«

»

Imprimir esta Entrada

Asoma otro león misionero en Ecuador

Richard Schunke ya jugó la Copa Sudamericana por el Deportivo Cuenca de Ecuador (Foto El Territorio)

Transcurría la adolescencia y, mientras su hermano vestía los colores de Guaraní Antonio Franco, él aprovechaba el viaje a la capital provincial por partida doble: por un lado, iba a la cancha, pero por el otro -paleta en mano- le daba duro a las competencias de padel que se presentaban. Todavía no estaba presente la chance de vivir algún día de la redonda, más allá de que con los colores de San Martín de 25 de Mayo había dejado su marca en la primera de la Liga Obereña.
Eran tiempos en que había que dar una mano al equipo,ya sea como volante o marcador central. Pero el quiebre fue en 2009: con 17 años se sumó a Almagro y allí quedó en la zaga, puesto que le permitió a Richard Hernán Schunke afianzarse y disfrutar del presente, que lo tiene hoy como parte del Deportivo Cuenca de Ecuador.
“Antes de venir, (estaba) impaciente… uno se aleja de la familia, no la vas a ver durante un tiempo. Pero sabía que era lo mejor, y lo de venir acá fue extraordinario, el recibimiento, la ciudad muy tranquila”, confiesa Richard.

Llegó a Cuenca a principios de año. Pero antes hubo que laburar para ganarse un lugar en la B Metropolitana primero y luego, en la B Nacional. El hermano menor de Jonatan (futbolista de Estudiantes de La Plata) debutó a los 19 con el Tricolor por Copa Argentina, ante Midland -en 2011- y semanas después le llegó el estreno por el torneo frente a San Telmo. Su hermano ya había emigrado de Almagro, pero fue clave para el respaldo que todo joven necesita en ese momento.
Después, el camino se allanó: en 2012 se consolidó y después de buenas y malas, ascienden a la B Nacional en 2015 tras el triunfo ante Deportivo Morón. Tras un 2016 regular, llegó el momento de renovar y “vi que había ciclo cumplido y ahí salió lo de Cuenca; era algo diferente, íbamos a jugar una copa internacional”, resaltó en referencia a que el equipo iba a jugar Copa Sudamericana.
Con el respaldo de Fernando Regules (el ex Candelaria y Guaraní entrena a los arqueros en Cuenca) y previo contacto con Gabriel Schurrer (ex Crucero), pisó suelo ecuatoriano a principios de año para calzarse la pilcha de titular. “Él me quería traer acá”, resumió acerca del DT. “El fútbol es parecido con Argentina; contra Barcelona, Liga de Quito o Emelec necesitás un plus. Ahora, cuando jugás con otros equipos es parecido al ascenso, acá hay más espacios”, sintetizó el misionero que le marcó un gol de cabeza a Liga.
Habituado a la ciudad, calificó a la gente de “muy respetuosa, el club es muy lindo, estuve muy contento de venir acá. La ciudad me gusta mucho, queda en la sierra, a 2.500 metros de altura. Hay muchas catedrales y clínicas, muchos extranjeros, estadounidenses viviendo…”
¿Y qué se trazó a corto plazo? “Clasificar a una copa internacional, ojalá sea la Libertadores. Y pelear el torneo también, ahora estamos quintos”. También está al anhelo de “jugar con mi hermano y enfrentarlo, sería especial. Mucho se lo debo a él en el sentido futbolístico, me ha enseñado muchas cosas, me asesoró, me abrió las puertas. De central, me enseñó todo”, confió. Y por las dudas aclaró que “obviamente mi papá y mi mamá también”, para cerrar entre risas que “el colegio lo terminé en Buenos Aires, soy hijo de maestra, había que terminarlo sí o sí”.

Fuente: Gilberto Pérez
gperez@elterritorio.com.ar

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/futbol/futbol-misionero/2017/06/30/asoma-otro-leon-misionero-en-ecuador/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>