«

»

Imprimir esta Entrada

Cachetazo en casa

Crucero no encontró los caminos para revertir el resultado y cayó 2-1 ante Douglas Haig en un encuentro opaco en Santa Inés. El doblete de Ricardo Villar fue suficiente para dejar fuera de juego a un Colectivero que disputó todo el segundo tiempo con un hombre más y no lo supo aprovechar.
El encuentro, válido por la segunda fecha de la zona A del torneo Federal A, dejará mucho por corregir de cara al futuro, aunque esto recién empieza.
Fue un primer tiempo de estudio a pleno. Dos equipos armados desde cero, plantados en una cancha que, se sabe, estimula el juego lento y friccionado. En ese escenario fue el Colectivero el que más intentó en los pies de Francisco De Souza; el brasileño fue el más activo por la banda derecha, siempre intentando encontrar sociedades con Motta y Fassino.

De a poco Douglas fue ganando territorio hasta encontrar una clara sobre los 27’, con un remate desde afuera de Mazza. El cerrojo de la defensa, con Richard Rodríguez nuevamente como destacado, se mostró por momentos algo endeble y el impacto fue inminente.
A los 43’ un error del experimentado Urquiza en el corazón del área al intentar despejar, dejó en buena posición a Villar, quien manejó los tiempos y sacudió un bombazo inatajable.
La respuesta llegó casi de inmediato, tres minutos más tarde. Desde un tiro de esquina, Klusener estrelló un cabezazo al palo y Bareiro la empujó sin resistencia alguna. El 1-1 fue la inyección anímica necesaria para empezar a inclinar la balanza.
Además, en el Fogonero se fue expulsado Senegalles por doble amarilla y todo se puso cuesta arriba.
Pero la historia tomó una trama inesperada en el complemento. El árbitro sancionó un polémico penal sobre Mazza que el mismo Villar se encargó de transformar en el sorpresivo 2-1 de Douglas con un remate esquinado, imposible para Argüello, a los 4’.
El cachetazo resultó ser más efectivo de lo esperado. Con un hombre más, Crucero fue al ataque sin ideas, sin profundidad. Para colmo De Souza abandonó el campo de juego por los movimientos de piezas desde el banco y el equipo se quedó sin su armador principal.
Pisando los 20’ todo se resumió en el empuje, por amor propio, del equipo misionero y la espera paciente de Douglas, que estaba haciendo su negocio redondo en la calurosa tarde de Santa Inés.
El aquero Henricot cerró persianas anulando situaciones claras como un mano a mano del ingresado Pablo Reis y así se consumieron los minutos, al igual que la ilusión de una remontada.
Habrá mucho que trabajar en la semana de cara a lo que viene y lo que viene es nada menos que Boca Unidos, en Corrientes, uno de los candidatos. Será vuelta de página para un plantel que se está conociendo.
Fuente.: Cristian Avellaneda, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/opinion/2019/09/09/cachetazo-en-casa/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE