«

»

Imprimir esta Entrada

Muralla verde

Crucero no logró quebrar la resistencia de Unión (Sunchales) y desperdició la oportunidad de volver a encaminarse en la zona 1 del torneo Federal A. El empate sin goles reflejó la falta de contundencia del equipo misionero, sin dudas una materia pendiente en esta temporada.
En un primer tiempo discreto pero dinámico fue el Colectivero el que dominó las acciones ante otro que decidió ampararse en el contraataque, cediendo terreno y pelota. Antes de los 15 minutos el dueño de casa ya había generado dos claras en los pies de Axel Vallejos, ambas con remates que besaron el arco de Torres.

Con este panorama las explosiones por las banda derecha no tardaron en aparecer, producto de las arremetidas de “Tarrito” Pérez y las buenas conexiones de Deo Souza, por ambos carriles, y Pablo Motta.

Pero el cerrojo defensivo no logró destrabarse. Sin dudas la baja de Iván Molinas en la previa por una contractura se hizo sentir, porque si bien Agustín Bellone cumplió con la tarea de volantear, no lo hizo con la efectividad que suele imprimir el posadeño y eso fue el eslabón faltante en la estocada final que tanto buscó Crucero.
Unión se refugió en una defensa sólida, amparándose en las ideas que pregonó Valdivia en la ofensiva y las benditas pelotas paradas. De hecho a los 43’ Yuste cabeceó en soledad pero sin dirección después de un tiro de esquina. A eso se dedicó el Bicho, que en pleno partido perdió al hábil Meza por lesión acentuando más el planteo mezquino.
En el complemento la tónica se acentuó y con el correr de los minutos el mediocampo se partió definitivamente.
Sobre los 08’ Klusener recibió una inesperada habilitación de Vallejos, después de un pelotazo de Argüello, pero el nueve definió con el arquero encima; dos minutos más tarde fue el Rasta De Souza quien remató entrando al área.
El dominio era abrumador, pero el Colectivero necesitaba de un revulsivo para destrabar la historia.
Marczuk movió en banco con los ingresos de Campozano y Maxi Perussato, éste último de buena talla para ser el elegido que pedía el partido.
Unión aguantó la embestida con una enorme actuación de sus centrales y aprovechó la merma parcial del apriete para generar alguna ocasión. Pisando los 29’ Zbrum desperdició la más clara en el área chica. Su remate se fue arriba inexplicablemente.
El cansancio copó escena y se fue la historia. La balanza pedía a gritos una pelota parada para desnivelar el marcador, pero no hubo tiempo para más. La contundencia sigue siendo materia pendiente en un Crucero que ayer mereció mejor suerte.
Se viene Sportivo Belgrano en San Francisco, por la fecha 22, otro duelo complicado en el horizonte para levantar cabeza.

Fuente: Cristian Avellaneda, El Territorio.
Foto: Sixto Fariña.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/analisis/2020/03/02/muralla-verde/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>