«

»

Imprimir esta Entrada

La recompensa es grande para Astrid Olmedo

Hoy tiene días de descanso y los merece. La nadadora del CAPRI Astrid Olmedo tuvo un año de resurgimiento. En el 2016 una anemia severa se apoderó de su fuerza y su ánimo, “no sabía qué tenía, sólo que estaba cansada”, pero unos estudios médicos dieron en el blanco y tras “44 inyecciones de hierro en el año, muy dolorosas” -contó-, volvió a recuperar su característica pasión por las brazadas y lo demostró con creces.
Es que el 2018 comenzó a lo grande para esta luchadora que la semana pasada logró cosechar nada menos que cuatro títulos argentinos en el Campeonato de la República que se desarrolló en la pileta del Cenard, en Buenos Aires, en la categoría junior. En la cita su paso fue arrasador con oros en 50 y 100 metros espalda; 50 mariposa y 50 libres.
“Pese a la anemia fueron años muy buenos. Me acuerdo que me costaba mucho entrenar y cuando lo hacía el cuerpo me dolía más de lo normal, hasta que supe de la anemia y fueron 44 inyectables de hierro en un año; pero mejoré y hoy eso me ayudó a tener más ganas de entrenar”, compartió la nadadora misionera que atraviesa su mejor momento deportivo.
A sus 19 años, su vida se reparte entre la carrera del profesorado de educación física y sus largas sesiones de entrenamiento, no sólo en la pileta del CAPRI sino en el gimnasio, además de salir a correr, ya que el alto rendimiento así lo requiere.

Entre el estudio y la pileta
“En noviembre estuve estudiando mucho pero entrené a la par y en diciembre usé el Argentino de Mayores para ponerme en ritmo para el Nacional de mi categoría”, explicó.
Ese ‘ponerse en ritmo’ fue nada menos que competir en el Open Argentino ante las estrellas de la natación del país que ya tienen encima Juegos Olímpicos y Mundiales. Allí Astrid logró la medalla de plata en los 50 metros espalda luego de finalizar en el segundo lugar en la final, por detrás de la mundialista Andrea Berrino. Además, fue bronce en los 50 metros mariposa.
“En Mayores me sentí feliz, son más grandes y la sensación es que no estoy tan lejos de ellas, por eso en la temporada de enero, febrero y marzo voy a entrenar con todo y apuntar al Argentino de Mayores, en mayo”, señaló la posadeña.
Este será el tercer año en Mayores para Astrid, quien, pese a que aún es Junior, ya tiene experiencia, con podio incluido. Esa es la clave para los avances que busca y su nombre ya resuena sobre todo en su fuerte, el estilo espalda.
“Con todo esto que me está pasando (su buen momento) siento que ahora quiero entrenar mucho más que el año pasado y lo tengo que hacer. El primer año en Mayores me costó acomodarme pero ahora ya estoy más segura y voy a dar lo mejor de mí”, manifestó.
Este ‘click’ también se da, además de la madurez, de tener un equipo multidisciplinario detrás que aportó la subcomisión de natación que lo componen kinesiólogo, nutricionista, clases de yoga y psicólogo deportivo.
“Fue muy bueno para todo el equipo” y esto concuerda también con el progreso de los hermanos Camila (juvenil) y Juan Pablo Bande (junior), también medallistas en el República con bronce, respectivamente.

Un Mundial, el sueño
Pensando en grande ante la pregunta de cuáles son sus objetivos máximos, Astrid busca su paso por el Sudamericano “y ahí si poder soñar con un Mundial, un Juego Olímpico, aún no lo pienso”.
La posadeña empezó a nadar ya ‘grande’ en comparación a otros nadadores que hoy están en su nivel ya que lo hizo a los 13 años; pero con sus condiciones innatas, ayudadas por su altura y su enfoque sobre lo que quiere, llegó a ser hoy una de las perlas de la natación.
“Cuando empecé estaba en el primer año de la secundaria y nadaba como materia en la escuela aunque yo además de chica hacía gimnasia artística pero me gustó mucho y después me sumé al Capri y de ahí no paré”, reflexionó.
En tan sólo un año y con sus buenas marcas logró federarse y en los nacionales se fue destacando. “Mis amigos por ahí me dicen pero a vos no te cuesta… pero sí que me cuenta, es mucho el entrenamiento por ahí sólo se ven las medallas pero son horas de entrenar”.
Y agregó que “cómo te vaya también depende de lo enfocado que esté cada uno. A mi edad muchos dejaron y yo con la facultad tenía miedo qué me pase eso pero los profesores me dicen que recién empiezo y soy chica para el deporte porque hay gente que nada hasta los 37 años y yo todavía disfruto de hacerlo”, finalizó.

Fuente: El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/natacion/2018/01/12/la-recompensa-es-grande-para-astrid-olmedo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE