«

»

Imprimir esta Entrada

Lo bueno siempre llega para quien sabe esperar

Más corta o más larga, la espera se impone de una u otra manera para los deportistas en todo el mundo. Sucede que, para algunos, es apenas de semanas o unos pocos meses. Y para otros, en cambio, es de hasta un año.

El desafío de una espera tan larga es que el deberán afrontar Valeria Sosa (29) y Jorge Rivas (35), los dos misioneros clasificados al Mundial de karate JKA previsto para el mes próximo pero que finalmente se pasó para octubre de 2021.

Los dos misioneros integran la Selección Argentina y, tras obtener la ansiada clasificación, tenían todo listo para viajar a Takahashi, hacia el sur de la isla, donde los mejores del mundo debían coincidir entre el 22 y 26 de octubre.

Sin embargo, la pandemia frenó expectativas e ilusiones. Y no por poco tiempo: la nueva fecha para el Mundial es en octubre de 2021.

“Todo lo que estaba previsto para este año, se pasó para el año que viene, para la segunda quincena de octubre de 2021. Todo está suspendido, al igual que los torneos nacionales, que también ya se pasaron para el próximo año”, contó Vale a El Deportivo.

La karateca posadeña buscará entonces que la tercera sea la vencida. Sucede que estuvo cerca de ir al Mundial de Irlanda 2017, pero una lesión de último momento la dejó afuera. Y cuando todo hacía prever que este año sería la revancha, el coronavirus pospuso los planes. No queda más que esperar.

“Por lo pronto, tratamos de seguir entrenando, siempre bajo protocolo, en casa. Cada uno hace la parte física y la parte técnica, porque por ahora nuestro dojo no volvió a dar clases presenciales”, explicó Sosa, en relación al Shotokan Dojo, que funciona en el Itapúa Tenis Club.

¿Cómo manejar la ansiedad? “Iba a ser mi primer Mundial. De todas maneras, estoy bien, trato de no hacerme mucho la cabeza, de pensar siempre en positivo y enfocarme para el próximo año, esperando que todo esto se normalice y podamos viajar”, explicó Vale, quien, en efecto, ve el vaso medio lleno: “Lo positivo es que todavía no habíamos sacado los pasajes”.

Para Jorge Rivas, el otro misionero que iba a ponerse la celeste y blanca en Japón, la de octubre iba a ser su séptima presencia mundialista y su tercer viaje a Japón.

Es que el posadeño es toda una leyenda a nivel nacional: lleva 21 años con la Selección Argentina y ya estuvo en Japón 2000 (donde cosechó un bronce), Japón 2004 y Australia 2006 (en ambos, plata por equipo), Tailandia 2011, Japón 2014 e Irlanda 2017 (donde ganó otra plata).

“Ahora queda esperar y aprovechar este tiempo para prepararnos de la mejor manera. Sin dudas, todo esto nos cambió los planes, pero seguiremos entrenando”, sintetizó una de las leyendas del karate JKA a nivel nacional. Tanto para él como para Vale, los plazos serán más largos de lo previsto. Pero valdrán la pena. Dice el saber popular que lo bueno llega para quien sabe esperar.

Orgullo de selección
Jorge Rivas es un referente de la disciplina y ya lleva 21 años con la Selección Argentina. Para Vale, en tanto, esta fue su cuarta convocatoria con el equipo nacional. Ambos vienen de consagrarse campeones en el Panamericano de Colombia, el año pasado.

Fuente: Primera Edición.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/artes-marciales/2020/09/16/lo-bueno-siempre-llega-para-quien-sabe-esperar/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>