«

»

Imprimir esta Entrada

A cinco años de un torneo de primer nivel

Se cum­plen este domingo cin­co años de la cul­mi­na­ción del Cha­llen­ger de Co­rrien­tes. El 18 de oc­tu­bre de 2015 se dis­pu­tó la fi­nal de sin­gles en­tre Die­go Schwartz­man y Má­xi­mo Gon­zá­lez. El tro­feo que­dó en ma­nos del tan­di­len­se, que se im­pu­so por 3-­6, 7-­5 y 6-­4 tras dos ho­ras y cua­tro mi­nu­tos.
El tor­ne­o, que se ju­gó de ma­ne­ra com­ple­ta en las can­chas del Co­rrien­tes Ten­nis Club, re­par­tió pre­mios por 50.000 dó­la­res y otor­gó 80 pun­tos al cam­pe­ón y 48 al fi­na­lis­ta pa­ra el ran­king ATP.
Du­ran­te los en­cuen­tros de pri­me­ra ron­da, oc­ta­vos y cuar­tos, un buen cau­dal de pú­bli­co se acer­có a ver un es­pec­tá­cu­lo de pri­mer ni­vel en la ins­ti­tu­ción ubi­ca­da en Ar­ti­gas y Aya­cu­cho. Las se­mi­fi­na­les fue­ron te­le­vi­sa­das a ni­vel na­cio­nal (se­ñal TyC Sports), al igual que la fi­nal, que tu­vo las gra­das com­ple­tas de sim­pa­ti­zan­tes que to­ma­ron par­ti­do por el “Pe­que” y “Ma­chi”.

De bri­llar en el li­to­ral a ser “Top Ten”
El tor­neo sir­vió co­mo im­pul­so pa­ra mu­chos ju­ga­do­res que ve­ní­an en as­cen­so, co­mo Die­go Schwartz­man (71º). El por­te­ño fue cam­pe­ón del Fu­tu­re de Co­rrien­tes en 2012 y vol­vió a la ciu­dad pa­ra que­dar­se con la co­ro­na. Si bien tu­vo una se­ma­na re­gu­lar, no le al­can­zó pa­ra con­sa­grar­se so­bre el pol­vo de la­dri­llo del “Ten­nis Club”.
A pe­sar de ese pa­so en fal­so, el “Pe­que” no de­ca­yó en su ren­di­mien­to y, al año si­guien­te, con­quis­tó su pri­mer tí­tu­lo de ATP en Es­tam­bul (su­pe­ró al búl­ga­ro Gri­gor Di­mi­trov en la fi­nal). De to­das las fi­gu­ras que par­ti­ci­pa­ron del Cha­llen­ger, Schwartz­man es, sin lu­gar a du­das, el ju­ga­dor que tu­vo el as­cen­so más for­mi­da­ble: ac­tual­men­te es el nú­me­ro ocho del ran­king mun­dial.
En su ca­mi­no a ocu­par un lu­gar en­tre los “Top Ten”, el por­te­ño ob­tu­vo co­ro­nas en ATP 250 (Los Ca­bos)y 500 (Río de Ja­nei­ro); fue fi­na­lis­ta de un Mas­ters 1000 (Ro­ma 2020) y pro­ta­go­nis­ta en Grand Slams (se­mi­fi­na­lis­ta en Ro­land Ga­rros e hi­zo cuar­tos de fi­nal en el US Open).
Es­ta se­ma­na, el por­te­ño de 28 años vol­ve­rá al rue­do al dis­pu­tar el tor­neo de Co­lo­nia (A­le­ma­nia). Al ser uno de los pre­cla­si­fi­ca­dos, ini­cia­rá su par­ti­ci­pa­ción en oc­ta­vos de fi­nal y su pri­mer ri­val se­rá el bri­tá­ni­co Andy Mu­rray o el ser­bio Da­ni­lo Pe­tro­vic. Schwartz­man tie­ne co­mo ob­je­ti­vo prin­ci­pal cla­si­fi­car al Mas­ters de Lon­dres, que re­ú­ne a los ocho me­jo­res de la tem­po­ra­da 2020. El “Pe­que” se eri­ge co­mo ejem­plo del cre­ci­mien­to pro­fe­sio­nal y, se­gu­ra­men­te, se­gui­rá sien­do uno de los me­jo­res del cir­cui­to en los pró­xi­mos años.

