«

»

Imprimir esta Entrada

Golpe al corazón

 & titulo &

La película fue con final inesperado, un cachetazo de los más duros. Crucero no supo aguantar la ventaja en casa y sufrió una inesperada derrota 2-1 ante Juventud Antoniana. A falta de tres fechas, el conjunto misionero desperdició una buena oportunidad en la pelea por el único boleto clasificatorio que otorga la zona 4 de la Reválida. 
El juego no tuvo dueño en el primer tiempo. Crucero fue efectivo y le hizo pagar a Antoniana la falta de un interlocutor en el mediocampo y el poco criterio a la hora de tomar las marcas. 

Sobre los 16’ Gancedo, en una de sus tantas excursiones por izquierda, ejecutó un centro preciso al corazón del área que Federico Martínez conectó con criterio y justeza para colocar el esférico al segundo palo de Mulieri, de pique al suelo.
El gol no sólo abrió la cuenta en Santa Inés, sino que también transfirió responsabilidades a la visita. Codearse con el descenso es la realidad que le toca a Antoniana, un club con tanta historia en el fútbol del interior no acostumbra a llevarse las notas malas de la temporada y una vez más estaba para el cachetazo. 
Crucero jugó con la desesperación de su rival sin la suficiente profundidad en los primeros 45 minutos. Caballero y Martínez estuvieron impecables en el medio, al igual que Gancedo y Pérez en el fondo. Pero los tantos brillaron por su ausencia. 
En el complemento otra fue la historia. Antoniana le rezó a los santos y en poco más de 15 minutos dio vuelta la historia ante la pasividad de un Colectivero que se desentendió de la realidad. 
Sobre los 12’ Juan Molina aprovechó una serie de rebotes y la empujó en el borde del área chica; cuatro minutos después, el ingresado Acosta filtró un pase para que Abel Argañaraz desenfunde un remate inapelable, imposible para Argüello. 
De repente el encuentro cambió de rumbo. Ahora el desesperado era Crucero, que adelantó todas sus líneas, mientras que Antoniana se dedicó a defender a la espera de una contra letal. 
Como si fuera poco el público que se acercó en gran cantidad al Andrés Guacurarí le puso dramatismo a una tarde fría. Todos los condimentos estaban dados para tildar de partidazo a las acciones en Santa Inés.
Lo tuvo Marinucci, lo tuvo Molinas y lo tuvo Lechner en la última. Crucero fue una marea de ganas y empuje, pero las ideas no aparecieron y Antoniana le puso candado al marcador para ilusionarse con la salvación.
Fue una derrota dolorosa, no sólo por lo que significa en el objetivo de clasificar a la siguiente instancia, sino por la merma del nivel en los que deben llevar las responsabilidades del equipo. Habrá mucha autocrítica en las próximas horas antes de encarar el desafío del próximo miércoles en Jujuy y ante Altos Hornos Zapla, desde las 21.30. Chances quedan. Lo cierto es que se perdieron porotos importantes.

Fuente: Cristian Avellaneda, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/opinion/2019/03/10/golpe-al-corazon-3/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE