«

»

Imprimir esta Entrada

Un 2020 Celeste

UN 2020  CELESTE

En febrero, OTC festejó el Súper 4 en casa (Foto: Luciano Ferreyra, El Territorio)

El 2020 tenía que ser de Liga Nacional para OTC y pese a que el año trajo varias sorpresas, el Celeste cumplió. El balance superó las expectativas y en Oberá se preparan para un 2021 muy exigente
“El balance positivo en un año raro, complicado y feo, porque mucha gente sufrió necesidades y pérdidas. No podemos festejar en ese contexto, pero sin dudas que el balance es positivo”, sintetizó Sergio Feversani al 2020 de OTC.
El Celeste arrancó el año con el título del Súper 4 de la Liga Argentina, llegó la pandemia y en el medio surgió la chance de subir a la Liga Nacional. Si el año fue de idas y vueltas en general, para el club obereño fue aún más vertiginoso.
“Logramos resultados deportivos, crecimos en infraestructura, en servicios y logramos tener un club saneado, sin deudas y eso te permite mirar de otra forma el futuro”, aseguró el presidente de OTC, quien pretende ir por más.

“En enero cumplimos 80 años, después vino el Súper 4 y se cortó todo. Jugamos dos partidos más y apareció la pandemia y ahí quiero destacar a los socios y a las empresas que nos acompañan, porque fueron fundamentales para bancar los cuatro o cinco meses que el club estuvo cerrado”, recordó el mandamás celeste.

Es que durante marzo y abril la incertidumbre fue muy grande. Empezaron las suspensiones de los torneos mientras la cantidad de contagios crecía en el país. El gobierno nacional apostó por una ayuda para que los clubes, dentro del mal momento, puedan continuar con algunos proyectos internos. OTC no perdió tiempo y decidió mirar para adentro.

“Vinieron los subsidios del gobierno nacional, uno es Clubes en Obras, que lo conseguimos gracias al Ministerio de Deportes y hemos transformado muchos lugares que quedaron muy lindos”, explicó Feversani.

El predio celeste cambió y eso ayudó a que cuando volvieron los socios al club se encontraran con varias cosa nuevas como la nueva cancha auxiliar con parquet, que será usada por las formativas y también para la práctica de otros deportes.

“Ahora estamos trabajando muy bien con todos los protocolos, no damos abasto con las canchas de tenis, queremos cubrir dos canchas para que cuando llueva no sea un problema y que rápidamente se pueda jugar. Los socios van, cuidándose, al gimnasio, a la cancha alternativa (de básquet) y ahí se juntan grupos de vóley y básquet. Dentro de lo feo de la situación el club tiene vida, que no es la que queremos, pero dentro de todo estamos contentos”, sintetizó.

En lo más alto
La temporada 2019/20 tenía un claro objetivo para OTC: alcanzar el ascenso a la Liga Nacional. En febrero y de local, el Celeste ganó el Súper 4 de la Liga Argentina y la clasificación a la Liga Sudamericana, pero el coronavirus dejó esos sueños en pausa.

Se suspendió la temporada y en medio de tanta incertidumbre apareció una buena. Estudiantes de Concordia se bajó de la Liga Nacional y OTC compró la plaza. Misiones regresó a la elite y el conjunto de Oberá comenzó a armarse para la Primera del básquet argentino.

El 4 de noviembre quedó en la historia dorada de OTC. Ese día el Celeste jugó su primer partido en la Liga Nacional lejos de casa y en una burbuja sanitaria. Nada le quita valor al gran logro del 2020 para los obereños.

Con rendimientos mejores y otros no tanto, el Celeste empezó a caminar por la elite del básquet nacional y también a aprender. Por eso desde la dirigencia tomaron nota para lo que viene.

“En lo profesional queremos afianzar la idea que tenemos, que se transforme en un proyecto y hacernos fuertes en la Liga Nacional. Que eso sirva para que más equipos misioneros participen de torneos nacionales. Nuestra premisa es ayudar al básquet misionero”, explicó Feversani.

En cuanto al plantel contó que “tenemos una ficha mayor pendiente, que podemos incorporar y estamos en tratativas para conseguir esa ficha”. “Después queremos mantener el equipo y la base, porque queremos que los que están hoy disfruten de este momento que es histórico para OTC y para Misiones”, agregó.

Pero el plan a largo plazo es ambicioso y para eso hay que darle una vuelta de tuerca a la idea. “Tenemos que profesionalizar el staff, eso es parte de afianzar el proyecto. Esa es quizás la gran diferencia que hay con otros clubes y eso lo queremos cambiar, para afirmar lo que viene”, analizó el presidente.

“Nosotros tuvimos el ejemplo de Obras. Hay chicos con 22 ó 23 que jugaron 200 partidos en la Liga Nacional, que hicieron el secundario en el club, que hicieron el profesorado de educación física y que pelean a muerte por el club. Eso te lleva a estar siempre en la Liga y eso te pasa factura y lo vamos a sufrir”, reconoció Feversani, aunque sin desanimarse.

“Tenemos la llave de la Liga Sudamericana, que nos va a servir para mostrarnos y para que vean que no subimos a la Liga Nacional para ver cómo era y después volvemos a la Liga Argentina”, avisó. El torneo internacional se jugará en septiembre, aunque todavía falta mucho para eso.

“El 2021 será un año complicado también”, reconoció Feversani, pero destacó que “quizás para mediados de año tendremos a gran parte de la población vacunada y eso traerá tranquilidad”. “Mientras tanto habrá que pelearla como hasta ahora”, pidió.

OTC festejó, en la medida de las posibilidades, un 2020 único, histórico y en el que cumplió varios sueños. Terminó como el único equipo misionero campeón y con el plus de haber llegado a la Liga Nacional, pero pretende más.

Fuente: Diego Vain, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/basquetbol/basquetbol-nacional/2020/12/31/un-2020-celeste/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>