«

»

Imprimir esta Entrada

No le encontró la vuelta

Guaraní jugó su peor partido desde la llega de los Zucarrelli, cayó 2-0 ante Gimnasia de Jujuy en el final de la primera rueda y perdió el invicto que tenía en condición de local.

El final de la primera rueda del torneo de la B Nacional trajo consigo la primera derrota de Guaraní en condición de local, tras nueve encuentros (tres triunfos, seis empates) y dejó al equipo franjeado más que preocupado de cara a lo que viene, ya que ocupa el último lugar en la tabla de los promedios.

Ayer en Villa Sarita, los posadeños jugaron el peor partido desde la llegada de los Zuccarelli y terminaron cayendo 2-0 ante un Gimnasia de Jujuy que, con poco, se llevó tres puntos fundamentales de la capital misionera.
De arranque, Guaraní se dio cuenta que las cosas no serían sencillas en la tarde posadeña.
El elenco visitante demostró, desde los primeros minutos, por qué es uno de los animadores del certamen.
A pesar de que la dupla integrada por Martín y Humberto Zuccarelli, apostó por un mediocampo con nombres que miran más el arco de enfrente que el propio, el Lobo jujeño salió a jugar con autoridad, metió presión en todos los sectores, ganó la batalla en la mitad de la cancha y desde allí se hizo dueño del balón mediante un gran trabajo de Poclaba y Milton Céliz, quienes manejaron los hilos del partido hasta tres cuartos de cancha, pero no pudieron dar la puntada final para habilitar al lungo y, llamativamente movedizo, Osvaldo Miranda.
En ese contexto, con un rival criterioso y prolijo a la hora de tener la pelota, Guaraní sólo encontró respuestas con las apariciones de Osvaldo Young, a quien no se le notó la falta de actividad, y de Luciano Leguizamón, que pese a los intentos en ataque no jugó un buen partido y, sobre el final de ese primer tiempo, se tuvo que retirar lesionado.
Lo más rescatable del equipo posadeño fue el funcionamiento de una defensa que, si bien no corrió verdadero peligro en ningún momento, siempre estuvo bien parada para desbaratar cada intento por parte de los jujeños. En ese primer capítulo no hubo jugadas de peligro de ninguno de los dos lados y el cero a cero fue el resultado que mejor le quedó al partido.
Consciente de que lo hecho en el primer tiempo no alcanzaba para quedarse con la necesitada victoria, a Guaraní se le encendieron las luces y salió con otro ímpetu a jugar los últimos 45 minutos.
Fue por eso que en los primeros 10 minutos del complemento pateó más veces al arco de lo que lo había hecho en el primer tiempo. El delantero Miguel Alba logró concretar algunas sociedades con Ezequiel Ceballos y a partir de allí la Franja insinuó con llevar riesgo contra el arco visitante.
Y, contrariamente a lo de la primera mitad, Gimnasia pareció sentir el desgaste de la presión que ejerció sobre Guaraní y ese control de pelota que demostró se transformó en pelotazos para Osvaldo Miranda.
Sin embargo, y a pesar de la mayor agresividad que mostró Guaraní, con el transcurrir de la etapa el partido comenzó a encaminarse a un empate sin goles y entonces los técnicos empezaron a mover los bancos. Tanto los Zuccarelli como Sebastián Méndez se dieron cuenta que algo había que modificar si querían romper el cero. De todos modos, y a pesar de las variantes, todo siguió por el mismo camino, con un segundo tiempo chato y aburrido.
En el último tramo, las pocas ideas de ambos equipos quedaron más expuestas por el cansancio y la pelota parada pareció ser la única arma con la cual se podría alterar el cero a cero.
Y la balanza se terminó inclinando para el lado jujeño a los 37 minutos, cuando justamente desde una pelota parada encontró el 1-0 gracias a un cabezazo de Pérez, que le ganó en el salto a Mosquera y dejó sin chances a Medina.
Casi sin merecerlo por lo hecho en el complemento, el Lobo se puso en ventaja y provocó la desesperación de Guaraní, que fue desordenado a buscar la igualdad pero que estuvo lejos de inquietar al “1” visitante.
Cuando el partido se moría y Mosquera era un delantero más, Gimnasia lo liquidó de contra con una aparición de Leonardo Ferreyra, quien puso el 2-0 para los jujeños y cerró un mal partido de Guaraní, que nunca le encontró la vuelta, sufrió su primera derrota con la dupla técnica jugando en Posadas y dio un paso atrás en su lucha por mantener la categoría.

Fuente: Facundo Alzaga, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/opinion/2015/06/29/no-le-encontro-la-vuelta/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE