«

»

Imprimir esta Entrada

El paso de Diego como técnico de Mandiyú

Sin dudas que el de ayer no fue un día común. Sin dudas que la muerte de Diego Armando Maradona marcó a fuego este 2020 que ya venía con grises y jornadas tristes en la lucha por superar una pandemia. Este mediodía de noviembre significará para todos los mortales el recuerdo del último suspiro del aquel deportista que fusionó su mejor momento con una imagen divina.
Y siendo el “Dios del fútbol” tuvo su paso por Corrientes. Cuando todavía a “Pelusa” le quedaba por escribir sus últimos capítulos como jugador, pero las sanciones recibidas lo quitaban de las canchas y le daban algunas chances de comenzar a enseñar lo que había aprendido en las canchas del mundo.
Y eso provocó en 1994, que el mes de octubre sea de sorpresas y temblores emocionales. Mandiyú transitaba una temporada clave en la máxima categoría del fútbol argentino y los fantasmas del descenso (y de las finanzas).
El equipo correntino necesitaba engrosar los puntos para no llevarse sobresaltos con el descenso en al final de la temporada. En virtud de mejorar esa imagen y allanar el camino deportivo, el empresario Roberto Cruz aspiró a lo mejor.
¿Quién pensó que meses después de su última cita mundialista como jugador, Maradona iba a tener en sus manos el comando del equipo correntino?
Ni el propio Pedro Alexis Gonzalez (se fue con 2 empates y 3 derrotas) lo imaginó después de perder con Lanus 1-0 y sentenciar su lugar como entrenador de Mandiyú. Pero todo se dio en pocos días.
A Maradona (en dupla con Fren) lo confirmaron un domingo por la noche y menos de 48 horas después ya estuvo revolucionando el aeropuerto correntino, con dirigentes, funcionarios y miles de fieles seguidores que querían comprobar la llegada del más grande.
Aterrizó el avión y se calzó la ropa de entrenamiento para dar su primera charla con el equipo. Ese martes 4 de octubre, las primeras palabras del “Diez”, en su primera experiencia como DT, fueron: “Vengo con un plan, sin secretos”.
En el predio, gritó y también dejó algunas frases: “Goyco, hermano, salí, cortá los centros, acostúmbrate a los piques”. Con el arquero tenía una relación especial y fue uno de sus confidentes en esos dos meses que vivió y sufrió en Corrientes.
Esa misma mañana, antes de la conferencia (en sede del Banco de Corrientes), Diego deslizó otra idea que marcaría sus 12 partidos como DT “algodonero”: “Lo veo bien al ‘paraguayo’. Quiero que Alvarenga sea el Maradona de Mandiyú”.
La dupla Maradona-Fren debutó en el banco de Mandiyú el domingo 9 de octubre, recibiendo a Rosario Central. Fue derrota 1-2, los medios de todo el mundo pusieron sus ojos en esta provincia y Diego vio el partido desde el palco especialmente acondicionado para él, que no contaba con el permiso de ver el juego dentro de la cancha. Esta fecha quedará marcada en la historia como el primer día que Diego fue DT.
Tuvo situaciones tumultuosas en este proceso. Sus dos momentos más importantes los vivió en la misma semana. El 20 de noviembre en el Monumental empató 2-2 con River Plate (dirigido por el “Tolo” Gallego) y días después consiguió su única victoria como director técnico de Mandiyú: de local venció 3-0 a Gimnasia de Jujuy.
Su racha terminó con un solo festejo, 6 empates y 5 derrotas. Pero nadie olvidará esos 60 días de romance con el fútbol correntino.

Fuente: Mariano Blanco, diario Época.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/futbol/primera-division/2020/11/26/el-paso-de-diego-como-tecnico-de-mandiyu/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>