«

»

Imprimir esta Entrada

La llave estaba en casa

Pablo Ostrowski y Jorge Piñero Da Silva abrieron el camino para el esperado primer triunfo de Guaraní, que terminó goleando 5-1 a Gimnasia de Mendoza.

Ganar, gustar y golear suena casi imposible para un equipo que acumuló un pésimo inicio de campeonato. Guaraní, ayer, hizo añicos lo mal que arrancó y con mucha justicia, goleó 5 a 1 a Gimnasia de Mendoza, que se habrá arrepentido de guardar sus piezas para el choque ante Independiente Rivadavia el próximo martes.
Con goles de Pablo Ostrowski, Jorge Piñero Da Silva (2) y Ezequiel Narese (2), los dirigidos por José María Bianco cosecharon la primera alegría del 2015, justo cuando se hablaba de un partido clave en la continuidad del DT.

Cuando Elián Kopp supo ser, se animó a hacer la personal y dejar con justeza a dos en el camino, la diferencia se materializó en la primera conquista.
Luego de que el volante tire su primer centro, Piñero insinuó, pero le quedó servida a Ostrowski, que pagó con gol la confianza del DT y abrió el marcador a los 27 minutos de iniciado el juego en Villa Sarita.
Y si ese cambio fue certero, cómo no lo iba a ser la conquista de Jorge Piñero Da Silva, otro de los que volvió a la titularidad en el choque de anoche. Su tanto en la primera parte llegó sólo dos minutos después que el primero.
Con las imprecisiones del partido, la velocidad hizo que le caiga al misionero en la puerta del área para que, luego de pelearla, defina como un penal en movimiento para el 2 a 0, festejado y sufrido, porque luego vendría el rápido descuento.

Se durmió en el festejo
Carrizo, de lo más peligroso de la visita cuando se proyectó en ataque, cedió para que Farías le gane la espalda a Formica y ponga el 2 a 1, tan provisorio como la anterior ventaja.
Si en tres minutos se hicieron tres goles, ¿por qué no cuatro en cuatro? Así lo entendió Narese, que cuando se cobró del medio fue al área rival, esperó el córner, engañó hasta a los locales y definió otra vez en soledad ante la salida inútil de Alasia, que se vio vencido por tercera vez, cuando todavía gritaba el gol propio.
Con los tres goles, la Franja dio muestras de que realmente perdió tiempo en las cinco fechas anteriores. Piñero se animó y en velocidad acumuló rivales para volver a inquietar el arco rival.
No todas fueron buenas, porque en una contra, Barinaga se encontró con una pared grande como Carabali, el impacto fue tan fuerte que lo sacó de la cancha cuando recién corrían 35 minutos de la primera parte.
Entre Ostrowski, Young y por momentos Gómez, el trabajo de Barinaga quedó suplantado, pero el ingreso de Pereyra en la visita dio calma a un conjunto mendocino que, al contrario de lo ocurrido en la primera parte, sí probó a Medina, de buena actuación.
En su apuro por ir al frente, Gimnasia se quedó con uno menos por la expulsión de Giménez. El volante central buscó a Zárate sin sentido, justo cuando Bermúdez estaba al lado de la acción.
La roja, apresurada tal vez, complicó las aspiraciones de los mendocinos. Para colmo, Amaya y Villarino casi se van a las manos en pleno círculo central.
Ya fuera de partido, Gimnasia dejó que Narese haga la personal por primera vez en los segundos 45’. El nuevo lateral derecho que encontró Bianco dejó a todo el sector izquierdo de la visita en el camino, infló pecho en el área y descargó para Piñero, que había cargado su botín derecho varios metros antes y, con justicia y al ángulo, aumentó para el local, que quedó regalado en Misiones.
La comodidad con la que dejó transcurrir el tiempo Guaraní hizo lucir una y otra vez a Medina, que sacó de arriba y también desde abajo. Situaciones no faltaron, porque sin medio, el juego mendocino quedó reducido a las individualidades inferiores en número.
Narese, en su segunda excursión a campo rival, aprovechó el buen pie que mostró Kopp cuando se animó a soltarse. El nuevo capitán lo habilitó en soledad y el resultado fue aún más abultado. 5 a 1, espaldarazo a Bianco y confianza para la seguidilla que se viene.

Fuente: Emiliano Andreoli, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/opinion/2015/03/22/la-llave-estaba-en-casa/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE