«

»

Imprimir esta Entrada

La fuerza de la unión

Guacurarí apeló a su fortaleza como equipo para ganarle 3-1 a La Picada en Villa Cabello y quedar como único líder de la zona B. Fernando Maidana hizo dos goles y fue la gran figura.

Fernando Sánchez y Juan López se cruzaron varias veces en la mitad de la cancha (Foto: Gentileza: Marcelo Rodríguez, El Territorio)

Con el orden táctico y el sacrificio individual como armas fundamentales, Guacurarí derrotó ayer 3-1 a La Picada en Villa Cabello, cosechó su segundo triunfo consecutivo y se ubica como único líder de la zona B del torneo Apertura de la Liga Posadeña de Fútbol.

En el marco de la 2ª fecha del certamen, el conjunto dirigido tácticamente por Juan Núñez Silveira se las ingenió para quedarse con un merecido triunfo ante uno de los equipos que siempre es protagonista en el fútbol capitalino.
Le costó acomodarse en el arranque al elenco visitante, que se vio superado por las ganas y el ímpetu de su rival durante los primeros minutos del partido. Pero de a poco la intensidad de La Picada fue disminuyendo y como respuesta Guacurarí comenzó a crecer en su juego, que tuvo como actores principales a Juan López y Fernando Maidana.
Justamente el delantero fue el encargado de definir la jugada que terminó con el primer gol de la visita luego de una buena acción colectiva, cuando transcurrían 25 minutos de la primera mitad. El golpe hizo reaccionar al dueño de casa, que contó con un par de ocasiones para igualar el marcador sobre el final de la primera etapa. Sin embargo, Guacurarí se plantó bien en defensa y se fue al descanso con el 1-0 a su favor.
Con el correr de los minutos, en la segunda etapa los visitantes comenzaron a sentir el desgaste y parecía que el Tren del Oeste emparejaría las acciones. Pero a los 18’, y luego de una jugada de pelota parada bien ejecutada, el balón le quedó nuevamente dentro del área a Fernando Maidana, quien con todo el tiempo del mundo eligió colocar la pelota a un costado ante la salida de Javier Molina.
A esta altura del partido la ventaja de dos goles pareció algo exagerada por lo demostrado por uno y otro. La Picada encontró una pequeña esperanza cuando el ingresado Yony Maidana puso el descuento con un gol olímpico que será, sin dudas, el más lindo de la fecha.
Ese tanto envalentonó al local, que fue en busca de la igualdad empujado por su gente, pero fue ahí cuando apareció la personalidad de Guacurarí, que aguantó cuando tuvo que aguantar y que le dio el tiro de gracia sobre el final con una contra que aprovechó el ingresado Hugo Bóveda.

Fuente: El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/futbol/futbol-posadeno/2016/04/17/la-fuerza-de-la-union/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE