«

»

Imprimir esta Entrada

Mariela Delgado y el gran salto de 2011

Sin dudas el salto de calidad lo dio este año. Para la ciclista Mariela Delgado sus sueños se hicieron realidad pero el camino no fue fácil. Cambios rotundos como irse a vivir a la ciudad santafesina de Rafaela, nuevo equipo de entrenamiento y muchas horas extrañando a sus seres queridos fueron la parte dura, pero la hicieron más fuerte para conquistar dos medallas nacionales en el Argentino de Pista y la sensación no fue otra que el decir “valió la pena”.
Ahora, los objetivos toman otra dimensión y la apuesta crece; el sueño de ser de selección y representar a la Argentina ya no son inalcanzables. “No lo veo tan lejano. Mi sueño es llegar a un Juego Panamericano y estar en un Juego Olímpico y de la mano de mi entrenador siento que puedo llegar”, señaló.
En los últimos cuatro años, de sus 25, la atleta de la tierra roja construyó una carrera que a muchos le cuesta toda la vida. Mariela fue escalando en los torneos nacionales pero el paso lo dio en este 2011, en el que termina arrasando con las pruebas de mountain bike de la región y con el postre final: medalla de plata en velocidad y medalla de bronce en la prueba de 500 metros en el Argentino de Pista, en noviembre, en Mar del Plata.
En días de vacaciones, pero sin dejar de entrenar, Mariela volvió a Posadas para pasar las fiestas en familia tras un año que considera “muy fuerte” ya que también se recibió de Licenciada en Turismo.

¿Qué balance hacés de este año tan importante en tu carrera?
Súper positivo. Después de todo este tiempo que corro es la primera vez que obtengo medallas en un Argentino y me preparé específicamente para eso. Cuando me fui este año a Rafaela, mi entrenador Norberto Capella confió mucho en mi, fue estricto y exigente pero a la vez productivo, porque allá hay un grupo grande de corredores y es más llevadero. Se hace más exigente porque el nivel es bueno y eso tiene su rédito.

¿Cumpliste con los objetivos marcados?
Si, pero me quedé con ganas de más porque me quedé cerca del oro. Nos teníamos fe pero la jornada del Argentino se hizo muy larga y eso me afectó porque tengo migrañas, pero es una experiencia buena igual. Del año pasado a este fue un salto enorme.

¿Cuáles fueron las sensaciones al hacer podio nacional?
Es una gran satisfacción ganar medallas y a la vez de poder darle un premio a mi club que tanto me ayudó. Además, en la pista me sentí mucho más cómoda, pero había más presión porque pusieron tantas fichas en mi que yo sola me presionaba pero se dio todo.

Seguro fuiste la “tapada” en el certamen
Fui una sorpresa, el año pasado no pelee nada y este año me prestaron atención. Los que me conocían que corría el Infanto-Juvenil me dicen ‘como cambiaste y mejoraste’. Yo por ahí no tomo dimensión pero cuanto te dicen de afuera es una sensación muy buena.

Además, los logros se dieron en un tiempo muy corto…
Si, el año pasado un quinto puesto y en este llegaron dos medallas, fue muy loco. Yo empecé a los 21 años, lo que para muchos ya era grande, pero para mi es bueno. De chico a veces se cansan pero en mi caso compito y trabajo por las ganas de obtener algo y a conciencia.

¿Cómo te adaptaste a Rafaela?
Me recibieron muy bien. Allá vivo en el Club Ciclista y por la mañana trabajo en una agencia de turismo, después a la tarde entreno. Todavía para alquilar no alcanza pero me acoplé bien y me hicieron sentir en familia. Igual, extraño Misiones, mi gente, pero estoy aprovechando ahora que estoy soltera y que me va bien, es una apuesta fuerte.

¿Qué cambios notaste del año pasado a este?
En Rafaela aprendí mucho, conocen mucho más de ciclismo y lo hacen todo más profesional. La Asociación de ellos me ayudó desinteresadamente porque yo corría para Misiones y ellos daban lugar para vivir, me prestan ruedas, me entreno ahí…

¿Eso significa que el año que viene vas a correr para Rafaela?
Si, me voy a afiliar a su asociación porque allá tengo toda la ayuda y acá no tengo nada. Me recibieron, tengo bicis, como la rutera, la mountain bike, la de pista y no es que tengo que estar pidiendo, ellos ya saben lo que necesito y están para ayudarme. Es un grupo que trabaja para nosotros los ciclistas y eso es invaluable.

¿Sentís que en Misiones es muy difícil ser corredor de la Elite?
Si, primero porque no hay pista pero tampoco hay apoyo. Yo me moví sola, conseguí lo mío pero nunca me ayudaron demasiado. Me sentí muy a la deriva mucho tiempo y no le dan importancia a los nacionales que es lo que te da chapa y experiencia.

¿Cúales son las expectativas para este 2012?
Primero volver a correr un Argentino de ruta que hace dos años no lo hago. Ya me estoy preparando para la prueba de pelotón y ya me queda poco porque si bien aún no está confirmada la fecha, sería a fines de febrero o primeros días de marzo.
Con estos logros, ¿crees que estás cerca de ser convocada a la selección?
Con mis medallas en el Argentino estamos viendo la oportunidad de probar para el equipo. No lo veo muy lejano. Mi sueño es llegar a un Juego Panamericano y estar en un Juego Olímpico y de la mano de mi entrenador siento que puedo llegar.

Fuente: territoriodigital.com

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/destacados/2011/12/31/mariela-delgado-y-el-gran-salto-de-2011/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>