«

»

Imprimir esta Entrada

Silvia Esquivel: “Me resisto a cerrar Match Point”

Silvia Esquivel es la titular de Match Point que cuenta con dos predios en Resistencia. Uno sobre Nicolás Avellaneda y otro sobre 9 de Julio. La ausencia de actividad por la pandemia la golpeó muy fuerte y no tuvo ningún tipo de ayuda estatal, pero no se resigna.

“Es una película de terror y lo que es peor, nos mata la incertidumbre”, asegura. Pero ya planifica cómo salir. En esta nota también habla de su esposo, Rubén Re, formador de grandes competidores del tenis argentino, como Leo Mayer. Y nos da su visión sobre la Justicia tras el fallo que condenó a Andrea Torres, por la muerte del deportista.

– ¿Cómo te trata la pandemia?

– Como al país, como muchos, yo vivo de las canchas de tenis, de dar clases de tenis y de fútbol 5. Y hace tres meses que no genero nada, así que imaginate cómo estamos.

– ¿Recibiste ayuda del gobierno?

– No, no, no. Justamente yo soy una de las que no entra en ningún rubro de los que reciben ayudas. Ni como fundación, ni como pyme. No entro, así que no tengo ningún tipo de ayuda.

– ¿Y cómo hace?

– Este tiempo, la verdad es que ya me gasté casi todos mis ahorros. Como todos, estoy parada. Y como está todo muy abandonado tengo que hacer algo.

– Y debés tener un presupuesto muy importante para mantenimiento…

– …Si. Tengo mucho verde y mantener eso es costoso, aunque con la época y la sequía no crece casi el pasto; pero igual hay que hacer cortar. Después de andar mucho conseguí alguien de Hábitat que vaya a hacer ese trabajo.

– ¿En las canchas hay 0 actividad?

– Nada, nada. Tengo un perro nomás al que le doy de comer. Y tengo un permiso para ir hasta allá. Encima me entraron robar.

– ¿Te llevaron cosas importantes?

– Cuando uno está así, todo es importante. Robaron todo lo que se puede vender. Una soldadora, la caja de herramientas; hasta las lonas, que estaban sanas, del fondo de las canchas. Tampoco me da para poner un guardia.

– Es otro presupuesto.

– Claro, imposible

– ¿Estuviste reunida con algún sector para ver cuándo podría producirse la vuelta?

– Y ese es un problema. Es esa la incertidumbre. Y más con la situación que vivimos acá en Resistencia.  Hay muchas ciudades en las que ha vuelto el tenis, pero acá no sabemos. Es todo muy contradictorio porque el protocolo de dar clases de tenis es dos personas o dos alumnos. Por ejemplo se habilitaron en muchas ciudades las canchas de pádel que tiene 100 metros cuadrados y no el tenis que tiene 700 metros cuadrado y es al aire libre.

– Claro, ustedes podrían seguir practicando con todas las normas de bioseguridad siguiendo todos los protocolos.

– Tengo amigos profesores de Córdoba que me dicen ‘de 60 chicos, tengo 8’. Creo que eso va a suceder por el miedo de la gente. Pero de alguna forma se comienza a hacer algo. Acá con todas las medidas de seguridad es donde menos contagio habría. Y se puede iniciar, que haya un movimiento, algo. Hay protocolos presentados, quejas.

– Tenías un  programa también de enseñanza en escuelas

– Sí, hace 5 años voy a las escuelas y ahora no lo puedo realizar; de un día para otro me quedé sin nada. Ahora, tener algo propio es lo peor que te pueda pasar. No tengo problemas con los profesores, tengo la mejor, pero los profesores van dan su clases y vuelven a su casa, y algo generaron. Yo en mi emprendimiento tengo servicios que pagar, cosas que mantener. Es muy costoso. No me estoy victimizando, pero es muy difícil.

– ¿Estás pensando en alguna alternativa?

– En este tiempo, adentro del club estoy recuperando el lugar. En el predio de la ruta voy a habilitar otras actividades. Atrás, voy a poner una escuelita de futbol. Voy a impulsar el zumba. Algo más funcional. Voy a hacerlo más social al lugar. El fútbol a través de fundación, porque sólo con el tenis no lo voy a poder mantener.

– ¿Antes de la pandemia tenías chicos de otras provincias?

– A esa parte se está dedicando en el club, Ignacio González King. Yo no tengo competición, lo que hice fue dedicarme a iniciación y al programa que tengo que se llama “Desde el Chaco a la ATP”. La idea es colocar un chico dentro de la ATP, Asociación del Tenis Profesional, y ese programa consiste en que yo voy a todas las escuelas públicas y privadas de Resistencia.

Doy clase en el horario de educación física, doy tenis en la primaria durante un mes y selecciono los chicos. No sólo con condiciones, sino que tenga ganas. Que sea buen alumno, buen compañero. Se seleccionan dos de cada división de primaria y se los lleva el club sin que pongan un peso. Se les da transporte, refrigerio y un apoyo de inglés. Mi mayor sponsor fue Musimundo…

– …El año pasado estuvo en problemas…

– …Si, estuvo en  concurso, pero por medio de un decreto pude cobrar algo para poder seguir en ese momento el programa, en la mitad del año pasado. Este año, para que no me vuelva a pasar, busqué varias empresas. Y bueno, cuando ya estaba todo, comenzó esto (la pandemia).

– Pero tenías el respaldo de nuevas empresa para hacer esto. ¿Vas a continuar?

– Sí, sí, voy a continuar con eso. Está todo presentando, pero está todo parado. Cuando se empiece a abrir y se movilice la parte burocrática, que llevará unos días, se continuará. Pero no sabemos cuándo.

– ¿Y este tiempo qué pudiste hacer para sobrevivir?

– Tengo dos hijas, una de ellas, Giuliana, me ayudó mucho, ella tiene su emprendimiento. Y aunque yo sabía de esto como de aviones aprendí. Y además estoy haciendo budines y todo lo que se pueda para generar algo., Pero está difícil y preocupante por no saber lo que va a pasar.

– La incertidumbre es lo que mata…

– …Si vos tenés fecha, si decís dentro de tres meses comienza, pero no sabés nada.

– Estamos hablando con una campeona, una gran jugadora de tenis que tuvo el país. En su momento incluso le ganó a nuestra querida Gabriela Sabatini

– Sí, no todos los saben pero en esa época le habré ganado un par de veces a Gaby. Yo en realidad soy de Posadas y jugaba bastante bien. Antes, el sistema era distinto. Cada dos años se hacían torneos de menor, infantiles, cadetes y juveniles y tuve la suerte de compartir con Gabriela, que tiene un año menos que yo y de ganarle. Esa época era muy difícil. Había que salir del país para insertarse en lo profesional. Yo fui buena en lo amateurs. No me llegué a ir a Europa cuando tenía que irme porque no lo podía hacer. Sí fui número 1 en algún momento. Y en una oportunidad, cuando clasifiqué para entrar perdí con Mary Joe Fernández, que ahora es una periodista y fue una gran profesional.

– Una top ten

– Sí. Así es. Yo siempre les digo a los chicos que el tenis, el deporte, es formativo. Es para la cabeza. Nosotros pasamos muchas cosas duras y gracias al tenis, creo, estamos bien ahora. A mis hijas, en cierta forma, el tenis les dio un orden, una responsabilidad, un compromiso y hasta te diría que el deporte te hace una mejor persona.

– ¿Creés en la justicia?

– Por momentos sí. Ya hace cinco años que venimos con los de Rubén. La seguimos, la seguimos hasta que logramos conseguir que haya una condena (Se refiere a Andrea Torres, quien fue condenada por abandono de persona por la muerte de su esposo, Rubén Re, en un confuso episodio en Paso de la Patria), y hoy está condenada. Pero desde febrero ya no está presa. . No obstante, ya hicimos todo lo que podíamos hacer. Lo único que estoy buscando ahora es poder cobrar la indemnización.

– ¿Moralmente y económicamente obtuviste los resultados esperados?

– Moralmente nos sentimos bien cuando ya hubo una condena. Eso es lo importante hoy en día, más allá de que esté o no presa, que eso no me cambia la vida. Sí me han cambiado la vida otras cosas. Hubo una condena de la justicia y además fue condenada socialmente. Yo quería que haya una condena para que se vea que algo se hizo. Sobre todo por mis hijas…

– …Y por la memoria de tu esposo, Rubén, que era una buena persona

– Así es. Yo más allá del hecho en sí de lo que pasó, siempre digo lo mismo, volvería a repetirlo. Yo repetiría mi vida con él. Tuve la suerte de conocer una persona excepcional como él. Y siempre lo digo, mis hijas son buena gente no sólo por mí, sino por él también. Eso fue un suceso que ocurrió que sólo él sabrá y Dios sabrá por qué. Pero realmente yo tuve la suerte de conocerlo. Yo aprendí con Rubén…

– …Además, esto que pasó no manchó ni opacó la imagen que tienen de Rubén en todos lados. Él seguirá siendo una gran persona, no sólo para el mundo del tenis, sino para todos los que lo conocíamos.

– Gracias. No hay una sola persona que hablé mal de Rubén. Imaginate lo buena persona que fue que ni siquiera esto que pasó empañó su figura.

– Si, es verdad

– Yo cuando él estaba mal pedí que alguien me ayude con algunas drogas que se necesitaban y ahí me di cuenta lo reconocido y querido que era. Por eso, a pesar de la situación, que todo el mundo puede opinar lo que quiera, nada empañó su imagen

– Recordemos que Rubén fue el padre tenístico de muchos jugadores que llegaron muy lejos a nivel mundial.

– Claro, Leo Mayer, Agustín Velotti, Emiliano Mazza que ganó en dobles en Roland Garrós con Leo Mayer en dos ocasiones. Yayo Mazza, son muchísimos. Eso extraño. Me costó encontrar mi lugar. Yo conformaba un equipo con él y eso no lo pude continuar.

– No pudiste continuar en esa tarea

– Si, él fue muy importante. Ha ido a las universidades con el tenis. Muchísimos pasaron y hoy lo tienen como un referente.

– Su legado es muy importante. Con vos han hecho cosas muy interesantes, como el complejo de la ruta que es muy lindo.

– Gracias. La idea es que cuando se pueda reabriremos con muchas actividades para que se pueda incluir a todos los chicos. La gente a veces cree que el tenis es sólo para ricos y no es así. Con el programa, por año, metíamos 10 chicos al club. Si bien no pude logar ese costado de la alta competencia, como lo hacía Rubén, lo hice con esto, con le escuela de tenis, que saca a muchos chicos de la calle. El deporte te hace mejor persona, te da valores y quisiera seguir con esto. Creo que Rubén estaría muy contento de que esto de alguna forma funcione y que cada uno desde su lugar pueda aportar…  …No quisiera cerrar después de 30 años (se emociona y se le quiebra la voz).

– Vamos a hacer fuerza para que así sea

– Yo hoy escucho que cierran emprendimientos, negocios y la verdad está muy duro, (se quiebra de nuevo). Yo siempre dije que con lo de Rubén (el episodio que lo llevó a la muerte), viví una película, pero esto también es una película de terror. Pero cuando podamos, cuando se pueda quiero seguir con esto. No quiero, como te dije, que esto se cierre después de 30 años de sacrificio.

Fuente: Primera Línea.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/tenis/2020/06/30/me-resisto-a-cerrar-match-point-despues-de-30-anos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>