«

»

Imprimir esta Entrada

Matías De Jesús: “El fútbol siempre da revancha”

En el momento, Matías De Jesús (19) no sabía que acompañar al papá de un amigo a un partido de veteranos iba a cambiarle la vida. Esas son las vueltas y la fuerza del destino: serás lo que debas ser, o no serás nada. Y Matías debía ser jugador de fútbol. El posadeño hoy juega en la Reserva de Almagro, pero no contar el resto sería injusto con su historia.
“Lo que yo le puedo decir hoy a los chicos es que nunca bajen los brazos ni pierdan la fe. Yo me estaba preparando para la pretemporada acá en la Liga Posadeña y a la semana estaba fichado por Almagro. Todo fue muy rápido”, cuenta el volante de Villa Cabello, dueño de una historia poco común: es uno de los pocos players misioneros que llegó a debutar en la Primera local y que recién después fichó para un club de Buenos Aires.

Y todo eso, con 18 años, una edad alta para los números que se manejan en la capital del país. Por eso, Mati habló con El Deportivo y le contó cómo fue que llegó a cumplir parte de sus sueños y cómo se prepara para hacer pie en el histórico Tricolor, actualmente en la Primera Nacional. ¿El mensaje? Nunca dar el brazo a torcer.

Mati… ¿cómo arrancaste con la pelota?
Siempre me gustó el fútbol. Ya jugaba de chico en la chacra 152 de Villa Cabello, de donde soy. Y a los 3 años empecé a jugar futsal en el Itapúa. A los 8 pasé a La Picada, porque me quedaba cerca de casa. Siempre jugué de mitad de cancha para adelante. Después pasé a Argentinos Juniors, de acá, de Posadas. Y aunque soy categoría 2001, tanto ahí como en La Picada, siempre jugué en categorías más grandes. Creo que eso me ayudó mucho. En 2014 pasé a Atlético Posadas y en 2017 llegué a La Cantera, donde debuté en Primera.

¿Es cierto que llegaste a La Cantera casi de casualidad?
(Se ríe) Pasa que yo paré unos meses de jugar en un club… Y entonces los fines de semana un amigo me invitaba a jugar con su papá en el Club CAPRI, siempre con gente grande. Y ahí jugaba Alfredo Barrios, que es el presidente de La Cantera, que ahí me preguntó si quería jugar en el club. El papá de mi amigo hizo de intermediario (se ríe) y le dijo que sí, pero que no sabía si yo iba a poder pagar la cuota, entonces Barrios dijo que no había problema, que me iban a becar. Y así empecé a jugar en el club, primero en Sub-17 porque no había Primera ni Reserva. Y después ya en Primera.

¿Cómo recordás el debut en Primera?
Fue el domingo 7 de abril de 2019. No me lo olvido más por todo lo que significó para mí y porque fue también el debut del club en la Liga Posadeña. Jugamos en nuestra cancha y le ganamos 2-0 a Garupá. Ese año ganamos tanto el Apertura como el Clausura de la C y logramos el ascenso a la B. Imposible olvidarse. Lo voy a recordar siempre.

¿Y cómo llegó lo de Almagro?
En enero de este año, yo estaba una tarde con El Gato, Gastón Molina (N. de R: exarquero de Guaraní y actualmente en La Cantera) y lo llama Horacio Ramírez (N. de R.: arquero misionero que jugó en Lanús, Quilmes y Almagro, entre otros), porque ellos son amigos. Ahí El Misio Ramírez le cuenta que había vuelto de jugar en Colombia y que estaba entrenando con Almagro. Entonces Gastón le manda una foto mía y le pregunta “¿cuándo lo mandamos para allá a este?”. Y Ramírez se movió y me consiguió una prueba para el 13 de enero. Pude ir allá, jugamos un amistoso y me tocó hacer un gol y dar una asistencia de gol. Enseguida el técnico de la Reserva de Almagro, Federico Urciuoli, me dijo que había quedado. Fue muy emocionante. Fue como sentir que el esfuerzo de tantos años había dado sus frutos.

¿Qué diferencias notaste entre el juego de allá y de acá?
Es otra cosa, allá el juego es muy rápido, sobre todo por las canchas, que son muy lindas. Y es más técnico. Ya me tocó jugar amistosos contra Vélez e Independiente. Y también cambia mucho la vida. Allá se hace todo rápido, la gente siempre está apurada y tenés que estar atento. El día del amistoso con Vélez, volvía del club, me bajé del cole e iba a entrar al tren cuando entre dos me manotearon el botinero, donde tenía los botines, las canilleras y las medias. Por suerte, tenía la billetera y el celular en otro lado.

Allá es otra vida…
Sí, sí, pero recibo mucha ayuda de El Misio Ramírez. Ese mismo día que me robaron, yo se lo conté a Gastón por teléfono y él se lo transmitió a Horacio, que al otro día me consiguió un par de botines nuevos. El siempre me da una mano grande, me busca para ir a los entrenamientos o me incentiva a que haga las cosas como yo sé, que mi momento va a llegar. Eso es muy importante cuando estás lejos de casa, de la familia.

Te estabas afianzando y llegó la pandemia…
Así fue, una semana antes de que se decretara la cuarentena, me tuve que volver. Hacemos Zoom día de por medio, más que nada para mantener unido al grupo. Yo sigo entrenando acá, primero en el gimnasio de Néstor Coria y ahora en el Posadas Camp de Nápoles, con Eze Da Silva. Ya hablé con el profe y tengo que volver antes de que se cumpla un año de mi llegada, porque soy jugador del club, pero me pidió que me quede tranquilo, que siga entrenando, que van a esperar a que la situación sanitaria mejore para hacernos volver a los que somos del interior.

Lo tuyo no es común… Pasaste de jugar en la C posadeña a Almagro, en la Primera Nacional, y casi con 19 años…
(Se ríe). No hay que bajar los brazos. Yo nunca perdí la esperanza, la fe. Hay que pelear por los sueños. Y en mi caso, todo se dio de repente y fue muy rápido. Estaba por arrancar la pretemporada en La Cantera para jugar en la B y a la semana me había fichado Almagro. Nunca imaginé que iba a ser así. Espero que esto sirva también para que los chicos de acá no se desanimen. Siempre digo que el fútbol da revancha. Y es así, porque en 2019 me había ido a probar a Talleres de Córdoba, hice un gol y todo, pero no quedé. Ahora voy detrás de otro sueño, el de debutar en Primera. Esa es la ilusión con la que me levanto todos los días.

Fuente: Primera Edición.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/futbol/futbol-posadeno/2020/10/20/matias-de-jesus-el-futbol-siempre-da-revancha/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>