«

»

Imprimir esta Entrada

Pablo Toviggino “se lava las manos”

Resultado de imagen para pablo tovigginoEl pre­si­den­te del Con­se­jo Fe­de­ral, Pa­blo To­vig­gi­no, se ex­pre­só en me­dio de la po­lé­mi­ca que se ge­ne­ró tras el as­cen­so de Al­va­ra­do al Na­cio­nal B, la sen­ta­da de los ju­ga­do­res de San Jor­ge de Tu­cu­mán y la con­si­guien­te re­nun­cia de An­to­nio Ra­ed a la pre­si­den­cia del Tri­bu­nal de Dis­ci­pli­na. “Los di­ri­gen­tes se han acos­tum­bra­do a re­cla­mar so­bre los ar­bi­tra­jes y bus­car cul­pas en ter­ce­ros”, ma­ni­fes­tó.
Lo ocu­rri­do en la no­che del do­min­go 23 de ju­nio de 2019, en el es­ta­dio “Jo­sé Ma­ría Mi­ne­lla”, que­da­rá en el re­cuer­do. In­de­pen­dien­te­men­te de lo que ocu­rra en cuan­to a re­so­lu­cio­nes le­ga­les, sin du­das, la de­ter­mi­na­ción de los ju­ga­do­res de San Jor­ge de Tu­cu­mán, tras ha­ber su­fri­do seis amo­nes­ta­cio­nes y dos ex­pul­sio­nes en los pri­me­ros 45 mi­nu­tos de jue­go por par­te de Adrián Fran­klin, ár­bi­tro del par­ti­do, sen­tó un pre­ce­den­te y ex­pu­so una pro­ble­má­ti­ca que, en las ca­te­go­rí­as de As­cen­so y aún más las del in­te­rior del pa­ís, se vi­ve ha­ce tiem­po.
A pro­pó­si­to de to­do es­to y del sig­ni­fi­ca­do que, en el men­cio­na­do con­tex­to, pue­de co­brar la re­nun­cia de An­to­nio Ra­ed a la pre­si­den­cia del Tri­bu­nal de Dis­ci­pli­na, di­jo: “No ten­go mu­cho más pa­ra de­cir de lo que di­jo él en su re­nun­cia. Que ha­bía con­clui­do una eta­pa al fren­te del Tri­bu­nal de Dis­ci­pli­na del Con­se­jo Fe­de­ral, que era de ma­ne­ra in­de­cli­na­ble y, por su­pues­to, el Con­se­jo le acep­tó la re­nun­cia”. Y agre­gó: “Tu­cu­mán es su pro­vin­cia de re­si­den­cia ha­ce mu­chos años y, se­gu­ra­men­te, ten­dría amis­tad o al­gún vín­cu­lo con el club y en­ten­de­ría que no es­ta­ba en con­di­cio­nes de se­guir ade­lan­te”.


Acer­ca de las de­cla­ra­cio­nes de Ra­ed, re­la­cio­na­das al ama­ño de par­ti­dos y el di­rec­cio­na­mien­to de ar­bi­tra­jes, To­vig­gi­no ma­ni­fes­tó: “Él se ma­ni­fes­tó per­ma­nen­te­men­te en tér­mi­nos dis­tin­tos a los que ma­ni­fes­tó en su re­nun­cia, en la cual no di­jo ab­so­lu­ta­men­te más na­da que, pa­ra él, ha­bía ter­mi­na­do una eta­pa. Y des­pués sí, pú­bli­ca­men­te, ge­ne­ró va­rias de­cla­ra­cio­nes que ter­mi­na­ron por con­cluir con su re­nun­cia. Pe­ro se­gu­ra­men­te des­pués se­rá ci­ta­do por el tri­bu­nal, del cual él era par­te, pa­ra que se ex­pla­ye más so­bre las de­cla­ra­cio­nes que hi­zo”. Y aña­dió: “Ha ha­bi­do al­gu­nos ar­bi­tra­jes bue­nos y otros ma­los. De eso so­mos cons­cien­tes, ha­brá que me­jo­rar y se­guir tra­ba­jan­do. Pe­ro pa­sa to­do más por lo pe­rio­dís­ti­co y lo que se di­ce en los mi­cró­fo­nos, que ge­ne­ral­men­te coin­ci­de con el equi­po que le to­ca per­der. Por­que en el fút­bol los di­ri­gen­tes han to­ma­do la cos­tum­bre de re­cla­mar so­bre los ar­bi­tra­jes y bus­car cul­pas en ter­ce­ros a una de­rro­ta de­por­ti­va den­tro del cam­po de jue­go. Los di­ri­gen­tes cre­en que por ge­ne­rar una in­ver­sión eco­nó­mi­ca tie­nen el de­re­cho a ser cam­pe­o­nes o a ga­nar un par­ti­do. Son clu­bes que tie­nen apo­yos eco­nó­mi­cos muy gran­des de sus pro­vin­cias, los 36 que ju­ga­ron es­te tor­ne­o, y só­lo a dos les to­có as­cen­der. Co­mo en la tem­po­ra­da an­te­rior y co­mo en la que vie­ne”.
En re­la­ción a las ver­sio­nes que in­di­can que San Jor­ge ha­bría to­ma­do la de­ci­sión de re­ti­rar­se de los tor­ne­os or­ga­ni­za­dos por la Aso­cia­ción del Fút­bol Ar­gen­ti­no, Pa­blo To­vig­gi­no ex­pre­só: “No ten­go la opor­tu­ni­dad de co­no­cer al pre­si­den­te de San Jor­ge, más allá de que en AFA se re­a­li­zan reu­nio­nes pe­rió­di­ca­men­te en las que ca­da uno ma­ni­fies­ta sus in­quie­tu­des y en las que, por su­pues­to, pue­de sa­car­se sus du­das. Con res­pec­to a las acu­sa­cio­nes, me pa­re­ce que ter­mi­nan sien­do pro­pias de la si­tua­ción y la re­so­lu­ción del mis­mo club que él pre­si­de: aban­do­nar un par­ti­do de ma­ne­ra in­só­li­ta y de­jar atrás la po­si­bi­li­dad de ter­mi­nar de dis­pu­tar­lo, cuan­do que­da­ban 45 mi­nu­tos con un re­sul­ta­do abier­to, con la po­si­bi­li­dad de as­cen­der co­mo la te­nía Al­va­ra­do”. Y con­clu­yó: “Si él tie­ne al­gún ti­po de prue­bas, de­be­rá ha­cer una pre­sen­ta­ción for­mal al Tri­bu­nal de Dis­ci­pli­na pa­ra que se in­ves­ti­gue co­mo se lo hi­zo con to­dos los ca­sos que fue­ron de­nun­cia­dos de ma­ne­ra for­mal. Son co­men­ta­rios de ca­fé, pro­pios de las sus­pi­ca­cias de los di­ri­gen­tes, que mu­chas ve­ces se plas­man en cues­tio­nes que ter­mi­nan con es­tas re­so­lu­cio­nes en la can­cha. Pre­ten­den ha­cer­nos cre­er que se pue­de di­gi­tar un as­cen­so, cuan­do en el fút­bol ar­gen­ti­no sa­be­mos que ha ha­bi­do equi­pos gran­des des­cen­di­dos”.

Y después de la sentada ¿qué?

Tras la “sen­ta­da” pro­ta­go­ni­za­da el pa­sa­do do­min­go fren­te a Al­va­ra­do en Mar del Pla­ta, el elen­co tu­cu­ma­no de San Jor­ge en­fren­ta­ría di­ver­sas san­cio­nes tan­to el club co­mo tam­bién los ju­ga­do­res. En es­tos dí­as se co­no­ce­rá el fa­llo fi­nal des­de AFA.
En tiem­pos en los que el có­le­ra y la im­po­ten­cia rei­nan en el fút­bol fe­de­ral, San Jor­ge tu­vo una des­pe­di­da ines­pe­ra­da, aun­que tal vez anun­cia­da, del Fe­de­ral A. La “sen­ta­da” que se re­a­li­zó en el es­ta­dio “Jo­sé Ma­ría Mi­ne­lla” por par­te del “Ex­pre­so” tu­cu­ma­no fue la ce­re­za que ador­nó es­te pos­tre lla­ma­do fút­bol del in­te­rior. Y, co­mo ca­da ac­ción tie­ne con­se­cuen­cias, la pro­tes­ta pa­cí­fi­ca tam­bién.
Em­pe­zan­do con los po­si­bles cas­ti­gos pa­ra los ju­ga­do­res, hay que fi­jar­se en el ar­tí­cu­lo 190 del re­gla­men­to de AFA en el que, bá­si­ca­men­te, se es­ti­pu­la: se sus­pen­de­rá de cua­tro a ca­tor­ce par­ti­dos a los ju­ga­do­res que ex­te­rio­ri­cen su pro­tes­ta fren­te a las au­to­ri­da­des; ya sea aban­do­nan­do el jue­go, per­ma­ne­cien­do inac­ti­vo o da­ñan­do la na­tu­ra­li­dad del par­ti­do.
En cuan­to a la po­si­ble pe­na pa­ra la ins­ti­tu­ción, el re­gla­men­to tam­bién es bas­tan­te cla­ro en sus apar­ta­dos y sen­ci­lla­men­te, por la ra­zón de aban­do­nar un cam­po de jue­go con par­ti­do en cur­so, se le da­rá la de­rro­ta y pér­di­da de pun­tos.

Fuente: diario Época.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/destacados/2019/06/27/pablo-toviggino-se-lava-las-manos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

'); var MainContentW = 990; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 10; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }