Victoria se fue con la frente en alto desde Posadas

Ascenso del Interior · Bmé. Mitre (Posadas) 1 (5) - (3) 1 Victoria (Curuzú Cuatiá)

Toda derrota deja un sabor amargo. Toda eliminación mucha bronca, máxime cuando se estuvo tan cerca de lograr la hazaña y, en el último suspiro, te empatan un partido que se define por penales.
Seguramente todas esas sensaciones vivió este domingo Victoria de Curuzú Cuatiá en el barrio Rocamora, donde finalmente fue Bartolomé Mitre el que celebró el pasaje a la final del NEA.
Sin embargo, aquellos que analizamos los hechos desde un punto neutro, sin fanatismos y con el mayor contenido posible de ecuanimidad, no podemos dejar de mencionar el valor que tuvo la actuación del conjunto de Claudio Penizzotto, no sólo en los últimos noventa minutos sino en el total de la serie, incluyendo el 2 a 2 registrado en Corrientes.
Es indudable que Victoria ya dejó de ser un equipo «chico» en la cuarta categoría del fútbol argentino, todo lo contrario. Y, para ello, alcanza con mirar los últimos Regionales para darnos cuenta del lugar que ocupa el conjunto curuzucuateño.

Guaraní Antonio Franco, Atlético Posadas y el propio Bartolomé Mitre en la edición 2021/22, ya lo sufrieron.
Ha sido siempre gran protagonista y, aún en la derrota, dejó la sensación de que tranquilamente pudo seguir en carrera y a nadie hubiese sorprendido.
Se le podrá criticar su estilo de juego, quizás amarrete para el espectáculo, pero muy eficiente cuando se analizan resultados.
Este domingo, arañó la hazaña de eliminar el gran candidato de la zona y, a no ser por el cabezazo salvador de Ernesto «Pinti» Álvarez, quizás por estas horas se estaría hablando de una nueva frustación para el fútbol misionero en el camino hacia el Federal A.
La formación correntina tiene un esquema futbolístico complicado para cualquier rival y, año tras año, Penizzotto se las ha ingeniado para reemplazar algunas piezas y seguir potenciando un equipo que -reitero otra vez- ya no es un rival más, todo lo contrario.
Arqueros sobrios; defensores expeditivos, delanteros rápidos, molestos y peligrosos y, dejé para el final el análisis del mediocampo.
Allí está -creo- el secreto del funcionamiento de Victoria. Rubén Medina, César Esteche Cabrera -ayer suspendido por su expulsión en la ida- y Federico Cóceres, conforman el mejor motor futbolístico que hemos observado en todo el torneo, con un gran manejo de los tiempos, buena técnica y excelente capacidad individual, trabajando con mucha inteligencia en la mitad de la cancha, pero con llegada al área rival y gol.
Pocos equipos de la Región Litoral Norte tienen ese nivel individual y colectivo en la zona de gestación y por eso Victoria es un equipo peligroso.
No pudo avanzar a la final, estuvo muy cerca de la hazaña en Posadas -una vez más- por eso este reconocimiento al vencido, algo poco habitual en estos tiempos.
Sin dudas, Victoria se fue con la frente en alto desde Rocamora y el próximo Regional Federal Amateur comienza a extrañarlo.

Fuente: Roberto Morales, redacción Deportes Misiones.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/destacados/2024/01/22/victoria-se-fue-con-la-frente-en-alto-desde-posadas/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

'); var MainContentW = 990; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 10; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }