«

»

Imprimir esta Entrada

Con el corazón en la mano y en el aro

Con el corazón en la mano y en el aro“Es fundamental compartir la misma pasión”, coinciden Roque Falero y Ninfa Carlino, casi como una máxima de su relación. Y es que la pareja se formó hace más de diez años gracias al amor por el básquetbol, pasión que hoy los encuentra en el Club Luz y Fuerza, último campeón provincial.
Semanas atrás, las eléctricas conquistaron el cetro misionero tras derrotar a Papel Misionero de Capioví en la serie final. No fue un duelo sencillo, al punto que hubo que recurrir a un tercer partido para coronar a las campeonas. Y allí estuvieron, a prueba de todo, Roque y Ninfa, el primero como entrenador y su pareja como una de las figuras del team.

Ambos tienen un largo recorrido en el mundo del baloncesto. Roque fue jugador y dirigente de varios clubes, a tal punto que formó parte del recordado proyecto de Luz y Fuerza en la Liga Nacional, allá por los noventa. Ninfa es una de las players más experimentadas de la provincia. Y luego de un largo parate, hace poco volvió a la cancha para dejar todo.

Con el corazón en la mano y en el aro

Heredera. Lola no se pierde ningún partido del equipo de papá y mamá

Para la pareja, está claro que no hay nada mejor que compartir una cancha de básquetbol. Sin embargo, el mayor logro familiar es pasar tiempo de excelencia con la pequeña Lola y con Sofía, hija de Roque, con la naranja bajo el brazo.

¿Cómo comenzó todo? Si bien ya se conocían de antes, la primera salida fue allá por el 2011, con una cena en un ambiente cálido y con el río Paraná de fondo. Por supuesto que el deporte de la pelota naranja fue el tema principal de la noche, pero no el único.

“Ya veníamos hablando un poco, porque justo él estaba con un proyecto de básquet femenino y yo había dejado de jugar. Estaba muy enfocada en mis estudios, en el trabajo, y pensaba que el resto era una distracción. Me equivoqué, porque ahora estoy más que feliz con Lola y con la familia que formamos”, contó Ninfa a El Deportivo.

Roque, en tanto, recordó que “ella era reacia a tener hijos, pero ahora la ves y es una madraza con todas las letras. Lola va a todos los partidos y a veces la tiene que cuidar el banco de suplentes porque no hay nadie para que la mire”. Y rememoró una anécdota en Oberá: “Llegamos para jugar el partido y no había nadie de los nuestros, entonces las chicas del equipo se turnaban para cuidarla, hasta que llegó Sofía y pudo contener a su hermana”.

Con el corazón en la mano y en el aro

“Compartir el básquet con ellos es hermoso. Siempre vamos todos juntos a la cancha. A veces están los primos, amigos, pero el problema es cuando no hay nadie de los nuestros. Muchas veces me pasó que escucho sus gritos y me desconcentro o pido el cambio para ver qué le pasó”, relató la jugadora nacida en Corrientes pero que reside en Posadas.

“Para mi el básquet es una pasión, algo que amo, porque así hay que sentirlo. Encima ahora lo comparto con él y con Lola. Y todo eso es una sensación inexplicable”, resumió la mujer sobre lo que significa la naranja en su vida. “El básquetbol es mi vida, casi perdí mi casa por este deporte. Los dos vivimos para el básquetbol”, agregó Roque.

Roque y Ninfa respiran básquet, pero juntos proyectan un futuro que va más allá de lo deportivo, porque está incluido el corazón y cuando la pasión es compartida no hay nada que lo pueda frenar. Al final de cuentas, tal como cerró Roque, la máxima se aplica siempre: “Es fundamental tener la misma pasión”.

Con el corazón en la mano y en el aro

El parquet y jugar un nacional, las metas

En el plano deportivo, Falero no descuida su función como dirigente del básquet eléctrico. Por eso, ya se puso varios objetivos a corto plazo. “Por un lado, queremos contar con el piso de parquet en la cancha del Polideportivo del Instituto Janssen, que es donde jugamos de local”, remarcó el entrenador y agregó que, “por el otro, la idea es poder jugar un torneo regional o nacional con Luz y Fuerza. Esas competencias también ayudan al desarrollo de nuestras jugadores de toda la provincia y sería muy bueno para elevar el nivel”.

Roque rescató el enorme esfuerzo que hicieron las chicas para poder jugar el torneo pasado, que coronaron con el título. “Nosotros presentamos dos equipos para equiparar el nivel y que todas tengan la oportunidad de jugar. Tenemos jugadoras que viajan desde el interior de la provincia para jugar en Luz y Fuerza, y así en todos los equipos. Hay que valorar el esfuerzo que hacen las chicas”, sentenció.

Fuente: Primera Edición.

Enlace permanente a este artículo: https://www.deportesmisiones.com.ar/reportaje/2022/01/17/con-el-corazon-en-la-mano-y-en-el-aro/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

'); var MainContentW = 990; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 10; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }