Un piedrazo que aguó la fiesta

Brown lo ganaba 4-3 en un partidazo en Villa Urquiza, pero a pocos minutos del final a uno de los asistentes le tiraron un piedrazo y el encuentro se suspendió.

Un piedrazo que aguó la fiesta

Santiago Ebenau fue de los mejores en Brown y marcó un gol (Foto: Natalia Guerrero)

Brown y Huracán estaban jugando un partidazo en el estadio Salvador Nosiglia de Villa Urquiza. El dueño de casa ganaba 4-3 y quedaban dos minutos en el encuentro que definía a uno de los finalistas del Clausura de la Liga Posadeña.

Pero cuando parecía que comenzaba a jugarse el momento más emotivo, un par de idiotas pensaron que lo mejor era tirarle proyectiles al asistente Diego Sánchez, quien le daba las espaldas a la hinchada del Globo.

El partido se suspendió a los 43’, cuando Brown lo aguantaba y Huracán buscaba la igualdad para llevar la serie a los penales. La violencia ganó, cuando nada hacía presagiar que el final sería de esa manera.

De ida y vuelta

Brown y Huracán jugaron, hasta que los violentos quisieron, un gran partido. De ida y vuelta con mucha emoción.

A los 17’, Maiko Dahmer la peleó por derecha, se la llevó hasta la línea de fondo y mandó el centro. Mauro Gómez apareció solo por el fondo y puso el 1-0.

Un minuto después cambiaron los roles. El capitán asistió a Dahmer, quien no pudo definir bien ante la salida de Cristian Aranda para aumentar la ventaja.

El segundo del dueño de casa fue una gran jugada colectiva. Juan Sanabria cortó en el fondo y le metió un gran pase a Mauro Gómez. El delantero esperó el momento justo y mandó el centro atrás que capitalizó Santiago Ebenau con un buen remate contra el palo.

El equipo de Tato Ortega no encontraba respuestas en la cancha y por eso el DT realizó dos cambios antes del primer tiempo, que le terminarían dando resultado. Alberto Acosta y Diego Bóveda ingresaron y serían claves.

Pero el que siguió atacando fue Brown. Primero lo tuvo Ebenau, pero el remate se fue apenas por arriba y, después, lo tuvo Dahmer, quien no pateó al arco y cuando intentó darle la pelota a Mauro Gómez, el delantero ya estaba marcado.

La primera clara del Globo llegó a los 38’, una muestra de lo mucho que le costó el partido a la visita. Tras una gran jugada colectiva, Alberto Acosta quedó mano a mano con Mendoza, pero su remate se fue apenas por encima del travesaño.

La diferencia en el juego era mucha y Brown pegó nuevamente. Ebenau encaró por derecha y mandó un centro que Mauro Gómez conectó de volea. Golazo del 10 para prácticamente sentenciar la historia, apenas en el primer tiempo.

Pero el fútbol siempre da sorpresas. A Huracán solamente lo podía levantar una jugada aislada. Acosta se fabricó solo una chance de gol, le pegó desde afuera del área y descontó a los 43’.

El gol fue clave para el Globo. Arrancó el segundo tiempo igual que terminó el primero: buscando el arco rival. A los 2’, Bóveda se hizo cargo de un tiro libre cerca del área y, con un remate rasante, puso el 3-2.

Brown no se quedó atrás. Aria armó una jugada junto a Ebenau. Aria definió mal, pero la pelota le quedó a Zarza y puso el 4-2. Y el inicio no dio respiro. A los 8’ el árbitro Gross cobró penal sobre Acosta y Martín  Casapava lo cambió por gol. Tres goles en apenas 8 minutos.

El encuentro entró en una meseta. Brown no quiso arriesgar más de la cuenta y el Globo sintió el desgaste de tener que estar siempre tratando de descontar.

A los 25’, Mauro Gómez sacudió el travesaño con un tiro libre. Nadie esperaba el remate del capitán verdirrojo, ni siquiera el arquero Aranda, quien sólo atinó a mirar.

A los 43’, el asistente Sánchez recibió el golpe de un objeto que le arrojaron desde la tribuna de Huracán y el partido se postergó unos minutos, para luego ser suspendido.

“Partido suspendido a los 43’ porque el línea Diego Sánchez fue agredido con un proyectil (por una piedra) en la espalda”, explicaron los árbitros en el informe.

Después de la suspensión, los hinchas de Huracán insultaron al presidente Cristian Ríos, para cerrar una tarde negra.

Huracán estuvo cerca de la hazaña, peros sus propios hinchas no lo dejaron. Brown, fue de menos a más y se metió en la final del Clausura posadeño.

Por Diego Vain

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/futbol/futbol-posadeno/2023/12/28/un-piedrazo-que-aguo-la-fiesta/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

'); var MainContentW = 990; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 10; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }