«

»

Imprimir esta Entrada

A paso lento

La lluvia fue protagonista en la previa. Y el mal estado de la cancha en el durante. Por eso, Crucero y All Boys protagonizaron un pobre partido ayer en Santa Inés e igualaron 0-0 en uno de los encuentros correspondientes a la fecha 36 del torneo de la Primera B Nacional.
Hubiera sido muy injusto exigirles algo al Colectivero y al Albo. Pedirles que jueguen por abajo, con criterio, a un toque. La cantidad de agua que cayó en las horas previas complicó el estado del campo de juego y los obligó a dividir constantemente la redonda.

En este sentido fue complicado percibir las ideas del sello que Sergio Lippi le quiere imprimir al equipo.
En Crucero, el único que más o menos se sintió en su hábitat natural fue el uruguayo Cristhian Britos, a quien el nuevo técnico evidentemente quiere ver cerca de otro cinco aguerrido y recuperador, como en este caso fue el paraguayo José Vera. Ese doble cinco batallador sí parece ser una marca registrada del ex DT de Sarmiento de Junín, que apuesta a quitar en el medio y a partir de ahí ubicar a futbolistas más verticales, como Castro, Vera Piris, Bruno o quien tenga la función de generar juego en ofensiva.
All Boys, que también necesita sumar imperiosamente si quiere respirar con cierta tranquilidad, se mostró más aplomado que su rival y más cómodo en la cancha, y de hecho en los primeros cinco minutos mostró una actitud ambiciosa con dos buenas incursiones al arco de Nacho Arce. En la primera Piergiácomi ganó en las alturas pero cabeceó apenas desviado y en la siguiente fue Frontini el que metió el frentazo y la pelota rozó el palo.
Pero la primera vez que fue a fondo, el Colectivero tuvo la apertura en los pies de Bruno, que enfiló de derecha a izquierda en tres cuartos de cancha y sacó un potente zurdazo que, desvío mediante, se estrelló en el travesaño de un Losada ya vencido.

Se fue la manija
El dolor de cabeza para Lippi llegó rápidamente. A los 20’ Enzo Bruno trabó una pelota, sintió un fuerte dolor y debió dejar la cancha, por lo que Crucero perdió al único hombre capaz de romper un cerco defensivo con su desnivel individual.
El partido, entonces, entró en una meseta. Pepe Romero apostó a la velocidad de Canuhé, Piergiácomi y Soria para ganar metros en campo adversario, mientras que Crucero dividió una y otra vez para que se las arreglen Siergiejuk y el ingresado Váttimos.
Sólo era cuestión de esperar un error para torcer el rumbo del juego. Independientemente de las ideas de uno y otro, anoche la cancha tuvo un rol protagónico y fue cómplice directo para que no se pueda ver un buen espectáculo en el Andrés Guacurarí.
Así y todo, dentro de un desarrollo aburrido y literalmente sucio, el paraguayo Delio Ojeda entusiasmó a todos con un frentazo que sacó espectacularmente el arquero Losada promediando el complemento.
Pero del mismo modo se asustaron todos en Santa Inés cuando el recientemente ingresado Maximiliano Salas ganó en velocidad y no quedó mano a mano con Arce por un quite providencial de Britos.
Enseguida llegaron los insultos para con el árbitro por una jugada en la que Váttimos ingresó al área rival y antes de sacar el remate cara a cara con el ‘1’ cayó de frente al suelo empujado por un rival. Todos reclamaron penal pero el hombre de negro –anoche de fluorescente- dio luz verde al juego.
Más allá de la bronca generalizada, Crucero se animó en los últimos 15 minutos y se llevó puesto al Albo con mucha voluntad pero escasas ideas.
All Boys sólo esperó su chance. Esas que suele otorgar Crucero. Y la tuvo por partida triple. Primero a los 30’, nuevamente con Salas, que mano a mano no pudo ante un solvente Arce, después a los 40’ con el ingresado Vázquez, que en el punto penal, totalmente en soledad, definió por arriba del travesaño; y por último a los 48’, cuando Domínguez falló groseramente en una salida y le dejó servido el gol de Soria, pero su remate reventó el palo derecho de Arce segundos antes del pitazo final.
Crucero zafó de sufrir su cuarta derrota en tiempo de descuento y ahora deberá buscar de visitante –condición en la que hace exactamente un año no gana- lo que se le empieza a negar en casa.

Fuente: Gustavo Hollmann, El Territorio.

Enlace permanente a este artículo: http://www.deportesmisiones.com.ar/opinion/2017/06/05/a-paso-lento/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE