«

»

Imprimir esta Entrada

Rodrigo Cerdán, corazón de león…

Rodrigo Cerdan le tuvo que presentar más de una batalla al destino. Su infancia no fue tocada por la varita, aunque siempre se las arregló para seguir de pie.
Hoy es portador de una mirada segura, motivadora para cualquiera que se anime a descubrirla. Sortear los obstáculos que se le presentaron a lo largo de su todavía corta vida dejarían sin aire a cualquier mortal…él siguió adelante, definiéndose como un león que busca conquistar territorios y proteger a los suyos. Es que Rodrigo está decidido.   
Con 20 años, el jugador de Crucero, club que milita en la tercera categoría del fútbol argentino, es una de las joyas del fútbol misionero. Siempre moviéndose en el mediocampo, Cerdan es pieza clave en la revolución canterana del Colectivero y su futuro parece ser prometedor. 

Pero detrás de esta figura hay un guerrero de mil batallas, algunas ganadas y otras por ganar. Ninguna perdida.
“A los cinco meses me sacaron un riñón porque no estaba funcionando bien. Tengo un catéter puesto que me deja orinar y hacer mi vida normalmente”, inició la charla con El Territorio. “No me afectó en nada, aunque sí me tengo que cuidar de muchas cosas. No debo hacer deporte de alto rendimiento…pero este es mi sueño, lo que sé hacer, jugar al fútbol”, agregó. 
El posadeño es hijo de Gloria y Néstor, y hermano de Nicolás, Joaquín y Ludmila. De familia humilde, Rodrigo fue criado en el ex barrio PAM de la capital y hace poco más de diez años que reside en la Chacra 86 (barrio Los Pinos).
“Mi vieja no me dejaba salir ni a la esquina, era desconfiada de todo…entonces me escapaba de casa. Era mirar videos de entrenamientos en las redes para después ir a jugar”, recordó.

 & titulo &


Después de sobresalir en los picaditos de barrio, Cerdan tenía que tomar una decisión. “Le dije a la doctora que quería practicar fútbol, pero ella jamás me dio el permiso porque podía perder la vida jugando a un deporte de contacto…fue ahí que recibí el único apoyo que necesitaba, el de mi mamá”.
“La mayoría me tiraba para abajo, me decía que no podía hacerlo y ahí estaba ella. Mis tíos hasta lloraban porque sabían que era un riesgo practicar fútbol y le decían a mi mamá ‘Gloria, te estás ligando demasiado con tu hijo…mirá si un día estás hablando con él y al otro se te muere en la cancha’…ella quedaba pensando y les respondía ‘eso es lo que él ama, peor es que ande drogado, tirado por la calle o robando’”.
Ya con la decisión tomada, Rodrigo fue forjado en las inferiores de Atlético Posadas para llegar a Crucero con 16 años. Antes jugó partidos ligueros y hasta fue convocado al seleccionado local. 
“Tenía 12 cuando tomé la decisión. Conseguimos el permiso de apto médico y así llegue a jugar en Liga Posadeña más de dos años. De a poco fui cumpliendo objetivos hasta que Crucero me vio. Me sentía un ganador porque había muchos que querían estar en ese lugar y yo con todo esto lo pude lograr”.
Rápidamente Cerdan ganó espacio hasta que fue promovido a la primera en la era Sebastián Rambert. Su debut en torneos de AFA fue a los pocos meses de su llegada y nada menos que en la B Nacional, en la visita del Colectivero a Villa Dálmine y bajo las órdenes de Pico Salinas, el 7 de mayo de 2016.
“Hoy el cuerpo técnico de Crucero me tiene mucho cariño y yo a ellos, me siento cuidado. Gracias a Dios no me pasó nada”, remarcó. “Sé que si recibo un golpe muy fuerte puedo hasta perder la vida…pero nunca sentí molestias. Dentro de la cancha soy uno más, si hay que meter se mete. Hay muchos riesgos pero al equipo tengo que darle el cien por ciento”.

Motivaciones
La rutina también jugó una mala pasada y allí las motivaciones fueron clave. “Había días que me iba sin comer a los entrenamientos y allá daba el triple, más que cualquiera que estaba ahí. Otros días que mamá decía ‘hijo, sólo hay huevos’ y pensaba que había chicos en peor situación…así me motivaba, porque si hoy como huevos, mañana quiero comer una ensalada rusa. Mi ambición es subir, nunca bajar”, aseguró.
“Estoy parado en el lugar en el que muchos quieren estar. En el lugar de los chicos que perdieron la oportunidad por gente que les dijo que no podían. Estoy orgulloso porque nadie me regaló nada y todo lo que tengo es por mi esfuerzo”.
Respecto a sus próximos objetivos, Cerdan tampoco se anduvo con vueltas: “Todavía tengo mucho por dar. Si tengo la confianza de mi vieja, ya tengo todo. Quiero vivir del fútbol. De acá al futuro hay metas, pero sinceramente lo único que quiero es que mi vieja deje de trabajar. No quiero morir pobre y quiero que ella deje de limpiar pisos…me acuerdo que el primer día que jugué en el seleccionado posadeño en Eldorado le prometí que lo iba a hacer. Es el sueño que tengo que cumplir”.

Amor al arte
El pibe de oro también tiene otra pasión: la música rap y el reguetón. Fue su inspiración cuando sufrió la fatídica rotura de ligamentos, la peor lesión para un futbolista y sin dudas otra prueba que le puso la vida. En el ambiente lo conocen como ‘Funcky’ y hasta perteneció a un grupo de freestyle: ‘Negge Team’.
“Me gusta cantar, componer temas; cuando estoy en mi pieza pongo en la compu un sonido base y empiezo a improvisar…algunos me dicen que soy bueno (entre risas), pero tengo en claro que es un hobby”, dijo.
“Es una forma de desahogarme y hasta hace un tiempito nos juntábamos con amigos a improvisar en las plazas”. 

En la piel
En su brazo izquierdo se ve una manga importante, allí varios tatuajes y uno que resalta sobre el resto: un león.  
“Me representa. Mamá siempre me tira un texto cuando voy a la cancha que dice ‘fuerza mi león’. Hasta en uno de mis temas hay una frase que la tengo presente: ‘yo soy siempre mejor como persona, yo soy un león porque me parió una leona’”, cerró. 

 & titulo &


Definitivamente hoy la vida no le da la espalda. Es que se dio cuenta que no hay forma de torcer la voluntad del Maluma del barrio Los Pinos. Un guerrero que siempre estará dispuesto a dar batalla. 

Fuente: Cristian Avellaneda, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/reportaje/2019/04/23/rodrigo-cerdan-corazon-de-leon/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE