«

»

Imprimir esta Entrada

Dejó un sabor amargo

Guaraní sufrió ante Patronato, pero tuvo la del final. El Arquero entrerriano le tapó el penal a Leguizamón en la última jugada y fue 1-1 en Villa Sarita.

Al delantero Pablo Ostrowski le costó generar sociedades en el ataque con Luciano Leguizamón. En la próxima fecha, la Franja visitará a All Boys (Foto: Sixto Fariña)

Guaraní lo tuvo en la última. Bertoli le tapó el penal a Leguizamón y en Villa Sarita fue 1-1 por 39ª fecha de la B Nacional, un resultado que dejó a la Franja en zona de descenso, porque en Santiago del Estero, Central Córdoba derrotó a Boca Unidos de Corrientes por 1-0.
Al principio no se notó la diferencia entre el equipo que pelea por mantener la categoría y el que quiere lograr el ascenso a Primera. Guaraní se plantó arriba y presionó la salida de los entrerrianos.

A pesar de la buena intención, a la Franja le faltó juego en la mitad de la cancha. A Zbrun y Benítez les costó encontrarse con Leguizamón y Ostrowski para llevar peligro al arco visitante. Narese llegó en varias oportunidades al fondo de la cancha, pero los centros del tucumano se perdieron por los laterales.
Del visitante, poco y nada durante los primeros 45 minutos. Recién a los 20’, los dirigidos por Iván Delfino lograron rematar al arco de Cosentino, que no tuvo que esforzarse mucho para controlar el pelotazo.
El punto saliente de los misioneros en esa primera parte fue la defensa, que dejó sin  respuestas a Jara y Comas cada vez que intentaron acercarse al área. Sobre el final, Guaraní tuvo la chance de abrir el marcador, cuando Narese y Ostrowski pelearon una pelota, el Pollo mandó el centro y Leguizamón no llegó a controlar para rematar.
Todo cambió en el complemento. Patronato salió a buscar los tres puntos que lo mantuvieran cerca de Atlético Tucumán y avasalló a un Guaraní que sufrió por las imprecisiones propias. La Franja recurrió a los pelotazos para sacar la pelota del área y los delanteros quedaron cada vez más lejos de los mediocampistas.
En esos minutos de desconcentración, Cosentino se hizo figura. En varias ocasiones el 1 evitó que los visitantes se pusieran en ventaja y fue un pilar para que sus compañeros recuperaran la memoria.
A los 24’, Narese quedó mano a mano con Bertoli y el arquero mandó la pelota al córner, pero el mediocampista quedó lesionado y fue reemplazado. Entró Rodrigo Bareiro y en la primera que tuvo estampó el 1-0. A partir de allí se animó más la Franja y estuvo cerca de aumentar.
Pablo Díaz vio un agarrón en el área y marcó penal. En el mano a mano entre arqueros ganó Cosentino, pero en el rebote se durmió la defensa de Guaraní y Matías Garrido puso el 1-1.
El final fue puro nerviosismo de ambos lados y el árbitro devolvió la gentileza en el último minuto. Cobró falta en el área de Patronato contra Sagarzazu, pero Bertoli le tapó el remate a Leguizamón y terminó el partido con sabor amargo para Guaraní, que cayó nuevamente en la zona roja, pero que aún sueña con conseguir la permanencia en la categoría.

Fuente: Diego Vain, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/opinion/2015/10/19/dejo-un-sabor-amargo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE