«

»

Imprimir esta Entrada

Giuliana Martino y un regreso con todo

Giuliana Martino cerró 2019 con todo: en el último Nacional Federativo del año hizo el ingreso a la categoría Adultos, sacó el puntaje que necesitaba para quedar en el Nivel A y en su primera competencia, finalizó novena. Y el 2020 parecía prometedor.
Pero llegó el coronavirus, el aislamiento, el parate generalizado y los objetivos se tuvieron que poner en stand by. Hasta ahora. A mediados de junio, Giuliana retomó los entrenamientos en el Instituto RG. “Siempre tuve mis objetivos en mente y nunca dejé de entrenar”, señaló.
En gimnasia aeróbica, Giuliana Martino es una de las máximas exponentes de la provincia. Con sólo 17 años, sabe de colgarse medallas y subirse a podios locales, nacionales y sudamericanos.

Imparable. Cerró 2019 de la mejor manera, con el ingreso a la categoría Adultos, dejando atrás el Juvenil B. “En el último Nacional Federativo, los primeros días de diciembre de 2019, hice el ingreso para Adultos, saqué el puntaje que necesitaba e ingresé al Nivel A, competí y quedé novena”, contó Giuliana a El Deportivo.

Con ese arranque, el 2020 pintaba prometedor. Pero la pandemia de coronavirus obligó a posponer todo lo planeado. “Mi objetivo para este año era quedar entre las diez mejores de la categoría y subir un poco más, quedar entre las ocho.

Quería hacerlo de a poco, pero bien y escalar en su momento como ocurrió en Juvenil. Si se podía ir a las copas, ver qué se podía pelear”, señaló.

El COVID-19 frenó esa ilusión, pero Giuliana trató de verle el lado positivo. “Fue fea la cuarentena y que se corten los entrenamientos, pero sin competencia tengo más tiempo para prepararme y estar mejor”, remarcó.

El Instituto RG, de la profesora Rossana Gutiérrez, abrió sus puertas a mediados de marzo, se dictaron tres días de clases y, como todo lo que no fuera una actividad esencial, debió cerrar a causa de la pandemia.

“Empezamos a ver cómo hacíamos, se planteó que los gimnastas de Elite entrenaran en grupos reducidos… pero se tuvo que cortar todo”, contó Giuliana. Fue así que se organizaron para entrenar desde sus casas.

“Las de Elite armamos grupos de Whatsapp y nos compartíamos rutinas y entrenamientos. Después comenzamos con las clases por Zoom y fue muy difícil, pero estuvo muy bueno”, agregó.

“Jamás nos imaginamos tener clases por Zoom”, dijo Giuliana. Además, con el objetivo de motivar a las gimnastas, los profes organizaron torneos virtuales, internos e interprovinciales, donde compitieron con chicas de Córdoba y Santiago del Estero.

“Fue una experiencia super distinta”, relató la joven que quedó tercera en Adultos. “Querían motivarnos, porque en mayo debía empezar toda la época de competencias”.

Así fue el entrenamiento durante el aislamiento. “Yo, por suerte, nunca paré. Siempre tuve mis objetivos en mente entonces nunca dejé de entrenar y me gustó hacerlo en casa. Es difícil, no es lo mismo que estar en un gimnasio con piso de madera, pero yo la pasé muy bien porque tuve que arreglarme con lo que tenía”, relató Giuliana.

Hasta que a fines de mayo se anunció la vuelta paulatina a los entrenamientos y a mediados de junio, volvió a abrir el Instituto RG. “Por el momento sólo podemos entrenar los gimnastas federados y mayores de 16 años.

Entonces armamos grupos de ocho nenas y asistimos en horarios reducidos y no todos los días”, contó la joven gimnasta, quien además colabora en el Instituto todos los días para que se mantenga el protocolo sanitario. “Las chicas llegan, les tomamos la temperatura, se sacan los zapatos y suben descalzas.

Se desinfectan las manos y arriba limpian sus elementos como rodilleras y zapatillas que quedan en el Instituto. Cuando termina el entrenamiento, se desinfecta el piso con lavandina. Ya estamos acostumbradas, ahora es todo mucho más rápido”, contó Giuliana.

¿Cómo fue la vuelta a los entrenamientos?

“Fuerte, con mucha preparación física. Lo difícil fue volver a tirar las coreografías en un espacio grande, porque en nuestras casas y por Zoom teníamos poco espacio.Pero ahora estamos bien, tenemos un entrenamiento bastante fuerte”, contó Giuliana quien, además, sigue entrenando en casa además de las dos horas que le dedica en el gimnasio los martes y jueves. Con sus ahorros se compró un piso de goma, que adaptó en su living y entrena allí todas las mañanas “para no perder el estado”.

Si bien se está analizando la posibilidad de realizar el Nacional Federativo en diciembre, todo parece indicar que será un año sin competencias oficiales. Lo que Giuliana ve como una posibilidad para volver mejor. “Este año buscaré que mi coreo esté perfecta, poder tirar todo porque tengo elementos y ejercicios nuevos y ahora estoy trabajando para que me salga todo perfecto”, cerró.

Aprovechar el parate

Además de la gimnasia, durante el aislamiento Giuliana inició un curso para juez de aeróbica y dos tecnicaturas, una en alto rendimiento y otra en actividad física y salud. También empezó a estudiar italiano y se prepara para estudiar Comunicación Social, desde el año que viene.

Fuente: Primera Edición.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/destacados/2020/07/09/giuliana-martino-y-un-regreso-con-todo/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>