«

»

Imprimir esta Entrada

Con gusto agridulce

Crucero tuvo la victoria en el bolsillo, pero en una jugada polémica terminó perdiendo dos puntos más que importantes en Puerto Piray. Al final fue 2-2 con Güemes en la última presentación del Colectivero en este 2019.
Sin dudas un sabor amargo que perdurará hasta la pretemporada en enero próximo, aunque lo preocupante es que el Colectivero cierra el año con ocho partidos al hilo sin conocer el triunfo en el Federal A.
El equipo de Santa Inés, que hizo de local en el Alto Paraná, estuvo dos veces arriba en el marcador, en un partido parejo, peleado, con poco juego, debido a que ninguno quería regalar nada. Pero no lo supo aguantar y la igualdad del conjunto visitante llegó a los 44’ del complemento, en una jugada muy protestada por supuesta posición adelantada del delantero David Romero.
Como el mismo asistente no colaboró con el árbitro en el primer tiempo, en el que sí fue un claro penal de la visita cuando el balón pegó en la mano de Alan Giménez, la bronca acumulada llevó a que Carlos Marczuk se exceda en la protesta y por consecuencia fue expulsado.
Respecto al juego, fue un primer tiempo discreto. Crucero fue más profundo, sobre todo las veces que atacó por la banda izquierda, con las subidas de Emanuel Urquiza haciendo tándem con Pablo Motta para llegar al fondo y desbordar.
De todas formas, las primeras jugadas de riesgo fueron de pelota parada. Rodrigo Acosta Ferreira ganó dos veces de arriba, la primera se fue lejos y la segunda rozó el travesaño.
La visita, bien parada atrás con una línea de cinco, abusó de pases largos y de la individualidad de Pablo López para llegar al arco rival, por lo que no incomodó en demasía al fondo local.
La primera polémica de la tarde llegó a los 28’ del primer tiempo. Tras un córner al primer palo que Jonathan Vera dejó pasar, el balón sorprendió a Giménez y le pegó en la mano, pero el árbitro dejó seguir.
Y cuando el Azulgrana se animaba e inquietaba con tiros desde afuera, Francisco De Souza, tras una buena circulación por izquierda, quedó mano a mano y tocó suave ante la salida del arquero para abrir el marcador a los 45’.
Con el resultado adverso, Güemes salió a jugar en complemento con un planteo más ofensivo, armó línea de tres en el fondo y sumó gente arriba, lo que le permitió hacer más ancha la cancha tener mayor volumen de juego.
Producto de esa superioridad llegó la igualdad: a los 18’ el delantero Romero quedó solo frente Marcos Argüello y estampó el 1 a 1.
Con el empate, el equipo visitante sacó el pie del acelerador y permitió que el Colectivero vuelva a emparejar las acciones de juego para volver a tener profundidad en ataque y así fue que atacando por izquierda volvió a ponerse en ventaja.
A los 27’, el ingresado Cristian Campozano, quien se reincorporó al equipo en esta fecha y debutó en esta temporada, recibió un centro pasado y le metió un frentazo de pique al suelo imposible de atajar para Juan Mendonca, desatando los festejos.
Con una nueva ventaja, el partido planchado y sin mayores preocupaciones para la defensa del Colectivero, todo hacía suponer que nada más iba a ocurrir en la Villa Olímpica de Puerto Piray, pero Pablo López tuvo libertad para pensar y poner un pase frontal para que Romero pueda puntear el balón ante la salida del arquero y a los 44’ del complemento y poner el 2 a 2 definitivo.
Ahora Marczuk tendrá el suficiente tiempo para pensar en lo que viene y preparar el plantel a su medida. Por el momento el equipo se mantiene alejado de los puestos clasificatorios en la zona 1 del Federal A cumplida la fecha 15.

Fuente: El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/analisis/2019/12/08/con-gusto-agridulce/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>