«

»

Imprimir esta Entrada

Acasuso no estuvo en su día

Prácticamente nada de lo que intentó José Acasuso salió como él quiso en la primera semifinal contra Tommy Robredo. El español, con solidez pero sin brillar, pudo sacar adelante el partido, por 6-4 y 7-6 (3), y clasificarse finalista del ATP de Buenos Aires.
Chucho, por su parte, redondeó una tarde floja, con muchos altibajos. Venía desplegando un gran tenis -confiado tras sus buenas actuaciones en Chile y Brasil-, pero hoy se vio poco de lo que había insinuado en la gira latinoamericana de canchas lentas, y quedó en las puertas de su tercera definición.
El misionero, que tuvo un gran comienzo -llegó a estar 4-1 arriba- lo dejó crecer a Robredo cuando tenía cierto dominio del partido. A partir de ahí, en el 7° game, cuando el español quebró por primera vez el saque del misionero, su confianza aumentó y empezó a arriesgar más con su derecha, cada vez más profunda y punzante.
En una hora, el tercer preclasificado se llevó el primer set, ganando cinco juegos de manera consecutiva. Acasuso, que necesitaba urgentemente que volviera su confianza, sufrió un duro golpe en el cuarto game: desperdició cinco chances de quiebre sobre el servicio de Robredo (terminó con 1 de 10) y no pudo abandonar su inestabilidad.
Así, sin breaks en todo el parcial, llegaron al tie-break. La tendencia, desafortunadamente para el argentino, no cambió: en el 2-2, Chucho tuvo un smash fácil, cerca de la red y casi sin oposición, que increíblemente falló impactando con el marco. El final estaba escrito. Luego, Robredo mantuvo su servicio y conservó la ventaja para sellar su pase a la final tras 2 horas de partido.

La bronca de Chucho
Una de las claves de la caída de Acasuso ante Robredo, en la semifinal del ATP de Buenos Aires, fueron las chances que el misionero desperdició para quebrar el saque del español.
“Tuve una clara ventaja de 4-1 en el primer set y desperdicié muchas oportunidades de quiebre en el segundo. Eso me da mucha bronca porque pude haber ganado”, recalcó Chucho en la conferencia de prensa posterior a la derrota.
El dato es elocuente: en el cuarto game del segundo parcial, Acasuso tuvo cinco break-points y no pudo quebrar el saque de Robredo. Allí se fastidió, tiró una pelota fuera del estadio y recibió un warning.
Su desazón también tuvo que ver con el buen nivel que venía teniendo en la temporada, desde que arrancó con Gabriel Markus como coach, y el envión que traía de Viña del Mar (final) y Costa do Sauípe (semifinalista). “Este año estaba jugando muy bien y sentía que se me podía dar. Pero me tengo que quedar con esa imagen. Mi juego está bien y hoy podría haber ganado”, precisó el N°35 del ranking.
“Quería ganar en Buenos Aires y por eso tengo bronca”, cerró Chucho, dos veces finalista del ATP porteño (2001 y 2008).

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/general/2009/02/21/acasuso-no-estuvo-en-su-dia/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE