«

»

Imprimir esta Entrada

Parada misionera con norte en Tokio para Lucenti

Previo a partir a Europa en busca de los puntos para llegar a su cuarto Juego Olímpico, el judoca tucumano Emmanuel Lucenti arribó ayer a Posadas para realizar un campus (Foto: Nicolás Oliynek, El Territorio)

Carismático y profesional, el tucumano Emmanuel Lucenti (35) compartió ayer sus conocimientos con los judocas misioneros en una escala previa a partir rumbo a Europa a participar de torneos que le otorguen puntos internacionales que lo lleven a obtener su boleto a lo que ansía sea su cuarto Juego Olímpico en Tokio, en la cita que se realizará del 24 de julio al 9 de agosto.
“Estoy contento y un poquito ansioso también porque necesito obtener los puntos necesarios para mi cuarto Juego Olímpico y es algo que sería muy lindo para mi lograrlo”, señaló ayer el ‘crack’ de judo argentino, en la previa al campus de entrenamiento que lleva adelante la Federación Misionera de Judo, con acompañamiento del Ministerio de Deportes, en la Academia Everest, que cuenta con la presencia de judocas de Corrientes, Chaco y Buenos Aires.

Emmanuel, olímpico y mundialista, además de múltiple medallista en panamericano, entre otros tantos éxitos; supo cómo superar lesiones, presiones y a sus 35 años hoy busca hacer realidad esta chance de estar en Tokio, tras haber estado en Pekín 2008, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.
“Superé una lesión por la que prácticamente tenía que estar retirado del deporte y con mucho trabajo y esfuerzo pude sobrellevarla, eso es superador y es muy lindo para mí hoy, con 35 años, estar en desventaja con respecto a los puntos, pero esta situación de competir de igual a igual a los más jóvenes por una plaza olímpica”, compartió.
El judoca estará hasta mañana en Posadas y emprenderá viaje desde Foz de Iguazú a Europa, con varias escalas, y su destino será Tiflis, en Georgia, donde hará base. Desde ahí se moverá durante dos meses y medio -hasta el 7 de abril-, en busca de las competencias que le den los puntos que lo lleven a Tokio.
“Compito ahora en tres semanas en el Grand Slam de París, dos semanas después en Alemania, y luego en Marruecos, Rusia, Georgia, Turquía”, explicó y como si fuera poco esta gira terminará en Canadá, “y después de eso ya seguramente tendré un panorama de lo que sería este tramo por estar en Tokio”.

¿Cómo te sentís en este tramo final para llegar a estar en Tokio?
Me queda mucho por delante porque el judo es el día a día, no hay que descuidar nada… es un deporte muy complejo y muy completo donde las cualidades físicas son súper importantes y tanto la psicológica también. La ansiedad hay que ir manejándola y lo bueno es que esto de las lesiones me enseñaron que el día a día es lo más importante; el ir paliando el dolor me enseñó a concentrarme en pequeños detalles y eso es lo que trato de hacer también con la preparación, es ir sumando un puntito cada día e ir tratando de estar más competente cada vez.

¿Cómo se dio esta parada en Misiones?
Estoy de pasada yendo para Europa, como es un viaje a pulmón hemos ido coordinando diferentes escalas e Iván (Duarte) es un competidor directo de mi categoría -81 kilos-, pero para mí es un amigo y es un compañero de torneos que me ayuda a potenciar mis habilidades; entonces me comentó que estaba acá y Pachu Galeano (misionero N° 1 del ranking nacional en 71 kilos) también tiene un muy buen pasar y me pareció una buena iniciativa para que podamos disfrutar para que yo me pueda ir con otro estímulo de judo y también compartir con los chicos de la provincia los conocimientos que fui adquiriendo.

Seguramente cuando vas a otras provincias te deben preguntar cómo hiciste para estar en tres juegos olímpicos…
Uno crece estigmatizado que esto no se puede, que aquello es imposible o que nunca le va a ganar a un japonés o un coreano y realmente eso me ha dado la confianza. Cuando derroté a un ruso, un japonés, un coreano o un mongol, fue algo muy lindo más allá de por ahí no haber sentido que he llegado al tope de mi categoría por este semi profesionalismo que llevo. Son situaciones muy buenas porque le pude demostrar a los chicos de mi provincia y de otras partes que los buenos atletas no solamente se concentran en las grandes ciudades y no hablo sólo del deporte sino cualquier cosa en la que uno quiera y busque destacarse. También hay frases hechas como la de ‘Dios atiende en Buenos Aires’, yo no lo creo así, yo lo he dado vuelta a eso con menos estructura que quizás la gente de Buenos Aires. Es muy importante marcarle al judo ese camino, que el interior también puede dar grandes atletas y es lo que del lado del competidor trato de seguir demostrándolo y cuando me retire, no sé de qué lado, pero seguiré luchando para que el interior crezca y que sea todo más federal.

Con Paula Pareto han logrado popularizar el judo, ¿cómo se siente ser parte de esto?
Tenemos un diamante en bruto que es Paula, que es como nuestra salvadora -risas-. Lo que más rescato de Paula es que ella les demostró a las mujeres que el judo es un deporte unisex, le sacó esa etiqueta de que uno como padre o madre piensa que el judo era para el hombre y hoy en día ha crecido exponencialmente la cantidad de niñas y mujeres que se suben a la colchoneta con completa libertad y lo disfrutan. Antes de esto se decía que era un deporte rudo y Paula lo fue mostrando un poco más al deporte con todos sus éxitos.
A mí me tocó la parte masculina de demostrar lo que es ser del interior y creer en un trabajo con un diploma olímpico, de repente haberme levantado un día y haber ganado un Grand Prix, que eso no había pasado antes en la historia, y eso llega si uno está bien acompañado y preparado, es algo que tiene el argentino. Somos diamantes en bruto que hay que saber pulir… el argentino es muy talentoso, algunas veces lo utiliza para bien y otras no, es ir sabiendo en quién se va apoyando para tratar de llegar lo más lejos posible y ser buenos ejemplos sobre todo hoy en día con los flagelos a la vuelta de la esquina.

¿Cómo es tu mirada del judo argentino de la actualidad?
Es un poquito complicado este momento para el judo argentino, sobre todo para las bases porque hay alguna que otra individualidad, pero no hay un trabajo consecuente, entonces creo que estímulos de una o dos semanas en diferentes lugares no bastan.
De repente no sirven viajes a los mejores lugares del mundo sino tenés una guía, creo que lo que el judo necesita es una estructura y un sistema de trabajo y lineamientos generales; que se sepa cómo trabajar en cada provincia que los profes estén actualizados. Veo que falta trabajo, que la familia se involucre más, el gobierno y también la parte privada y creo que hoy todos esos eslabones están flojos y débiles, entonces por eso la cadena se corta y países que antes eran menos desarrollados que nosotros, como Perú, Chile, Ecuador, con un trabajo consecuente y con un orden han ido superándonos en el medallero.
Argentina ha perdido identidad, no tenemos lineamientos claros y cada uno trabaja a su manera y eso creo que no es la manera. Tenemos que volver a tener nuestro estilo, con gente que puede marcar un estilo argentino propio, porque nosotros no somos japoneses, no tenemos la cultura japonesa y menos la educación; estamos muy lejos de querer igualar o imitar a un japonés y tampoco somos cubanos, tenemos que hacer un balance y ver qué se necesita y cómo tenemos que trabajar. De mi lado, me tocó personalmente ocuparme porque no tengo los medios y tuve que buscar mi preparador físico, psicólogo y tener mi propio sistema de trabajo, no tuve otra opción.

En este contexto y con toda tu experiencia, ¿te gustaría ser dirigente?
El judo necesita de gente nueva y que haya estado en una colchoneta, sería un desafío y yo no le tengo miedo a los desafíos. Nunca van a escuchar hablar mal de mí, porque nunca le hice un daño a nadie y uno puede tener coincidencia o disidencias y yo jamás jugué mal y entonces por ese lado me gustaría compartir mis conocimientos dónde sea y devolverle al judo lo que el judo me dio.
El campus de judo en el que participan los número uno del ranking nacional, entre ellos los misioneros Francisco y Anahí Galeano, más Iván Duarte y Emmanuel Lucenti, se desarrollará hasta el viernes en Misiones.

Fuente: Roxana Ramírez, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/artes-marciales/2020/01/21/parada-misionera-con-norte-en-tokio-para-lucenti/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>