«

»

Imprimir esta Entrada

Lo que se contagia es la solidaridad

 & titulo &
Una de las facetas más positivas (si es que cabe el término) que tiene la cuarentena que se vive en el país desde el 20 de marzo es la de la solidaridad.
Con el correr de los días -hoy se cumple la jornada número 27 de confinamiento-, las necesidades se fueron incrementando, pero detrás de cada necesidad también se presentan gestos solidarios, como el que tuvieron los chicos del club de fútbol Tiro Federal de Posadas, que desde que comenzó el encierro aportaron su granito de arena para aquellos que más lo necesitan.
En este caso, el trabajo en equipo que realizaban dentro de la cancha lo trasladaron fuera del campo de juego y se organizaron para cocinar y donar la comida en distintos barrios de Posadas.
Es que muchas personas que viven el día a día no pueden salir a trabajar, por ende no logran conseguir el dinero que les permita llevar el alimento a sus casas y la situación está cada vez más complicada. Más aún en los barrios en los que se vive en un contexto de mucha necesidad. Sin embargo, este tipo de acciones como la que llevan a cabo los chicos del club Tiro Federal, que cambiaron la pelota por la olla, sirven para demostrar que cada uno desde su lugar puede aportar lo suyo para salir adelante entre todos.

“Estábamos un poco inquietos en nuestras casas, preocupados por el tema de la pandemia y las necesidades que pasan muchas personas en los barrios, entonces decidimos juntarnos entre todos y hacer algo por la gente”, comenzó su charla con El Territorio Nahuel Agulla, uno de los integrantes del equipo.
Mientras terminaban de repartir las últimas porciones de porotos con arroz en la chacra 159, Agulla contó los detalles de esta iniciativa.
“Nos juntamos en la casa de Javier (otro de los integrantes del equipo) para cocinar y después vamos recorriendo distintos barrios de Posadas para repartir la comida. Se sale a hacer las compras desde temprano y después se empieza a organizar todo el tema de la cocina. Lo que estamos necesitando es verduras y carne, porque lo que son alimentos no perecederos todavía tenemos un poco”, explicó.  En otro tramo de la charla, el joven contó qué fue lo que los motivó para tener este gesto solidario e hizo hincapié en la gran satisfacción que les genera poder colaborar con los que más necesitan.
“Nos pusimos en el lugar de la gente que necesita ayuda y empezamos a laburar. Esto se está haciendo cada vez más grande, por suerte la gente se está acercando, porque esto es todo a pulmón. Los vecinos nos donan lo que pueden: una bolsita de arroz, una lata de arvejas, lo que pueden. También pasamos a buscar donaciones y eso también nos genera un gasto de movilidad, pero es algo muy lindo poder ayudar”, aseguró.
Para realizar esta acción no sólo se necesita de la buena voluntad y la solidaridad de los protagonistas de esta historia, sino que también se necesita tiempo y comprensión por parte sus familias.  & titulo &
“Arrancamos a las 7 con el tema de las compras, después cocinamos y vamos a repartir pasado el mediodía. Luego nos toca volver para realizar todo el tema de la limpieza y terminamos cerca de la tarde. Es algo sacrificado lo que hacemos porque nos exponemos y nosotros también tenemos nuestras familias, pero queremos ayudar”, enfatizó Nahuel Agulla.

De su propio bolsillo

Desde que comenzaron con esta iniciativa, los chicos llevan aproximadamente un mes de trabajo a pulmón, aprovechando las donaciones, pero también aportando desde sus propios bolsillos. Si bien tienen la mejor predisposición y hacen el esfuerzo, también es cierto que ellos también necesitan ayuda para seguir ayudando, valga la redundancia.
“Estamos necesitando verduras y carnes, porque eso estamos poniendo de nuestro bolsillo. Hoy (por ayer) no íbamos a poder cocinar porque nos habíamos quedado sin recursos, pero por suerte nos donaron algo de plata y cocinamos poroto para los vecinos de la chacra 159”, sumó su voz Agustín Toledo, otro de los jugadores, quien además explicó cuál es la logística que utilizan al momento de repartir los alimentos.
“Nos acercamos una hora antes al barrio y avisamos que vamos a traer comida para que la gente se organice, así ese día no cocinan y no gastan esos pocos pesos que tienen”, detalló. En todo este tiempo, los chicos de Tiro Federal ya estuvieron por la chacra 159, la zona de las avenidas Tacuarí y Vivanco, el barrio Las Tacuaritas de Itaembé Miní, el barrio Sol de Misiones y la Chacra 145. & titulo &
Para finalizar, los integrantes del equipo que está jugando su partido más importante, reiteraron lo que les genera poder ayudar a los demás. “Arrancamos de cero con esto, pero va creciendo y eso está muy bueno. El hecho de poder ayudar es algo muy gratificante. Es una motivación muy especial ver la cara de los chicos cuando reciben un plato de comida, es lo que nos mueve y lo que nos da las ganas de seguir ayudando”, completaron.
Para colaborar con este grupo de personas se los puede contactar a través de la cuenta de Instagram @fctirofederalsabalero, al Facebook FC Tiro Federal Sabalero o a los siguientes números de teléfono: 3764-328952, 3764-754888 y 3764-620110.
Fuente: Facundo Álzaga, El Territorio.
Fotos: Natalia Guerrero.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/general/2020/04/15/lo-que-se-contagia-es-la-solidaridad/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>