La evo­lu­ción de Gui­do Pe­lla
Otro de los ar­gen­ti­nos que lo­gra­ron te­ner éxi­to en la eli­te es Gui­do Pe­lla. En 2015, el ba­hien­se al­can­zó los cuar­tos de fi­nal en Co­rrien­tes, una tie­rra don­de fue cam­pe­ón Fu­tu­re en dos opor­tu­ni­da­des: 2009 y 2010. Pe­lla fue pro­gre­san­do y si­gue dan­do qué ha­blar has­ta aho­ra. En 2016, lle­gó a la fi­nal del ATP 500 de Río de Ja­nei­ro (ca­yó an­te Pa­blo Cue­vas) y fue cam­pe­ón de la Co­pa Da­vis a fin de año (su­mó pun­tos fun­da­men­ta­les en las se­ries an­te Po­lo­nia, Ita­lia y Gran Bre­ta­ña).
En 2019, al­zó su pri­mer tí­tu­lo ATP (San Pa­blo) y al­can­zó los cuar­tos de fi­nal en Wim­ble­don. En su no­ta­ble an­dar por el cés­ped in­glés, Pe­lla de­rro­tó a dos es­pe­cia­lis­tas en pas­to co­mo el su­da­fri­ca­no Ke­vin An­der­son y el ca­na­dien­se Mi­los Ra­o­nic.

Ze­ba­llos, el gran do­blis­ta
El bri­llo de los nom­bres que ju­ga­ron el cua­dro de sin­gles no tie­ne que de­jar de la­do que la ra­ma de do­bles tam­bién fue un gran lu­jo. Ho­ra­cio Ze­ba­llos y el chi­le­no Ju­lio Pe­ral­ta lle­ga­ron co­mo gran­des fa­vo­ri­tos y cum­plie­ron has­ta lle­var­se la co­pa (se im­pu­sie­ron a “Ma­chi” Gon­zá­lez y Gui­ller­mo Du­rán por 6-­2 y 6-­3). El mar­pla­ten­se, in­te­gran­te re­gu­lar del equi­po de Co­pa Da­vis en esos años, se de­di­có ex­clu­si­va­men­te a ju­gar do­bles en las úl­ti­mas tem­po­ra­das. En sin­gles, el “Ce­bo­lla” ha­bía lo­gra­do un his­tó­ri­co tí­tu­lo (Vi­ña del Mar 2013 de­rro­tan­do a Ra­fa­el Na­dal). Pe­ro, en su de­ci­sión de ser do­blis­ta “full ti­me”, for­mó una gran du­pla con el es­pa­ñol Mar­cel Gra­no­llers: fue­ron los nú­me­ros 3 del mun­do y fi­na­lis­tas del US Open en 2019.

Ve­lot­ti, el “Wild Card” co­rren­ti­no
El tor­neo tam­bién con­tó con un cré­di­to lo­cal: Agus­tín Ve­lot­ti, que re­ci­bió un “Wild Card” (in­vi­ta­ción) pa­ra ser de la par­ti­da. El cam­pe­ón de Ro­land Ga­rros Ju­niors 2010 de­bu­tó con éxi­to an­te An­drés Mol­te­ni (7-­6, 3-­6 y 7-­5) pe­ro no pu­do lle­gar le­jos. Su ver­du­go fue el aus­tria­co Mi­cha­el Lin­cer, que lo des­pa­chó en sets co­rri­dos: 6-­3 y 6-­4.
El eu­ro­peo fue una de las gran­des re­ve­la­cio­nes, ya que en su de­but ha­bía de­ja­do fue­ra de com­ba­te a Car­los Ber­locq. El oriun­do de Chas­co­mús no pu­do ha­cer pie en el es­tre­no y fue eli­mi­na­do tras ca­er por 7-­6 (5), 3-­6 y 6-­3. Ber­locq ya era una fi­gu­ra con­sa­gra­da en el te­nis (ga­nó los tor­ne­os de Bas­tad y Oei­ras) y de­mos­tró su ca­rác­ter “co­pe­ro”: en 2013 ba­tió al fran­cés Gi­lles Si­món pa­ra cla­si­fi­car a Ar­gen­ti­na a se­mi­fi­na­les de la “Da­vis”.
Re­to­man­do la im­por­tan­cia de los co­rren­ti­nos, Le­o­nar­do Ma­yer tu­vo mu­cho que ver. El “ya­ca­ré” apor­tó en la ges­tión pa­ra que el club que lo vio na­cer pue­da al­ber­gar un tor­neo de es­ta ca­te­go­rí­a. En 2015, Le­o­nar­do Ma­yer era el nú­me­ro 1 de Ar­gen­ti­na a ni­vel sin­gles (al­can­zó el pues­to 21) y una fi­gu­ra del equi­po de Co­pa Da­vis: se­lló el cuar­to pun­to an­te Bra­sil en el ma­ra­tó­ni­co par­ti­do de 6 ho­ras y 42 mi­nu­tos an­te Jo­ao Sou­za en Tec­nó­lo­pis (el par­ti­do más lar­go en la his­to­ria del tor­ne­o). El co­rren­ti­no con­ver­só con los re­pre­sen­tan­tes de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Te­nis (A­AT), y fue cla­ve pa­ra que el or­ga­nis­mo die­ra el vis­to bue­no.

Fuente: Iván Chavez, diario Época.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/tenis/2020/10/18/a-cinco-anos-de-un-torneo-de-primer-nivel/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>