«

»

Imprimir esta Entrada

Murió el primer correntino campeón argentino

Gamboa. Don Aldo, cuando años atrás recibió en su casa de Goya a El Litoral.

A los 84 años, se apagó el domingo, en Goya, la vida de Aldo Gamboa, el primer campeón argentino de boxeo que tuvo esta provincia.
El goyano consiguió el título argentino de los Plumas al derrotar el 6 de agosto de 1960 en el mítico estadio Luna Park, de la ciudad de Buenos Aires, al campeón defensor Alfredo Brunetta.
Era una época en la que había que hacer muchos méritos para llegar a combatir por un título, y Gamboa con base en la constancia, sacrificio y condiciones, lo consiguió.
“Fue una pelea muy dura, y me sentí muy contento por traer un título para Corrientes, sobre todo para Goya, me sentí muy satisfecho porque subí al ring con un objetivo que era traer el título argentino y lo logré frente a una gran figura como Alfredo Brunetta”, le dijo años atrás a El Litoral, en un mano a mano con el colega Francisco Villagrán en su casa de la calle Caá Guazú.

“La definición llegó por nocaut técnico -aclaró- en el décimo segundo round, ya que hasta ese momento, la pelea venía pareja, pero pude imponer mi potencia”, recordó en su momento con gran lucidez.

“No me considero un noqueador, yo peleaba y boxeaba, hacía ambas cosas. Si había que boxear, boxeaba bien, pero me gustaba más prenderme en el cambio de golpes. Creo, personalmente, que una buena defensa, es un buen ataque. Yo no sabía mucho de técnica, era más peleador y siempre iba al frente”, se autodescribió.

De la diferencia que veía de los tiempos en que boxeaba al siglo XXI, señaló en la recordada entrevista que “sin duda era otra época, había más y mejores boxeadores. En mi categoría nomás había más de 300 en todo el país, éramos todos muy parejos, del mismo nivel, pero hoy el boxeo está desapareciendo, ya no hay más figuras y si las hay, son sólo dos o tres. Antes para llegar a pelear por el título, había que combatir con los mejores, no cualquiera llegaba, por eso digo que el sacrificio era doble”.

Como enseñando el camino que deben seguir los jóvenes que deciden abrazar el deporte de los puños, Gamboa contó en dicha oportunidad la dedicación que tenía para estar a tono física y técnicamente. “El gimnasio me gustaba mucho, estaba siempre bien preparado, nunca dejaba de entrenarme. Por la mañana hacía footing en los bosques de Palermo, a la siesta y a la tarde me entrenaba, pero si uno quiere llegar, tiene que hacer sacrificios, no queda otra alternativa”, rememoró.

De sus inicios en el boxeo y dónde, contó: “Fue acá, en Goya, un poco sin querer, porque un día entré a un gimnasio, estaba mirando y vino el entrenador y me dijo que no podía estar, que salga. Entonces le contesté, bueno entonces me entreno, y así comencé en el gimnasio, con tal de quedarme a mirar”.

En ocasión del servicio militar le tocó la Marina, en Puerto Belgrano de Bahía Blanca, donde profundizó su pasión por el boxeo. “Me buscó un manager, Alfredo Felice, que me vio condiciones y consiguió que me dieran permiso para entrenar”.

En la ciudad del sur bonaerense “hice una campaña larga, peleé por el título bahiense, prácticamente era local, y después, cuando salí de baja, me fui a Buenos Aires, hablé con Tito Lectoure y me empecé a entrenar en el Luna Park”, relató.

De sus rivales, dijo que “el más duro fue Alfredo Brunetta, pero con Cachín Díaz fueron peleas duras, con Palavecino fueron peleas duras, con el brasileño De Souza también, tuve peleas duras, en fin, todos éramos muy parejos, y tenías que pelear con todos. Antes era otra cosa, ahora el campeón elige con quien quiere pelear, es muy distinto”, señaló.

“La corona la perdí con Cachín Díaz en mi primer defensa, y al año siguiente la reconquisté frente al mismo rival, y después abandoné el boxeo en el 62, siendo campeón. Volví en el año 65, hice dos peleas, una en Bahía Blanca y otra en el Luna Park con Ricardo Moreno, que fue campeón argentino y sudamericano de los gallos. Gané las dos peleas, pero vi que no era el mismo de antes, entonces decidí dejar el boxeo definitivamente. Creo que hice bien”, indicó.

“En esa época el campeón era Cucusa Ramos. Ya estaba un poco cansado, me costaba hacer el gimnasio y me costaba dar el peso de la categoría. Para cada pelea tenía que dejar de comer una semana antes y estaba dando muchas ventajas, así que lo pensé bien y largué”, agregó.

Su récord
Aldo Gamboa hizo 55 peleas en su extensa campaña, de las que ganó 40 (21 por KO), perdió 8 (2 por KO) y empató 7. Hizo 467 rounds en toda su carrera con un porcentaje de nocaut a su favor del 38%, recordó Villagrán en su cuenta de Facebook.

Años atrás, el Círculo de Periodistas Deportivos de Corrientes (Cpdc) lo distinguió como una de las Glorias del Deporte Correntino, premio que recibió de manos justamente del colega, quien le realizó esta inolvidable entrevista, además, preservada en su libro “Puños del Recuerdo”.

Fuente: El Litoral.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/boxeo/2021/04/27/murio-el-primer-correntino-campeon-argentino/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

'); var MainContentW = 990; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 10; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }