«

»

Imprimir esta Entrada

“El ser atleta no hace que uno quede inmune”

 & titulo &
Pasaron 14 años desde que la mejor triatleta que tuvo la tierra colorada, Paulina Abregó (34), partió a Buenos Aires y allá culminó sus estudios de licenciatura en Nutrición y también sumó conocimientos como entrenadora personal. En este contexto de pandemia, la eldoradense compartió sus saberes, basados en estudios y experiencia propia, del momento de incertidumbre que atraviesa la sociedad, pero sobre todo los deportistas.
“Estamos atravesando días inauditos y uno no estaba preparado mentalmente para esto, pero algo que le hace muy bien al cuerpo siempre, es mantener ciertos horarios; levantarse y hacer todas las comidas del día, comer dos o tres frutas e incluir verduras en ambas comidas principales. También, tener variedad de colores y sabores, incluir frutos secos y lácteos, si es posible yogur y tomar mucha agua eso es todo una generalización, hay que ver cada caso, pero eso ayuda”, explicó Paulina quien hace un año trabaja  en la Municipalidad de Tigre, en un instituto de alimentación que es para la prevención de enfermedades.

“Ahora estamos trabajando todos desde nuestras casas, enfocados en la educación alimentaria a través de las redes sociales, y estamos justamente un poco incentivando a las personas a alimentarse bien, no sólo por el tema de las defensas sino porque estamos siempre buscando la prevención de enfermedades como la diabetes, la hipertensión y la obesidad, que es lo que más abunda y que son factores de riesgo”, explicó.

Se piensa que los deportistas de alto rendimiento serían los que más bien podrían hacerle frente al coronavirus, pero muchos de ellos se vieron muy afectados por la enfermedad corporalmente. ¿Cómo se entiende esto desde la nutrición?

El sistema inmune de una persona que hace alto rendimiento suele estar deteriorado porque ya el alto rendimiento no es saludable, es muy difícil estar bien siempre.
En Europa o en Estados Unidos, donde el deporte está medido de una forma más profesional inclusive, no excluye a los deportistas de ser seres humanos e incluso tomando todas las medidas de prevención, uno puede enfermarse… porque el ser atleta no hace que uno quede inmune a cualquier enfermedad, pero la realidad es también que estar activo hace que se disminuyan mucho las probabilidades de que este virus pueda deteriorar el sistema inmunológico de alguien. & titulo &
Lo que pasa en alto rendimiento es que estás sometido a un esfuerzo extremo y ese cuerpo está concentrado en recuperar esa masa muscular, se tiene que tener muy buena alimentación y muchas veces uno está más expuesto al aire libre a pasar frío o calor y estar transpirando; entonces, hay una cierta predisposición a enfermarse. Es como un auto, si lo usás un montón vas a tener que llevarlo más seguido al mecánico.

¿Te pasó enfermarte mucho en tu época de alto rendimiento por situaciones externas?

Cuando practicaba alto rendimiento, que tenía dos o tres turnos por día de entrenamiento, mi deporte tenía natación y salía de nadar en invierno con el pelo húmedo, y me iba a la pista a correr, porque nuestro sistema de entrenamiento algunas veces era hacer los dos deportes continuos; entonces estaba corriendo por horas -ya de tardecita- con el pelo mojado, y sí, me acuerdo que en esa época me enfermaba bastante y también la verdad es que no tenía los conocimientos que tengo ahora sobre la alimentación y sobre otras cosas, porque todavía no me había recibido.
Me agarraban muchas gripes y laringitis, era un cuerpo súper excedido de entrenamiento porque estaba haciendo más de lo que podía. El alto rendimiento depende mucho del conocimiento del entrenador, porque llevado de manera progresiva y adecuada, la persona se va a lesionar menos y va a poder mantenerse un poco más en equilibrio, porque un cuerpo se lastima o enferma cuando algo no está en armonía.

¿Qué recomendaciones les darías a los deportistas que están atravesando con mucha incertidumbre este aislamiento?

La parte de alimentación es tan importante como el entrenamiento, por eso también, así como uno es prolijo con el entrenamiento, lo tiene que ser con la alimentación. Más allá de los consejos que yo pueda dar por arriba, es bueno que puedan acudir a un profesional idóneo que se dedique a nutrición deportiva para hacerse los estudios y hacer una alimentación individual. En frutas y verduras, por ejemplo, vas a encontrar vitaminas y minerales que muchas veces son la clave para no enfermarse o lesionarse.
Por otro lado, ahora que tenemos más tiempo, empezar a cocinar más… siempre lo que es casero va a ser más saludable que lo que uno va a comprar en un paquete, por ejemplo, hacerse el pan, las galletitas y los budines, hay muchas recetas en internet.

¿Y por el parte del ejercicio?

Por el tema de la actividad física, por ejemplo, yo estoy entrenando en mi casa que es un departamento chiquito o en el balconcito. Corro los muebles y entreno, hago entrenamientos, por la plataforma Zoom, de capoeira o videos de entrenamiento intermitentes; también entreno con mis alumnos por internet.
Hay que hacer algo por más que no sea lo más específico del deporte de cada uno, aun así se sigue activando el sistema con ejercicio aeróbico y anaeróbico o trabajar con la propia fuerza; y ni siquiera uno necesita un montón de elementos.

Pero al ser algo inaudito, es un momento que inquieta el futuro de los deportistas

Ahí entra un poco la responsabilidad del entrenador y por eso está bueno tener profesionales capacitados que estén al día de los sistemas de entrenamientos actuales. Este es el momento en el que ellos deben seguir transmitiendo calma, porque estamos todos en la misma, adaptarse a los tiempos que corren y seguir pasando rutinas que puedan hacer los deportistas en sus casas; es cierto que tal vez no vayan a mejorar su capacidad en rendimiento, pero pueden ayudar a que se mantenga.
En estos días estoy dando charlas para padres de grupo de entrenamiento de gimnasia competitiva de Morón y lo que les hablo, que va más allá de lo nutricional, es lo anímico. Estamos pasando por una situación en donde muchas personas se estresan y la están pasando mal; y obviamente hay muchos con motivos muy certeros, entre ellos la falta de trabajo y de dinero; y otros es aislamiento en sí y salir de su rutina, y en ese estrés continuo que sometemos al cuerpo se liberan sustancias químicas que nos predisponen a enfermarnos más y una persona que está mal o deprimida no come bien.
Elegir alimentarse bien generalmente empieza porque uno quiere estar bien, se valora y sabe que lo mejor para uno. Claro que hay un grupo muy abarcativo en el país que pasa mal económicamente, lo sé porque mis papás viven de planes sociales, y no puedo decirles que hagan lo que dice los libros porque sería utópico, pero en lo posible, elegir los alimentos que sean mínimamente accesibles y aporten buenos nutrientes.
Fuente: Roxana Ramírez, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/destacados/2020/04/27/el-ser-atleta-no-hace-que-uno-quede-inmune/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>