«

»

Imprimir esta Entrada

El salto hacia un sueño mundial

El salto hacia un sueño mundial

Las misioneras Giuliana Martino y Abril Leguizamón forman parte de la selección argentina de gimnasia aeróbica y competirán en mayo en el Mundial en Bakú, Azerbaiyán, para lo cual están juntando fondos (Foto El Territorio)

Cuando se nombra a la ciudad de Bakú, en Azerbaiyán, hay que mirar en el mapa para tener una idea de lo largo que será el viaje, googlear su cultura y por qué no, concretar el sueño de vivir la experiencia de llegar a ese lejano país llevando lo que mejor les sale: desplegar un show de gimnasia aeróbica.
Las misioneras Giuliana Martino (18) y Abril Leguizamón (13) hicieron todo el camino duro en lo deportivo para conseguir el pasaje al Mundial en Bakú, plaza conquistada en el 2019, pero ahora el trabajo se redobla ya que los costos del viaje son altísimos y ambas sueñan con concretar el ciclo con su presencia ante los mejores del mundo representando a la Argentina.

Por ello hoy acuden a la solidaridad y el apoyo. Ambas, bien acompañadas por la reconocida entrenadora Rossana Gutiérrez, vienen ya juntando pesito por pesito con venta de todo tipo de productos y se suman presentaciones que se harán en el Montoya.
“Todo suma, necesitamos que la gente nos acompañe a que ellas cumplan con este objetivo que es a lo más alto que se puede aspirar en la gimnasia aeróbica. Tenemos Sudamericanos, Panamericanos, Copas del Mundo y el Mundial que es lo máximo por ahora, ya que aspiramos a ser pronto un deporte olímpico”, explicó Rossana, que además es mamá de Abril y formadora de Giuliana, una de las perlas en esta disciplina.

En principio, el certamen iba a ser el año pasado, pero debido a la pandemia se reprogramó para este y con más tiempo para la logística, ahora se ilusionan a desembarcar el 19 de mayo en ese país.

En total cada una tiene que recaudar 2.000 euros para viajar y de a poco lo fueron haciendo a lo largo del año pasado, pero el contexto hizo que también todo sea más lento debido a la crisis e incuso iban a ser 12 las misioneras en la competencia, pero por el presupuesto y también por una cuestión de salud -son más chicas- decidieron apostar a clasificar al Mundial que se hará el año que viene.

“No es fácil, somos todos laburantes que hacemos esto con pasión y realmente hay tanto trabajo en esto que sería hermoso ir. Mi marido me carga y me dice que tendríamos otras casas con lo que invierto en esto, pero es mi pasión”, explicó Rossana, para ellas es la frutilla del postre después de tan intensos días con triple turno de entrenamiento, cuidarse, alimentarse bien y costear desde las mallas que tienen un valor de 150 dólares, mismo que las zapatillas especiales para llevar adelante las rutinas.

Además, con el coronavirus circulando hay que tener en cuenta otros gastos extras que no tuvieron en otros mundiales, como en Portugal -al que viajaron en el 2018 Giuliana y Rossana- en aquel momento ni se tenía en mente que habría que hacerse hisopados.

“Tenemos que hacernos acá los PCR antes de irnos y allá al llegar y al volver, son cosas de logística a tener en cuenta porque son 180 euros más. Yo cuento como viajamos en otras oportunidades y no es que sea plata para ir a hacer un súper viaje. Nosotros las valijas las llevamos llenas de comidas”, señaló la instructora.

En todo momento tanto Rossana como las gimnastas hablaron de apoyo, que el misionero tenga en cuenta lo que ellas venden o las actividades que hacen y se sumen aportando lo mucho poco que tengan ya que todo les viene bien.

Le ponen el cuerpo a sus metas
“Es la parte más difícil, la de juntar plata, porque la verdad es que es un gasto enorme y hay un sacrificio grande por todos lados. Estamos vendiendo cosas para comer y otras cosas también -entre ellos su indumentaria deportiva-. Hacemos lo que podemos para recaudar fondos y estamos entrenando todos los días en el CePARD y en el gimnasio”, sumó su voz Giuliana.

Además, para ella será su segundo Mundial, pero ahora más lejos y con cambios considerables a Portugal, ya que lo hará en la categoría Senior y en un trío junto a dos compañeras, una de Córdoba y otra de Chubut, antes había participado en individual. “Es súper lejos, todavía no conozco Asia y estoy contenta de poder hacerlo otra vez. Fui primera selecta en juvenil B, en Portugal en el 2018 y la verdad, ahora es otra cosa en Seniors. Es el mismo desafío, a otro nivel, pero súper contenta de formar parte de la selección. Hace poco nos juntamos las tres en Córdoba y todo lo que trabajamos a lo lejos nos salió muy bien juntas”, dijo entusiasmada Giuliana.

Por su parte, Abril será la más pequeña de la delegación nacional con sus 13 años y ya compitiendo codo a codo con los mejores del planeta en aeróbica. “Entrenamos bastante, nos levantamos temprano, y está difícil la parte monetaria”, acotó la peque que se luce a nivel nacional y es una gimnasta a tener en cuenta ya que está compitiendo a nivel internacional hace varios años e incluso “desde la panza”, dijo Rossana, quien entrega su vida desde su juventud al desarrollo de esta disciplina y su hija creció rodeada de música y brillo.

“Estamos esperanzadas…llegamos. Siempre que decimos vamos a tal lado, lo hacemos; sólo que ahora está más difícil y cualquier cosa suma. Estamos abiertos a cualquier ayuda que nos puedan brindar”, finalizó la posadeña.

Para seguir los pasos de las misioneras se pueden seguir a las paginas de Facebook e Instagram del Instituto de Aeróbica RG “donde promocionamos lo que estamos haciendo para recaudar fondos y el 10 de abril hacemos un evento en el Montoya, con capacidad limitada”, señaló la entrenadora.

Ambas, también representan a la Federación Misionera de Gimnasia y por ello es importante que quienes puedan brindarles su apoyo las contacten, las sigan en sus redes y como ellas dicen cualquier ayuda es bienvenida para llevar los colores albicelestes y misioneros a la cita que tendrá a los mejores del mundo y ellas bien merecidas tienen esas plazas.

En palabras
Estamos esperanzadas…llegamos. Siempre que decimos vamos a tal lado, lo hacemos; sólo que ahora está más difícil y cualquier cosa suma. Estamos abiertos a cualquier ayuda que nos puedan brindar”
Giuliana Martino
Gimnasta misionera

“No es fácil, somos todos laburantes que hacemos esto con pasión y realmente hay tanto trabajo en esto que sería hermoso ir. Mi marido me carga y me dice que tendríamos otras casas con lo que invierto en esto, pero es mi pasión”
Rossana Gutiérrez
Entrenadora

Fuente: Roxana Ramírez, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/destacados/2021/03/05/el-salto-hacia-un-sueno-mundial/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

'); var MainContentW = 990; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 10; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }