«

»

Imprimir esta Entrada

Brown fue un verdadero tifón en Villa Urquiza

 & titulo &
Jorge Gibson Brown fue un verdadero vendaval ante El Brete. Todo empezó mal para el Verdirrojo, pero en apenas 20 minutos convirtió cinco goles para dar vuelta la serie y meterse en las semifinales del torneo Clausura de la Liga Posadeña.
Es que el dueño de casa necesitaba una victoria de dos goles para llevar la llave a los penales y goleó 5-1 a los de San Isidro, que llegaron con todo a favor, pero se equivocaron más de la cuenta y quedaron afuera del torneo.
Es que los planteos fueron muy diferentes. El Brete llegó a Villa Urquiza a defenderse y Brown fue por todo, aunque le costó bastante, sobre todo en la primera mitad.

Los dueños de casa apostaron por los pelotazos y ni Fesztein ni Ostrowski estuvieron finos. De hecho, el ex Guaraní tuvo dos muy claras antes del final del primer tiempo, pero en la primera cabeceó muy mal y en la segunda su tiro se estrelló en el travesaño.
A la visita le salió bien el planteo. Se fue al descanso igual que como llegó: con el global arriba 3-1. Encima, en el inicio del complemento, Juan Ortellado mandó al fondo de la red un centro perfecto de Hugo Troche. Todo parecía indicar que sería una serie tranquila para El Brete, pero se despertó Brown.
Charly Balanda fue a buscar al área rival y encontró el empate a los 16’. El Brete sintió el golpe y apenas dos minutos después, a Franco Brítez lo bajaron en el área y penal. El arquero Javier Molina lo cambió por gol y la ilusión volvió a Villa Urquiza.
En esos minutos el arma perfecta para Brown fue la pelota parada. Así llegó el tercero. Hernán Runque se anticipó a todos y estampó el 3-1, con el que la serie quedó igualada. & titulo &
Brown era todo empuje y El Brete puro desconcierto. En ese marco, Facundo Álvarez aprovechó una nueva pelota parada y, a los 26’, le dio la ventaja al Verdirrojo en la serie, algo impensado una hora antes.
Para empeorar las cosas para los visitantes, Lautaro Cabral vio la roja por una dura patada y todo se hizo más complicado para los de San Isidro, que pagaron muy caro los errores defensivos.
Pero todavía faltaba más en Villa Urquiza. Matías Fesztein estiró la ventaja en el partido y selló la goleada y la serie para Brown. El delantero fue una de las figuras del dueño de casa, que ahora espera por La Picada.

Sin sorpresas

En las otras dos series no hubo sorpresas. Atlético Posadas volvió a golear a Guacurarí y se metió en las semifinales, mientras que La Picada derrotó una vez más a Ágil y también está entre los cuatro mejores del certamen.
El Decano empezó abajo ante el Indio. Ángel López abrió la cuenta en el Tajamar, pero antes del final del primer tiempo Emanuel Ríos igualó el marcador.
Una vez más Emanuel Ríos, César Rojas y Walter Ortega Solís sellaron una nueva goleada de Atlético Posadas por 4-1 y un global lapidario de 7-1.
Ahora, el Decano espera por Guaraní o Crucero, que igualaron sin goles en el encuentro de ida y que se miden esta tarde desde las 19, por la revancha de cuartos de final en Villa Sarita. & titulo &
El otro que festejó fue La Picada. El Tren del Oeste derrotó 1-0 a Ágil y cerró con un 3-0 el global. Nahuel Bentos, sobre el final del primer tiempo, marcó el único tanto del encuentro en Villa Cabello.
Fuente: El Territorio.
Fotos. Facundo Correa.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/futbol/futbol-posadeno/2019/11/03/brown-fue-un-verdadero-tifon-en-villa-urquiza/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>