Urquiza), Guido Berterame (Guaraní), Gerónimo Garay (Candelaria), Roberto Gramberg (Atlético Oberá, Mitre). Juan Carlos Meza (Candelaria), Agripino Pinto (Independiente, Atlético Posadas).

Fuente: Primera Edición.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/futbol/futbol-misionero/2016/09/19/la-nostalgia-por-los-viejos-punteros-o-wings/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE